Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión VIERNES 20 1 2006 ABC VISTO Y NO VISTO ÍDOLOS DE LA CUEVA LA DE DIOS ENEDICTO XVI- -eso es un nombre de Papa- -podría publicar su primera encíclica, Dios es amor hacia finales de mes, pero todo parece indicar que, si nada se tuerce en el Estatuto de la Esquerra, para esas fechas España habrá dejado de ser católica. -España ha dejado de ser católica- -decidió un día aquel resentido escritor sin lectores que fue Azaña, y la prueba, para él, era que el catolicismo español había dejado de dar genios como los del Siglo de Oro. Hablando de siglos más áureos: es verdad que Jesús prometió que estaría con su Iglesia hasta el fin de los tiempos (Mateo, 28, 20) pero un comunicador de mucho progreIGNACIO RUIZ so, Gabilondo, que es QUINTANO donostiarra, ha venido a matizar aquella promesa del galileo en una interviú al obispo de Bilbao: Dios será amor, pero a él, por un beso que dio a su chica en la Concha, lo llamaron pecador. Así que, o la Iglesia empieza hacer suyo el reformismo costumbrista de Rodríguez, o el fin de los tiempos para la Iglesia podría llegar antes que la encíclica del Papa alemán. No seré yo quien juzgue una interviú- -género periodístico que hace otro y lo cobra uno- -al presidente de la Conferencia Episcopal. Se conoce que Gabilondo quería hacer con el obispo Blázquez lo que Peter Seewald hizo con el cardenal Ratzinger- La sal de la tierra y Dios y el mundo pero sin las lecturas previas de Seewald, claro. A propósito del aviso de Gabilondo, Ratzinger, probablemente el último intelectual en el sentido noble del término que queda en Europa, le cuenta a Seewald la historia de Napoleón cuando, hecho un Rodríguez, afirmó un día que iba a acabar con la Iglesia y un cardenal le contestó: Eso no lo hemos conseguido ni siquiera nosotros. -La Iglesia- -afirma Ratzinger- -tiene esa gran misión esencial de oponerse a las modas, al poder de lo fáctico, a la dictadura de las ideologías. Y también, como es lógico, a los planes de Rodríguez y sus celotes laicos para montar la de Dios. Rodríguez hizo en la oreja de Hawking- -ante cinco becarios y un traductor, pues Rodríguez no habla inglés- -la gran confidencia: nuestra lobreguez científica es cosa de la Iglesia, que ciega las mentes. Y es que Rodríguez no es González: éste podía pensar que Héctor es un nombre bíblico, pero, viniendo de Sevilla, sabía que el humor es un componente de la alegría de la creación. Y tampoco es Indalecio Prieto, al que unos amigos llevaron, no al cocido de Lhardy, que era lo que más le gustaba, sino a iniciarlo a unos sótanos donde se celebraba una tenida masónica con poca pompa y mucho reglamento: mandiles, penumbras, espadas... La conclusión de Prieto, a la salida, fue: -La verdad... prefiero una misa. EL GANGES NACE EN FONTIBRE B L res lipídicos. Y, aunque parece que la incidencia de esos A piscina, que ocupa el centro del cuadro, se entrastornos en la salud humana no es todavía preocupancuentra rodeada por un paisaje epiceno de incierte, lo cierto es que la ingestión de esas aguas podría acata localización. Por el lado izquierdo del espectabar modificando nuestra tolerancia a ciertos fármacos. dor comparecen las viejas, decrépitas y enfermas, transLos residuos llegan a los ríos de dos maneras diferenportadas en carretas y camillas. Tan pronto como las antes: por la natural función excretora- -el organismo hucianas se sumergen desnudas en el agua, sus macilentos mano no metaboliza todos los principios activos- y y cárdenos cuerpos experimentan una espectacular mepor el más brutal procedimiento de arrojar los tamorfosis: la piel recupera la olvidada tersura, restos medicinales retrete abajo, al parecer una los rostros se iluminan, los movimientos se adicostumbre muy extendida entre los ciudadanos vinan enérgicos. Cuando salen del estanque, por de la común patria europea. Y cuya incidencia el lado opuesto, se han transformado en hermono cesa de aumentar: a mayor longevidad poblasas jóvenes dispuestas a disfrutar de los placeres cional, más medicamentos en danza. Sobre todo que brinda el banquete de la vida. en un país como el nuestro, que ocupa el séptimo El cuadro, que no es precisamente una alegolugar en el ranking mundial de consumo de fárría de la hidroterapia, sino de la fuerza vivificaMANUEL macos. dora del Amor, se llama La fuente de la juvenRODRÍGUEZ Las soluciones prescritas, además de campatud y fue pintado (circa 1546) por Lucas CranaRIVERO ñas de concienciación ciudadana, pasan por un ch el Viejo. Me he acordado de él estos días, a mayor control y adecuación de las plantas depuradoras, propósito de la lectura espeluznada de un reportaje acerhoy incapaces de eliminar totalmente el pavoroso cócca de la contaminación farmacológica de los ríos eurotel apotecario. En todo caso, cabrían otras posibilidapeos. Resulta que, según indican rigurosos estudios bades, más fáusticas, inmersas en nuestra tradición arbisados en el periódico análisis de sus aguas, las medicitrista, e inspiradas no sólo en la fuente de Cranach, sino nas constituyen el contaminante emergente de las antaen el poder purificador atribuido a ciertos ríos, como el ño prístinas corrientes civilizadoras. Y aunque, como exjudeocristiano y bautismal Jordán o el padre Ganges a plicaba el Oscuro, nadie se baña dos veces en el mismo su paso por la dorada Benarés. río, lo cierto es que, hoy día, el Elba, el Danubio, el MeuImagínense, por ejemplo, una parcelación especialise, el Brevilles y el Ebro, por citar los incluidos en el prozada del río según la concentración de los residuos. Hayecto de investigación Aquaterra, estarían infestados bría, por ejemplo, remansos en los que abundarían las por un conjunto de residuos medicamentosos semejanbenzodiacepinas, y a los que podrían acudir, como a totes, arrojados a sus aguas en proporción también sememar las aguas, los negociadores del Estatut para calmar jante, por europeos aquejados de achaques semejantes. sus ansiedades. O meandros con mayor presencia de anAntiinflamatorios, antibióticos, antiepilépticos, analtiepilépticos, para tranquilizar sobresaltos causados gésicos, antihistamínicos, neurolépticos, antipsicóticos, por salidas de tono castrenses. O estanques con saturay toda la milagrera panacea no degradable de los adoración de analgésicos, donde acudiríamos a aliviarnos las dores de Esculapio, encuentran su último destino en el jaquecas que producen los profetas radiofónicos de la curso de nuestros ríos, que van a dar a la mar, que es el pérdida de España, antes deliciosa y ahora mísera Y morir. Pero, antes de eso, su creciente concentración así, sucesivamente. Podríamos convertir el curso de compromete la biodiversidad del medio. Las improbanuestros ríos en una secuencia de balnearios temáticos. bles truchas, por ejemplo, ven afectadas sus identidades Es una modesta proposición que brindo a los organissexuales por la excesiva concentración de estrógenos, y mos competentes en Sanidad. Estén o no transferidos. sus hígados por la de betabloqueantes y otros regulado- -Ante ustedes el ministro Caldera bailando sardanas; él sabe que ya debe buscar los votos fuera de Salamanca para volver a ser diputado por su tierra.