Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 20 1 2006 Cultura 61 LOS OTROS FRENTES DEL PATRIMONIO El maestro Rossini en una foto de su época de mayor plenitud creativa Mañana, con ABC, podrá conseguir la decimocuarta entrega de la colección definitiva de música clásica, con el sello de calidad de Deutsche Grammophon, por tan sólo 9,95 euros más ABC Cultura prestará la Dama auténtica a Elche El Patronato del Museo Arqueológico Nacional aprobó ayer el préstamo temporal de la Dama de Elche, que será exhibida en la Torre del Homenaje del Palacio de Altamira de la ciudad ilicitana durante seis meses (entre mayo y octubre) En las próximas semanas, Cultura determinará las condiciones técnicas específicas del préstamo. Los criterios se han basado en informes técnicos del Arqueológico, el Instituto de Patrimonio Histórico y el C 2 RMF de París (Reunión de Museos Nacionales) En la imagen, la réplica de la Dama que se vio en Elche la última vez. La ciudad ilicitana festeja la cesión de la obra auténtica El barbero de Sevilla la reina de las óperas TEXTO: JOAQUÍN MARTÍN DE SAGARMÍNAGA FOTO: ABC Iglesias exige que Cataluña también devuelva a Aragón las obras de arte de la Franja MANUEL TRILLO ZARAGOZA. El presidente del Gobierno de Aragón, el socialista Marcelino Iglesias, no perdió ayer la oportunidad para exigir a Cataluña que, en el caso de las obras de arte aragonesas depositadas en el Museo de Lérida, adopte la misma actitud que con los documentos del Archivo Histórico de la Guerra Civil. El jefe del Ejecutivo aragonés y secretario regional de su partido se mostró de acuerdo en que la Generalitat recupere los papeles que reclamaba, pero pidió la misma medida para los 113 bienes que una sentencia de la Santa Sede obliga a devolver a las parroquias de la Diócesis de Barbastro- Monzón. Soslayando el principio de acuerdo que se anunció hace un par de semanas según el cual las piezas podrían permanecer en Lérida, Iglesias insistió con absoluta humildad, pero absoluta energía en que se cumpla la resolución dictada por Roma, ya que es un fundamento del Estado de Derecho que todo el mundo tiene que acatar y cumplir las sentencias, incluso la Diócesis de Lérida añadió. Para el presidente de Aragón, es sorprendente que meses después de agotado el plazo, haya determinadas resistencias cuando no hay otra hipótesis que cumplir la sentencia En este sentido, puso de manifiesto que el tribunal eclesiástico es competente en este asunto y tiene exactamente el mismo rango que el Tribunal Supremo Una vez se han pronunciado los tribunales y la sentencia es firme, no hay más que hablar y si quieren lo digo en latín: Roma locuta, causa finita y punto. Una vez que ha hablado Roma, se ha acabado el proceso. A cumplir tradujo Marcelino Iglesias. En su intento de mostrar ahora contundencia, el presidente aragonés ha pedido en una carta al Nuncio del Papa, Manuel Monteiro de Castro, que haga todo lo posible para que se cumpla la sentencia. MADRID. El barbero de Sevilla de Gioacchino Rossini (cuyo accidentado estreno en 1816 estuvo lleno de anécdotas tan hilarantes que, no siéndolo, parecen todas falsas) se convertiría muy pronto en una ópera archiconocida. Aun en los momentos en que su autor no era tan popular (a partir del estreno en 1829 de su Guillermo Tell después de cuyo fracaso abandonó la composición de óperas) el tal Barbero il factótum della città como él mismo se define) nunca desapareció del gran repertorio, si bien durante mucho tiempo se vio flanqueado únicamente por un pequeño cortejo de obras rossinianas, entre las que destacaban Italiana en Argel Cenerentola y el citado Guillermo Tell Hoy esto puede extrañar, cuando festivales y temporadas líricas boquean con cierta frecuencia nuevos títulos suyos, extraídos de su rico catálogo. Rossini ya no es un autor de cuatro o cinco óperas y alguna página vocal suelta, como su melancólico Stabat Mater (un pecado de vejez) Pero El barbero de Sevilla no ha perdido su condición de piedra angular. Y, dentro de su nutrida discografía, la versión de Claudio Abbado al frente de los prodigiosos filarmónicos londinenses tuvo en su día carácter de gran acontecimiento. Aún hoy- -con muchas de sus virtudes intactas- -conserva la vitola de un clásico, quizá del primer clásico entre las modernas versiones de esta obra. Y no es que se oponga siempre frontalmente a los registros bastante anteriores de Alceo Galliera (con Maria Callas) o Vittorio Gui, también convertidos en referencias (un tanto escorada hacia el estilo mozartiano la segunda) pero las trasciende en signifi- cación y rigor historicista, por no hablar de su distancia frente a versiones casi sólo bufas- -y por ello mismo algo anacrónicas- entre las que tal vez se lleve la palma una de 1950 dirigida por Alberto Erede, con Lily Pons y Giuseppe di Stefano. Una difusa melancolía Es obvio que ésta de Abbado es bastante más equilibrada. Es también una visión compacta, de sonoridades plenas y acentos rotundos y, en cuanto al tono, la comicidad nunca es un elemento que se imponga como plato único; en ocasiones oculta una difusa melancolía también muy rossiniana (ausente en otras versiones) y, desde luego, jamás degenera en bufonada. Hermann Prey, prestigioso barítono alemán de entonces (cuyo recuerdo todavía perdura) es un Fígaro fresco y campechano. Como gran liederista que era, conocía al dedillo el valor de cada palabra, ello al margen de ocasionales defectos de pronunciación. Lo teutón se manifiesta más bien en la técnica de canto de este sólido artista, sobre todo en la forma de sostener ciertos valores largos. Teresa Berganza, la gran mezzo- soprano madrileña, tiene una vis cómica con un claro componente serioso Su gracia y verbo como Rosina (también muy patentes en los recitativos de la obra) no impiden la sobriedad en el manejo de la voz, mas tampoco es ésta la fantasía a la hora de afrontar las ornamentaciones dentro de una línea vocal siempre cuidada. En estos adornos se aprecia de modo muy especial su facilidad para individualizar al máximo cada uno de los valores escritos por Rossini, dando a cada nota un sentido pleno.