Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 21 1 2006 ABC Nacional LA LEY ACTUAL Sin violencia ni intimidación, y sin grave riesgo para la vida o integridad física De 14 a 16 años, dos años como máximo en régimen abierto. De 16 a 18, lo mismo. Con violencia o intimidación, o con grave riesgo para las personas De 14 a 16 años, dos años como máximo que pueden cumplirse en régimen cerrado. En el segundo tramo de edad la pena puede llegar hasta los cinco años, que pueden cumplirse en régimen de internamiento. Extrema gravedad En el primero de los tramos de edad (de 14 a 16 años) dos años que pueden cumplirse en régimen cerrado; y en el segundo, de uno a cinco años que deben cumplirse en régimen cerrado de manera obligatoria. Además, habrá un periodo de seguridad transcurrido un año de cumplimiento. Asesinato, violación y terrorismo De 14 a 16 años, se cumplirá necesariamente régimen cerrado de uno a cuatro años. Cuando se produce en concurso con otros delitos, hasta cinco años. Hasta los 18 años, régimen cerrado de uno a ocho años. El periodo de seguridad se fija al cumplirse la mitad de la medida. En concurso de delitos (uno de ellos necesariamente terrorismo) hasta diez años. La nueva ley del Menor perseguirá el acoso escolar y las bandas organizadas Incluye el alejamiento del estudiante acosador, no sólo de su víctima sino también del colegio b Los menores integrantes de ban- das organizadas podrán ser condenados a medidas de internamiento aunque no haya habido violencia en sus delitos PABLO MUÑOZ MADRID. El caso Jokin el niño de Fuenterrabía que sufría acoso escolar y que se suicidó arrojándose desde la muralla de la localidad guipuzcoana, y el fenómeno emergente de las bandas juveniles, fundamentalmente suramericanas, han sido los detonantes que han llevado al Gobierno a introducir en la ley del Menor aprobada ayer por el Consejo de Ministros las dos principales novedades respecto a las medidas ya avanzadas en el anteproyecto de ley presentado en su día. Se trata de medidas concretas contra el acoso escolar- -se recoge la figura del alejamiento del estudiante agresor, tanto de su víctima como del centro educativo- -y de respuesta al fenómeno de las organizaciones delictivas, de tal modo que sus miembros pueden ser internados en centros cerrados aun cuando los delitos que cometan no sean especialmente violentos. Al margen de estas novedades principales, la ley aprobada recoge un endurecimiento de las penas para los casos más graves y un mejor tratamiento para las víctimas y sus familias, ambas medidas masivamente demandadas por la sociedad tras casos como los del asesino de la catana la muerte a manos de dos compañeras de instituto de una menor de San Fernando (Cádiz) o el de Sandra Palo, en Madrid. En todo caso, el texto recoge algunas de las sugerencias presentadas en una serie de informes del Consejo General del Poder Judicial, las comunidades autónomas y la Fiscalía General del Estado. Precisamente esta última, tal como informó ABC, hacía hincapié en la necesidad de recoger la medida de alejamiento- -tanto de la víctima como del centro donde ésta estudia- -en los casos de acoso escolar. Aportaciones Asimismo se han incorporado medidas referidas a la inclusión de tareas socio- educativas en caso de falta; la realización de actividades fuera del centro dependiendo de la evolución de la persona, y el derecho del menor de ser oído ante el juez antes de que éste ordene, de forma individualizada y excepcional, su ingreso en un centro penitenciario cuando cumpla 18 años. Además, se ha precisado el ingreso en las cárceles de los que cumplan 21 años y estén en régimen cerrado, excluyendo a aquellos que estén en régimen abierto o semiabierto. Y se ha perfeccionado lo referente a la conformidad del implicado respecto a la responsabilidad civil de su delito, que afecta al patrimonio de terceros; y por tanto, se produce la posibilidad por parte de éstos de disentir de dicha conformidad. Según el Ministerio de Justicia, la reforma de la ley del Menor, que tiene ya cinco años de vigencia, se hacía necesaria por el aumento de los delitos especialmente graves, lo que había provocado una inquietud en la opinión pública, que demandaba respuestas. Sin olvidar que el fin último es la reinserción y la reeducación, y aunque la duración mínima de las medidas de internamiento no varía respecto a la situación actual, el Ejecutivo ha decidido endurecer algunas de las penas, de modo que el juez pueda tener mayor margen de actuación para dar una respuesta individualizada a cada caso. Una de las asignaturas pendientes, Instituto de Bilbao donde un estudiante asestó dos navajazos a un compañero Los padres de Sandra Palo piden firmas para cambiar la ley del Menor según han denunciado reiteradamente todos los expertos, era mejorar la protección de las víctimas. En el caso de que se trate de víctimas directas, tendrán el derecho a ser informadas en todo momento de aquellas resoluciones que les afecten, tanto si están personada como si no. Además, se abrirá el expediente de responsabilidad civil al mismo tiempo que el proceso pe- CHEMA BARROSO nal, para que haya una resolución simultánea de ambas vertientes y así se garanticen las indemnizaciones que en su caso correspondan. Cuando la víctima de un delito sexual sea un menor, se establece una especial protección en el proceso judicial, de modo que se garantiza que nunca tendrá que ver a su agresor. Con esto se impedirán decisiones como las