Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 1 2006 11 La Audiencia Nacional podría repetir el juicio contra Arnaldo Otegi por enaltecer a ETA La Iglesia niega que el viaje de Miguel Ángel Moratinos a Roma sea para reconducir las relaciones LA REFORMA APROBADA Sin violencia ni intimidación, y sin grave riesgo para la vida o integridad física No hay novedades. Con violencia o intimidación, o con grave riesgo En el primer tramo de edad, tres años como máximo, y puede aplicarse en régimen cerrado. De 16 a 18 años, hasta seis años y puede imponerse régimen cerrado. Extrema gravedad Hasta cinco años, en régimen cerrado, y seis si es en concurso con otros delitos. En el segundo tramo de edad, obligatorio en régimen cerrado y hasta seis años. El periodo de seguridad será fijado al año de cumplimiento. Asesinato, violación y terrorismo De 14 a 16 años, siempre en régimen cerrado, hasta cinco años, y en concurso con otros delitos, hasta seis. En el segundo tramo, hasta ocho, con un periodo de seguridad en la mitad de la medida. En concurso de delitos hasta diez años. Delitos graves o actuando en banda, organización o asociación De 14 a 16 años, se puede imponer tres años como máximo y aplicarse régimen cerrado. Hasta los 18, seis años como máximo que pueden cumplirse en régimen cerrado. En los casos más graves, necesariamente en régimen cerrado hasta seis años. En casos muy graves, cuando cumpla 18 años el criminal puede acabar su condena en prisión nado en un centro pueda sufrir abusos por parte de otros mayores. Respecto a las bandas organizadas, Justicia argumenta la posibilidad que tiene el juez de internar al menor en un centro cerrado, aunque no haya cometido delitos especialmente graves, por el hecho de que el objetivo es alejar al implicado de ese ambiente que favorece o determina de manera concluyente su comportamiento delictivo. Sobre el endurecimiento de las penas, se permite que el juez pueda decidir el internamiento en casos de delitos graves, aunque no violentos, como pueden ser el tráfico de drogas o la tenencia ilícita de armas. Un alumno asesta varios navajazos a un compañero en su instituto de Bilbao El agresor, ya libre, será expulsado un máximo de dos semanas y luego volverá al centro b El suceso se produjo el pasado jueves por la tarde, después de una discusión entre el atacante, un georgiano de 16 años, y la víctima, un rumano de 17 ABC BILBAO. Un joven de 16 años fue detenido el pasado jueves después de asestar dos navajazos a un compañero de clase del instituto Martín de Bertendona, en Bilbao. La víctima, de 17 años, presentaba dos heridas, en un brazo y en la espalda, y fue atendida en el hospital de Basurto. La agresión se produjo poco antes de las cuatro de la tarde, cuando los dos menores jugaban al fútbol en el patio del centro. Por causas que se desconocen, surgió una discusión entre ellos, y entonces el agresor se dirigió al interior del edificio y cogió de entre sus pertenencias una navaja de pequeño tamaño. El joven, natural de Georgia, regresó al patio y asestó a su compañero de clase dos navajazos, uno en el brazo y otro en la espalda. La víctima, rumana, fue evacuada en ambulancia al hospital de Basurto. Presentaba dos cortes no muy profundos que, Medidas técnicas En los delitos graves y violentos el periodo de internamiento aumenta un máximo de un año. En los casos especialmente graves en los que se hayan cometido varios delitos de homicidio, asesinato, agresiones sexuales o violación, el límite máximo se eleva un año. Para el tramo de edad de entre 14 y 16 años la pena máxima será de seis años de internamiento; y entre 16 y 18, alcanza los diez años. En ambos casos habrá un periodo de libertad vigilada. Ya en aspectos técnicos, la ley establece que sea el fiscal el encargado de nombrar el abogado de oficio que atienda al menor; las medidas cautelares se podrán mantener hasta nueve meses y la prescripción de las faltas se producirá cuando se cumplan seis. MITXEL ATRIO que en su día tomó el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Barcelona en un caso de abusos protagonizado por un profesor de artes marciales, y que levantó una enorme polémica, aunque finalmente no se llegó a producir esa confrontación visual entre acusado y víctima, porque cambió de criterio la propia Sala, que permitió que la niña declarara en el juicio por videoconferencia. Se prevé igualmente la posibilidad de que un menor inter- no obstante, requirieron algunos puntos de sutura. Un empleado del centro educativo informó a la Ertzaintza de lo ocurrido, y el presunto agresor fue detenido y trasladado a dependencias policiales, donde más tarde fue puesto a disposición de sus padres, a instancias de la Fiscalía de Menores. Después de estos sucesos, la dirección del centro escolar mantuvo una reunión para estudiar el caso y decidió mantener alejado de las aulas al agresor hasta nueva orden Al parecer, el menor no había causado problemas anteriormente y ambos chicos eran amigos, informa la agencia Vasco Press. Según explicó el Departamento de Educación del Gobierno vasco, una vez transcurrido un tiempo prudencial se ejecutará una medida de expulsión temporal, de entre una y dos semanas, y el implicado regresará nuevamente al Instituto, salvo que decida intervenir el Tribunal de Menores y aplique otros criterios. Fuentes del Departamento de Educación añadieron: No vamos a poner vallas ni detectores de metales en los centros educativos. Sería crear una alarma social que consideramos innecesaria totalmente