Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 SÁBADO 21 1 2006 ABC Internacional Irán retira sus divisas en Europa ante la posibilidad de sanciones en la ONU Amenaza con reducir su producción de crudo en un millón de barriles al día para elevar el precio b El total de las divisas iraníes depositadas en el extranjero asciende a casi 30.000 millones de euros, la mayor parte de los cuales está en bancos europeos ANTONIO S. SOLÍS. CORRESPONSAL VIENA. Irán realizó ayer dos nuevos gestos para demostrar que no está dispuesto a renunciar a su programa atómico y enviar un mensaje de advertencia a la Unión Europea y a Estados Unidos sobre las consecuencias que traería una denuncia ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. En previsión, la república islámica comenzó a retirar fondos depositados en bancos europeos como medida preventiva ante la posibilidad de que la ONU dicte sanciones económicas. Aunque esta situación parece aún lejana, Teherán ha ordenado ya desviar unos 6.600 millones de euros (1,1 billones de pesetas) de cuentas en Europa a otras en instituciones financieras de Hong Kong, Shanghai, Singapur y Malasia. El dinero depositado en bancos suizos habría sido la única excepción a la medida adoptada. Esta noticia fue desvelada el pasado jueves por Asharq al- Awsat, un periódico árabe editado en Londres, y fue confirmada ayer por Ebrahim Sheibanique, gobernador del Banco Central de Irán. Se calcula que el total de las reservas de divisas iraníes en bancos extranjeros asciende a unos 30.000 millones de euros, la mayor parte en Europa. cir su actual producción en un millón de barriles por día. Según Hossein Kazempur, delegado de Irán ante la OPEP, si continúa el actual ritmo de bombeo- -oficialmente de 28 millones de barriles al día, pero en la práctica de 30 millones- -durante el segundo trimestre del año, cuando baja la demanda, los precios del crudo podrían desplomarse. Esta petición, con el precio del barril de Brent ayer a 67 dólares (a 1,31 de su récord histórico) responde más al deseo de presionar con el fantasma del desabastecimiento que a una posibilidad real de bajada de precios. En los últimos días, el Gobierno iraní ha advertido de que si hay sanciones podría reducir el suministro de crudo, del que Irán es cuarto productor mundial. Ayer mismo, el cártel petrolero emitió su informe de enero, en el que calcula que durante 2006 tendrá que suministrar 28,7 millones de barriles al día para satisfacer la demanda mundial de crudo. Por eso, el mercado teme que, si el conflicto con Irán provoca un recorte en el suministro de petróleo iraní (2 millones de barriles al día) el equilibrio entre demanda y oferta sería tan inestable que el precio podría subir aún más. En ese sentido, el secretario de Energía de EE. UU. Samuel Bodman, declaró a la cadena de televisión CNN que confía en que la OPEP sea capaz de reaccionar ante cualquier caída en las ex- Mahmud Ahmadineyad rezaba ayer en una mezquita de Damasco portaciones iraníes. Aunque no parece probable que los socios de Irán en la OPEP acepten esta propuesta, el mercado está tan tenso que la simple mención de la palabra recorte puede provocar más inestabilidad en los precios. Mientras, el director general del OIEA, Mohamed el- Baradei, se ha negado a emitir antes de tiempo un nuevo informe técnico sobre el programa nuclear iraní y su grado de cumplimiento con el Tratado de No Proliferación Reunión del OIEA el 2 de febrero La decisión responde al temor de Teherán de que sus cuentas europeas pudieran ser bloqueadas en el improbable caso de que la UE y EE. UU. lograran enviar el controvertido programa atómico iraní ante el Consejo de Seguridad, que está facultado para dictar sanciones. A este respecto, el próximo 2 de febrero, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) decidirá en Viena si denuncia a Teherán o, como quieren Rusia y China, apuesta por retomar la vía del diálogo. Por otra parte, el régimen de los ayatolás volvió a amenazar con su arma más poderosa, el crudo, al solicitar a la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) que decida en su reunión del 31 de enero en Viena redu- Malestar de las fuerzas políticas alemanas por la advertencia nuclear de Jacques Chirac ABC BERLÍN. Las declaraciones del presidente francés, Jacques Chirac, sobre un posible uso de armas nucleares contra Estados terroristas han desatado numerosas críticas en la vecina Alemania, donde tanto la izquierda como la derecha coincidieron en manifestar su malestar. El Gobierno federal puntualizó ayer que no ve contradicción entre la advertencia de Chirac y la actuación del trío europeo (Francia, Reino Unido y Alemania) frente a la política nuclear de Irán. Pero, antes de que el Ejecutivo germano intentase quitar hierro al asunto, el vicepresidente del grupo parlamentario conservador, Andreas Schockenhoff, afirmó que tales amenazas son de poca ayuda para los esfuerzos diplomáticos desplegados en torno al conflicto del programa atómico de Irán. En el mismo sentido, el portavoz democristiano de Exteriores, Eckart von Klaeden, calificó de desafortunadas las palabras de Chirac ante las gestiones del trío europeo. Por parte del partido socialdemócrata (SPD) el experto de Exteriores Rolf Mötzenick las tildó de inaceptables y afirmó que la opción nuclear ni es un instrumento de la política de seguridad ni debe ser utilizada como escenario amenazante Más contundente fue el líder del Partido Liberal (FDP) Guido Westerwelle, representante de la primera fuerza de la oposición, quien apremió a la canciller Angela Merkel a que telefonee a Chirac para animarle a la moderación A la vez que, desde las filas de la oposición, el ex ministro de Medio Ambiente, el verde Jurgen Trittin, instó al Gobierno a intervenir ante París para pedir la limitación del arsenal nuclear.