Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid VIERNES 20 1 2006 ABC GABRIEL FERNÁNDEZ ROJAS Nuevo director de Inmigración de la Comunidad Gran parte de los extranjeros nos desvivimos por España Colombiano, es el primer suramericano que ocupa un alto cargo en el Gobierno regional. Lleva 10 años en Madrid y conoce mejor que nadie los problemas de quienes dejan su tierra TEXTO: M. J. ÁLVAREZ MADRID. Ha dejado la diplomacia por la política. Ocupó, primero, el puesto de cónsul de Colombia en Madrid y, después, el de cónsul general de España. Ayer estrenó cargo: la Dirección General de Inmigración con una única vocación y aspiración: la integradora Con su nombramiento queda cerrado el organigrama de la Agencia de Inmigración, la nueva consejería específica encargada de elaborar las políticas destinadas al casi medio millón de residentes extranjeros de la región. Nuevo en esta plaza, goza de una visión privilegiada al conocer de primera mano los problemas, dificultades y anhelos de quienes dejan su tierra. ¿Qué le ha llevado a aceptar esta responsabilidad? -Mi vocación y mi sensibilidad por lo social, circunstancia con la que se nace y hacia la que encaminé mis pasos: por ello estudié Derecho. La realidad de la inmigración es diversa, enriquecedora y exige conocer y atender todos sus aspectos: económicos, jurídicos y humanos, éste último la cara más apasionante de este fenómeno. ¿Su condición hará que las políticas que se pongan en marcha se ajusten a las necesidades? -La Comunidad está contando desde Gabriel Fernández Rojas hace tiempo con todos, propios y ajenos, al poner la mano en el fuego por nosotros y apostar por los nacidos en otros lugares del mundo. De este modo, está favoreciendo a toda la sociedad. Lo ha demostrado con hechos: la consejería del ramo y mi cargo. Yo procuraré facilitar la labor de acogida y propiciar la plena integración en todos los ámbitos: vivienda, empleo, sanidad y educación, mejorando sus condiciones de vida, las aspiraciones y retos hacia los que hay que caminar ¿Cuál es la realidad de la inmigración que ha percibido desde que llegó a Madrid? -La enorme presencia de ciudadanos iberoamericanos, la mitad de todos los extranjeros. Ello hace que nos sintamos como en casa. Gran parte de los inmigrantes nos sentimos en nuestro propio hogar y nos desvivimos por España. Venimos a luchar y a aportar nuestro granito de arena, y el 99 por ciento de los extranjeros son respetuosos con los valores tradicionales. ¿Qué hará para atajar la violencia de las bandas latinas? -Eliminarlas de raíz. No me resultan ajenas porque están muy extendidas en toda América, lo que nos permite erradicarlas. ¿Cómo? Con educación y medidas sociales que procedan de los propios inmigrantes... No hay mejor política criminal que una buena política social y viceversa. Educar a un joven es evitar un castigo a un adulto. ¿Cree que los incendios que han arrasado Francia pueden darse aquí de no haber adaptación? -Tenemos la ventaja de haber aprendido de otros modelos migratorios. Lo esencial es procurar las medidas fundamentales de integración, sin olvidar que no son sólo responsabilidad de las administraciones, sino de todos.