Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional EL CONFLICTO PALESTINO- ISRAELÍ JUEVES 19 1 2006 ABC Moratinos da su expreso apoyo a Abbas ante las legislativas L. A. RAMALA. Miguel Ángel Moratinos concluyó ayer su viaje por Israel y Palestina con un apoyo expreso al actual presidente de los palestinos, Mahmud Abbas, en los comicios parlamentarios del próximo día 25 en los Territorios ocupados. Antes de regresar a Madrid, el ministro de Exteriores se reunió en Tel Aviv con candidatos del Likud, Benjamín Netanyahu, y del Partido Laborista, Amir Peretz, para los comicios de marzo en Israel. Moratinos comenzó su jornada en Jericó donde visitó la Escuela Española construida con la aportación de algo más de 900.000 euros de la Agencia Española de Cooperación Internacional, y que ofrecerá 860 nuevas plazas para niñas. Palestina, unas elecciones molestas El presidente de la ANP dimitirá si el resultado le impide negociar con Israel b Mohamed Dahlán se reunió hace dos semanas en la cárcel con el nuevo líder de Al Fatah, Marwán Barghuti, para pedirle su visto bueno a la suspensión de los comicios JUAN CIERCO. CORRESPONSAL RAMALA (CISJORDANIA) Hace sólo dos semanas, Mohamed Dahlán, ministro palestino de Asuntos Civiles, hombre fuerte de Gaza y hasta hace poco mano derecha del presidente Mahmud Abbas, se subió a su Mercedes blindado, cruzó el paso de Erez y se dirigió a la cárcel en la que purga sus cinco cadenas perpetuas el jefe de la Intifada y líder de la nueva guardia de Al Fatah, Marwán Barghuti. Dahlán no tuvo problema alguno para recibir los permisos correspondientes por parte de Israel. De haberlos tenido, ya se habrían encargado de presionar a Tel Aviv Estados Unidos y la Unión Europea. Y es que el objetivo de tan secreta visita, que ABC ha confirmado de fuentes próximas a ambos protagonistas del encuentro, no era otro que pedirle a Barghuti, en nombre de Al Fatah, de la ANP, de Israel, de EE. UU. y de la UE que diera su visto bueno al aplazamiento de los comicios legislativos del 25 de enero. Barghuti se negó en redondo, despachó con pocas palabras a un Dahlán que apenas se habla con Abbas, justificó el riesgo de una derrota de Al Fatah ante Hamás por la imprescindible regeneración del partido laico y se concentró en su campaña, protagonizada por Fadwa, su esposa. Nos encontramos pues, a sólo una semana de su celebración, ante unas elecciones que nadie quiere, salvo Hamás y Barghuti. Entrevista con la ANP Después se dirigió a Ramala para reunirse con Abbas, con quien no pudo conversar el lunes cuando estuvo en esa ciudad porque el actual presidente de la ANP estaba en Kuwait para asistir a las exequias del emir de ese país. Moratinos, que ha expresado sus temores por las repercusiones negativas que para el proceso de paz supondría un triunfo de los extremistas de Hamás, no ocultó ayer sus preferencias por el partido de Abbas, líder de Al Fatah. En unas breves declaraciones ante los periodistas, acompañado del presidente palestino, Moratinos elogió su apuesta por la estrategia de paz y negociación y dijo: Espero que, tras las elecciones, la mía pueda ser la primera llamada de un dirigente extranjero para felicitarle por el buen resultado y el buen desarrollo de los comicios El ministro se entrevistó también con candidatos independientes como Mustafá Barghuti y Hanan Ashrawi, quienes pueden desempeñar un papel importante a la hora de orientar la línea de futuro Consejo Legislativo palestino. Moratinos y Erekat plantan un árbol en la escuela financiada por España en Jericó EFE Caos incontrolable Unos comicios que se desarrollarán en medio de una incontrolable situación de caos y anarquía sobre todo en Gaza, pero también en Cisjordania; a los que los dos grandes partidos palestinos llegan codo con codo a la recta final (las últimas encuestas hablan en la práctica de empate técnico) y con un presidente superado por los acontecimientos y por el agotamiento no estoy deprimido sino exhausto que anuncia su dimisión en caso de que los resultados de la cita con las urnas le impidan, a través del Gobierno o del Parlamento, negociar con Israel. Mahmud Abbas ha tenido que luchar a brazo partido para que Hamás, por vez primera en su historia, pudiera participar en unas elecciones. Le han ayudado desde Washington y Bruselas, aunque desde ambas capitales, donde se considera a Hamás una organización terrorista, se dice ahora que si ganan los integristas o forman parte del nuevo Ejecutivo cortarán o limitarán las ayudas económicas a la ANP. Israel, con Ariel Sharón en coma, ha aceptado no sólo la participación de La cita con las urnas se desarrollará, si se celebra, en medio de un clima de violencia incontrolable Hamás sino el voto en Jerusalén Oriental, aunque aquí con la condición de que no se presente ningún candidato que rechace el proceso de paz y apueste por las armas. La sociedad palestina, harta de la violencia contra Israel pero también de la ocupación, está más dividida que nunca. Los enfrentamientos armados entre grupos palestinos están a la orden del día, como los asaltos, los secuestros, los ajustes de cuentas mafiosos... Al menos, Hamás y Al Fatah han acordado no llevar armas encima el día de los comicios. Las elecciones legislativas son decisivas para el futuro de los palestinos, de los israelíes y de Oriente Próximo. Sus resultados (mejor unas malas elecciones que el hecho de que no las haya) pueden provocar, llegado el caso, una guerra civil en Gaza o una cruenta lucha por el poder de Al Fatah en Cisjordania. La batalla, por ahora sólo electoral, está servida. Se admiten apuestas. Tzipi Livni La nueva Golda Meir, a Exteriores Los ajustes realizados ayer por Ehud Olmert en el Gobierno israelí tienen fecha de caducidad: el 28 de marzo, día de las elecciones. Pero incluso así hay un nombramiento, el de Tzipi Livni- -ex ministra de Justicia- -para Asuntos Exteriores, que tiene gran significado, pues no sólo se convierte en la segunda mujer que ocupa tan prestigiosa Cartera, después de la histórica Golda Meir, sino que confirma la buena estrella que la acompaña desde el inicio de su carrera, que la llevará antes o después, apuestan los analistas, al frente del Gobierno.