Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional VIERNES 20 1 2006 ABC El CGPJ suspende al juez de Las Palmas hasta que se aclare si medió a favor de un narco La medida se acordó de urgencia al resultar sospechoso de varios delitos NIEVES COLLI MADRID. La suspensión no se ha hecho esperar. El presidente de la Audiencia Provincial de las Palmas, José Antonio Martín Martín, tendrá que dejar su puesto temporalmente tras haberse conocido su presunta implicación en las maniobras para conseguir la excarcelación de un narcotraficante. Así lo acordó ayer la Comisión Permanente del José Antonio Martín Martín EFE Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con el informe favorable del teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan José Martín Casallo. Los hechos imputados al magistrado, que está siendo investigado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, podrían ser constitutivos de los delitos de prevaricación, tráfico de influencias, negociación prohibida a los funcionarios públicos y cohecho, todos ellos íntimamente relacionados con las actividades propias del cargo desempeñado por Martín Martín. De ahí la urgencia con la que han actuado tanto la Fiscalía como el órgano de gobierno de los jueces para acordar la suspensión cautelar, medida dirigida a evitar que se reiteren esas conductas, así como a preservar la confianza en la Justicia, y que se prolongará hasta el momento en que se dicten o una sentencia absolutoria o un auto de sobreseimiento. Es decir, hasta el momento en que, en su caso, pueda afirmarse que el presidente de la Audiencia grancanaria no incurrió en delito alguno. El magistrado afectado tiene dos meses para plantear un recurso contencioso- administrativo ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo. La sospecha recayó sobre José Antonio Martín Martín cuando, a raíz de otra investigación sobre un fraude, se detectaron contactos del magistrado con uno de los implicados y con el hermano de un presunto narcotraficante detenido y en prisión provisional. Las dos reuniones así como las numerosas conversaciones telefónicas mantenidas entre mayo y septiembre de 2005 entre el presidente de la Audiencia grancanaria, el intermediario W. L. Yanes y Julio Bornia Bordón- -hermano del encarcelado Rafael- -llevaron a los investigadores a sospechar de Martín y a pensar que estaba mediando para favorecer a este último. Otro indicio en contra de Martín Martín lo constituyeron la absolución por la Sección Primera de la Audiencia, de la que él es presidente, de Julio Bornia Bordón- -también acusado de narcotráfico- -y el hecho de que el magistrado fuera el ponente de esa sentencia. Mensaje tranquilizador En una de las conversaciones telefónicas intervenidas en junio de 2005 a Yanes y a Julio Bornia, el primero comentó al segundo que ya había entregado la documentación a una persona supuestamente al presidente de la Audiencia de Las Palmas y que éste le había transmitido un mensaje para que se tranquilizara porque estaba haciendo lo que podía. Los investigadores interpretaron que el asunto que se traían entre manos era la excarcelación de Rafael Bornia. Lo mismo se deduce de otra conversación, ésta de julio, en la que Yanes vuelve a tranquilizar al hermano del narcotraficante detenido asegurándole que la gestión sigue en marcha, que no se ha olvidado de ella y que ya puso el tema en conocimiento de la persona adecuada para ello. En otra llamada, el magistrado le comunica a Yanes que pronto se celebrará una vistilla- -en la que se decidirá sobre la situación del preso preventivo- -y le da unos consejos sobre el comportamiento que aquél debe mostrar. Rafael Bornia, sin embargo, no fue puesto en libertad.