Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 1 2006 Internacional 31 RELEVO EN LA PRESIDENCIA DE BOLIVIA Un rito indio y un tributo al pueblo darán color y singularidad a la toma de posesión de Evo Morales El Príncipe de Asturias asistirá al acto oficial mientras Castro alimenta la incertidumbre b Entre las ausencias figura la del presidente mexicano, Vicente Fox, distanciado con Morales, por un cruce verbal, y a años luz de sus padres putativos: Castro y Chávez CARMEN DE CARLOS. ENVIADA ESPECIAL SANTA CRUZ Bolivia ha comenzado a escribir un capítulo nuevo de su historia. La toma de posesión del presidente electo, Evo Morales, se ha convertido en algo más que un traspaso de mando. El primer paso de su ascenso al poder lo dará hoy en las ruinas de Tiwanaku en una ceremonia india, el segundo será en La Paz, donde algunos presidentes de la región, como Hugo Chávez y Alejandro Toledo, aprovecharán para arreglar cuentas. El Príncipe de Asturias será testigo de esta ceremonia oficial. El último acto de la consagración del compañero Evo como ha dicho que le llamen, será en Sucre, la capital constitucional. Además de a todos ellos, invitó a George Bush y a Condoleezza Rice pero... ninguno viene. La incógnita a despejar en las próximas horas es si lo hará Fidel Castro. Queda invitado, ningún problema y que venga también esa Condoleezza en estos términos se expresó Evo Morales después de dar por zanjadas sus eternas diferencias con Estados Unidos. Después de que Washington manifestara su voluntad, de diálogo, todo acá queda perdonado- -dijo- Estamos en otros tiempos y empezamos el diálogo, no de sometimiento sino fundamentalmente para buscar soluciones pacificas, duraderas, económicas y sociales para nuestros pueblos A otro presidente, al que Evo jamás lleva la contraria, le espetó: En broma le dije que si no venía, yo no asumía Hasta mañana no se sabrá si sus palabras, pronunciadas en La Habana en la última visita que le hizo al Comandante provocaron alguna reacción en el octogenario dictador. Todo está listo para que Fidel Castro venga pero confirmación oficial no hay ninguna reconoce un funcionario boliviano. Toledo se las verá con Chávez Entre las ausencias notables figura la del presidente mexicano Vicente Fox, distanciado con Morales, por una disputa sobre las exportaciones de gas, y a años luz de sus padres putativos: Castro y Chávez. Con éste último las discrepancias y los roces son moneda corriente en sus encuentros. Lo mismo le sucede a otro presidente indio como Evo Morales y pionero en ceremonias ancestrales, Alejandro Toledo. El presidente de Perú, consagrado por los espíritus en Machu Pichu antes de tomar posesión del cargo, llega a La Paz si no en son de guerra, con la artillería cargada y apuntando a su par de Caracas. Dos reproches guarda en la cartuchera, por un lado la intervención de Chávez en las elecciones de su país al proclamar y promocionar la candidatura del nacionalista Ollanta Humala y por otro, el avance de movimientos con reivindicaciones étnicas que impulsa el venezolano a territorio peruano. Como nota de color, la guinda que pondrá a sus quejas será la interpretación a capella del himno peruano. El gesto es en respuesta al error de Chávez en una de sus intervenciones radiofónicas en la que cantó estrofas del himno peruano pensando que lo hacía del boliviano. Jerseys de alpaca como el que Evo Morales popularizó en su gira internacional serán vendidos a partir de mañana en Bolivia al precio de ocho euros. En la imagen, el director gerente de la empresa con un catálogo de la publicidad EFE Consagración espiritual en Tiwanaku C. D. C. SANTA CRUZ. En la Puerta del Sol, arco de piedra que al mediodía atravesarán los rayos de luz, Morales recibirá la bendición de los espíritus. Los ropajes que vestirá, una obsesión dentro y fuera de las fronteras bolivianas, son joyas arqueológicas. El manto o Unku andino pertenece al periodo imperial Tiwanaku y no se ha utilizado en diez siglos. Está bordado con motivos cósmicos andinos y tiene simbología numérica. Cóndores y anacondas representan las 36 nacionalidades del viejo imperio. Asimismo- -explica el especialista Jorge Miranda- simboliza la fusión entre Oriente y Occidente El Unku Y el bastón de mando serán energizados en Tiwanaku, a pocos kilómetros del lago Titicaca. El báculo está presidido por cabezas de cóndores esculpidas en oro de las minas de La Paz. Hay fragmentos de basalto extraído del monte Illimani y plata de Potosí. Las incrustaciones de bronce son producto de Oruro y las de cobre de Corocoro. El objetivo es presentarse como el presidente del viejo imperio y de la nueva Bolivia.