Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Espectáculos VIERNES 20 1 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO LAS MÁS TAQUILLERAS El tema de La bota de oro es la amistad y la generosidad b Este brillante cortometraje, can- didato a los premios Goya, ha cosechado numerosos premios y resulta emocionante porque apela a valores que todos compartimos TULIO DEMICHELI MADRID. Ramón Tarrés y José Luis Baringo, codirectores de La bota de oro son dos guionistas que habitualmente trabajan en televisión Aquí no hay quien viva Desperado club social Las noticias del guiñol y que acaban de dar su primer paso en el cine. Un brillante paso cuyo fruto es una sencilla y emocionante historia sustentada en valores que todos compartimos: la amistad y la generosidad de dos chavales de barrio- -uno español, el otro marroquí- -cuya pasión es el fútbol. Está en sintonía con las historias que nos gusta ver y escribir, con personajes vivos que se desenvuelven en la realidad. Nosotros no queremos hacer un cine posmoderno por decirlo así, de preciosismo audiovisual ni de falso experimentalismo. Hemos querido hacer una narración visual lo más invisible posible y esa ha sido una apuesta consciente. Algunos de nuestros colaboradores nos pedían, cuando estábamos preparando y aun en pleno rodaje, más modernez pero a nosotros eso no nos va afirman. El argumento consiste en una anécdota sencilla, de corte familiar, una historia que recuerda las que animaban el mejor cine neorrealista, y como él, está salpicada de alusiones políticamente incorrectas como cuando el chaval español le espeta a su amigo marroquí un sonoro ¡morito de mierda! al que él responde con un ¡si cojo un avión y lo estrello contra tu casa, te vas a enterar! algo que aquí no suena mal y que arranca sonoras carcajadas del público. No somos nosotros quienes hablan a través de los chicos; resulta auténtico porque sale de ellos y lo sienten; sólo ellos hacen que semejante diálogo suene familiar. Por nuestra parte, no hay ninguna voluntad de ser, o de parecer, incorrectos. Además, ese avión forma parte del imaginario colectivo A pesar de que lo moderno es arremeter siempre contra la religión y la Iglesia, en La bota de oro no ocurre así: El niño español va a hacer la comunión porque todos la hemos hecho y la mayoría hoy la sigue haciendo y, además, ello facilitaba que entrara en escena la bota de oro pues es el regalo que le prepara su padre, un regalo que, además, es inalcanzable para su amigo porque es pobre. Lo único que puede parecer una crítica es que hoy la primera comunión es más una fiesta social que una ceremonia de hondo contenido religioso. Pero el tema de nuestro corto no es ése, sino la amistad y la generosidad concluyen. 1 La joya de la familia 2 Crash 3 Aeon Flux 4 Los dos lados de la cama 5 Las crónicas de Narnia 6 King Kong 7 The jacket 8 Volando voy 9 Doce fuera de casa 10 Jarhead 11 La caverna maldita 12 Manuale d amore 13 El hombre del tiempo 14 Match Point 15 Lutero Obra maestra Buena Regular Mala Muy buena Lamentable Daniel Auteuil y Juliette Binoche, en una escena de Caché ABC Caché La intriga, el cálculo y un toque brutal al estilo Haneke Francia 2005 Director: Michael Haneke Intérpretes: Daniel Auteuil, Juliette Binoche E. RODRÍGUEZ MARCHANTE a última película del inquietante Michael Haneke tiene algunas de sus mejores virtudes y, en cambio, un mágico filtro la ha privado de sus peores defectos (personalmente, considero como tales la parte plomiza de este cineasta en combinación con la parte pedante y pretendidamente oscura Caché es una película de misterio, moderadamente entretenida a pesar de su caminar lento y que tiene uno de esos momentos de cine L BANDA SONORA inolvidable y tan agresivo para la mirada del espectador que probablemente se le quedará pegado a ella como un fondo de azucar quemada. Se centra en la comprensible paranoia de un hombre que se siente vigilado y amenazado, tanto él como su familia, mujer e hijo. Un enigma lo acorrala y nosotros hemos de sentir esa angustia en el rostro siempre eficaz y atormentado del gran actor francés Daniel Auteuil. Juliette Binoche le da cobertura desde su personaje secundario, algo así como un termómetro de la intriga. Haneke construye su historia de pasado turbio, infancia atravesada y misteriosas amenazas sin aparente entusiasmo; con estilo frío, calculador, minucioso... pero de repente se levanta erizada como una cobra y te somete a una escena tan tremenda y de tal ruido visual que deja toda la película colgada de ella, de ese desenlace brutal y despiadado. Alone in the dark Videojuego roto King Kong James Newton Howard (Decca) J. B JOSÉ MANUEL CUÉLLAR EE. UU. 96 minutos Director: Uwe Boll Intérpretes: Christian Slater, Tara Reid, Stephen Dorff e aquí una banda sonora clásica en todos los aspectos. Su autor es James Newton Howard, ganador de tres Oscar, y que llegó a King Kong después de que el habitual colaborador de Peter Jackson, Howard Shore, dejara el proyecto por diferencias artísticas con el cineasta. Newton Howard propone una partitura de amplio vuelo sinfónico, donde el único acercamiento a la época en que se desarrolla el filme (los años veinte) son leves toques jazzísticos. Destaca la presencia del piano y el uso del leit motiv, con una interesante melodía. El resto está tratado con el oficio y la pulcri) tud habitual del músico. H a distribuidora se equivocó de hora, nos citó media hora más tarde y cuando llegamos la película ya había empezado. Se lo agradecemos. Nos ahorró media hora más de sufrimiento y patética vergüenza. Esto de las modas es un horror. Se apunta todo el mundo y la mayoría de las veces en plan salvaje, a ver qué sacamos, sin medir ni cuidar esfuerzos o guiones. Pues con esto de los videojuegos todos se han lanzado a hacer versiones cinematográficas como las fieras que crean en sus ordenadores. En Doom al menos, se esmeraron mínimamente en las formas, en ésta de Uwe Boll no se cuidan ni las apariencias. Es un juguete roto y despedazado con trozos por aquí y piezas por allá. Nada se L Tara Reid junta ni se entiende, sobre todo cómo Slater se ha metido en este follón (de Dorff se lo cree uno más) y sobre ella (Tara Reid) sólo una cosa: que aprenda (ya que actuar no sabe) al menos a correr, que parecía una Barbie... desarticulada, por no decir algo peor.