Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 19 1 2006 Cultura 61 En Érase una vez la URSS Lapierre narra su viaje, en 1956, a tierra prohibida El que fue un libro de viajes se ha convertido en un libro de historia así evoca Dominique Lapierre el tiempo que pasó en la Rusia soviética, enviado por Paris Match El impensable viaje se realizó. TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. Tenían 25 años. Se llamaban Dominique Lapierre y Jean Pierre Pedrazzini, periodistas de Paris Match El calendario marcaba el año 1956, y ambos regresaban de uno de esos reportajes que no hacen crujir las emociones. Dominique, que en la setentena mantiene vivo el entusiasmo por su oficio, le dijo a su compañero que no estaría mal recorrer la URSS o China. Jean Pierre bromea. El Telón de Acero se levanta impenetrable. Pero Lapierre es tozudo y dirige sendas cartas a las embajadas en Francia de ambos países. Niet Pero el milagro llega de la mano de la revista, que los envía a Moscú en la delegación del presidente francés Vicent Auriol. Jruschev, por aquel tiempo, convertía al padrecito Stalin en un criminal atroz. Los periodistas hablaron con el primer secretario del PC, que dijo niet aduciendo que sus mujeres no soportarían el estado de las carreteras. Pero al final llegó el ansiado sí. Érase una vez la URSS (Planeta) recoge los textos y las fantásticas fotografías que ilustran el libro, tomadas por Piedrazzini, que publicó Match mientras que las palabras han sido enriquecidas con las numerosas notas que conservaba el escritor. Por cierto, ironías de la vida, a Jean Pierre lo mataron balas soviéticas en la revolución húngara. El caso es que se convirtieron gracias a su audacia y profesionalidad en los primeros y únicos periodistas que cruzaron, acompañados por sus esposas, al volante de un Simca Marly, un territorio prohibido. Los rodeaban cientos de rusos. Pintado de amarillo y negro y con pintadas que hablaban de sus procedencia y de sus ansias por el país que visitaban, era el centro de atracción en cualquier lugar. b 13.000 kms. de felicidad DAVID ARRANZ que el Gobierno tiene un compromiso político con Cataluña para que la documentación del Archivo de Salamanca vaya a Cataluña a toda costa- -abunda Clemente- Ese es el único objetivo. El resto estamos cumpliendo con las reglas del juego democrático y respetando el Estado del Derecho, pero el Gobierno no quiere respetar ninguna regla. La meta del Gobierno es llevar los documentos a Cataluña, como sea, le pertenezcan o no a Cataluña. Sólo quiere satisfacer los intereses nacionalistas para atender una idea de reivindicación nacionalista que es la única que tiene en mente Cataluña, discriminando al resto de las Autonomías El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, denunciaba en Valladolid que la prisa del Gobierno para trasladar los documentos del Archivo evidencia que se trata de un elemento más de concesión política y de ánimo para cerrar con los partidos catalanes el acuerdo bilateral sobre el Estatuto de Autonomía. Junto a él, Esperanza Aguirre, añadía que las leyes están para cumplirse y respetarse en el fondo y la forma. El escritor Dominique Lapierre, ayer en Madrid con razón: Lo que fue un libro de viajes es, hoy, un libro de historia Contaba ayer a ABC que a un enorme número de ciudadanos, el comunismo se les antojaba una religión, una fe que podía hacer mejores a los hombres La pierre habla de cientos y cientos de carteles que decían, por ejemplo, fortificad vuestra voluntad Según el autor, uno de los secretos del Régimen fue, amén de mejorar enormemente la educación, dar al pueblo la ilusión de que era responsable de todo. Con una propaganda bien hecha se puede cambiar la mentalidad de las personas No ve su obra como un canto a una ideología totalitaria, porque lo que cuento es una verdad sin prejuicios El periodista ruso Slava Petujov, que junto con su esposa, los acompañó en el viaje, es decir, durante tres meses y 14 días, era más idealista que fanático. A todo le encontraba razones que borraban fallos. En la guía Bedeker de Rusia, fechada en 1912, aprendió que Leningrado una vez se llamó San Peters- FRANCISCO SECO Puertas abiertas Nunca nos planteamos la cuestión de si nos gustaban o no Rusia y su régimen. Las páginas de este libro narran con absoluta objetividad la vida de los ciudadanos rusos, que nos recibieron con las puertas abiertas, espontáneamente, a lo largo de un recorrido que no pertenecía al infierno ni al paraíso, sino a la historia de los hombres Recuerda que no hubo casa que no se les abriera, rusos que besaran la bandera francesa del coche, o que enviaran saludos a los obreros franceses, e incluso la petición de periódicos y libros, aunque no entendieran el idioma. Un ciudadano que amonestó a Lapierre porque tomaba fotos de bañistas, fue recriminado por un policía y por otras personas en traje de baño. El autor dice burgo, o que una zona en la que los zares cazaban bisontes, los soviéticos habían creado una reserva para evitar su exterminio. ¿Estados Unidos? Nunca aventajaría a la URSS, porque sufriría crisis que no conocerían los territorios soviéticos Su muerte a los 3 años de la caída del telón de acero se debió a un desastre anímico. En cierta ocasión, el Marly, entre el barro y la lluvia, se introdujo en territorio militar, aunque salieron bien parados: Allí pude saber quien tenía más decisión si un militar o Slava, que pertenecía al Partido, pero también el miedo de ser expulsados o enviados a Siberia El Gulag Hay tantas historias llenas de humanidad en estas páginas, que el libro presenta la maravillosa generosidad de un pueblo Hubo un muchacho que nos recitó a Víctor Hugo evoca el escritor, que no olvida la matanza en las calles de Tiflis, ni a Georges Manukian, el armenio que, por intentar la huida de la URSS, fue enviado al lugar más helado de Siberia. Un día dejó rosas en la puerta del domicilio del autor de Mil soles en París. ¿Qué opina de los jóvenes de hoy? Viven en la cultura del móvil, de las tarjetas de crédito, de las vacaciones. El tiempo de la aventura y la curiosidad ha desaparecido concluye Cataluña recibirá al final 500 cajas La Comisión Mixta Estado- Generalidad entregará al final 500 cajas a la Generalitat. Se estudió el contenido de 176 cajas que, según la Junta de Castilla y León, contienen documentos de dudosa adscripción. De ellas, 160 pertenecen a las Milicies Antifeixistes de Catalunya, organización popular integrada en la Generalitat y que empleaba medios públicos, a pesar de que estaba compuesta por la CNT, UGT, FAI, PSUC y POUM. Quedan fuera de devolución 7 cajas con documentación de los juzgados de Igualada y Vilafranca del Penedés. La mitad de los derechos de autor del libro serán destinados a a la lucha por los pobres de la India