Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 18 1 2006 37 El Partido Popular afirma que es ya la sexta vez que Simancas busca una trama inmobiliaria Una pitón, tortugas y decenas de perros y gatos fueron bendecidos ayer en la parroquia de San Antón Desde que se iniciaron, las obras de la M- 30, sus responsables políticos y técnicos han ido sorteando con mucha cintura todo tipo de obstáculos Otra china en el camino TEXTO: S. M. Por la vía política, por la técnica, por la medioambiental, por la jurídica las obras de la M- 30 se han convertido en una auténtica carrera de obstáculos, y sus responsables saltan valla tras valla, en un regateo que desde fuera se antoja agotador. Evaluación de impacto Fue la primera gran batalla de la M- 30: el Gobierno municipal se empeñó en que no era necesaria para una obra de semejante envergadura, mientras que la oposición clamaba por una medida que consideraba preceptiva e imprescindible para preservar el entorno de la autovía. El tema acabó en el Consejo de Estado, que dictaminó el 29 de abril de 2004 que la evaluación no era necesaria. La Comunidad, apoyándose en este dictamen, eximió al Ayuntamiento de hacerlo, aunque le impuso un buen número de condicionantes para realizar los trabajos. nisterio de Medio Ambiente, es el encargado de velar por la buena situación del río Manzanares. Durante meses estudió la obra, sus circunstancias y el tratamiento que recibía el río- -la autovía se entierra durante seis kilómetros, lo que ha obligado a desviar el cauce fluvial y a ocupar parte del mismo con el material y la maquinaria- Finalmente, la Confederación optó por dar la correspondiente autorización el 14 de enero de 2005. Bien de interés cultural Tanto PSOE como IU han planteado que los trabajos sobre el tercer cinturón no podían llevarse a cabo sin el pertinente permiso de la Comunidad de Madrid en algunos de sus puntos, por tratarse de bienes de interés cultural. Es el caso del Puente de Toledo, donde además el PSOE ha acudido ante el fiscal de Medio Ambiente para denunciar que las obras llevadas a cabo pueden afectar al buen estado y a la conservación de este puente, declarado monumento histórico- artístico. DANIEL G. LÓPEZ El lodo bentonítico, una arcilla muy densa, natural e inocua El lodo bentonítico o bentonita es un tipo de arcilla muy densa que se utiliza en la construcción de muros pantalla, muy utilizados en la construcción de túneles. Su labor consiste en rellenar las zanjas en que se asentarán los muros de hormigón; mientras éste llega, el lodo bentonítico sustituye a la tierra, y luego se retira para reutilizarla, dado su alto precio. Es, según una definición técnica, una mezcla de agua y bentonita de alta densidad y totalmente natural e inocuo según la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez. El vertido a que se refiere el expediente sancionador conocido ayer se produjo durante un plazo de una hora el pasado 28 de diciembre, y no ha vuelto a producirse ningún escape desde entonces dado que el Ayuntamiento reparó la conducción que, al romperse, propició el vertido. No estamos interesados en tirarlo; es un producto muy caro insistió la edil Martínez. El lodo, una vez utilizado, se recupera y devuelve a unos depósitos, repartidos a lo largo de la M- 30, para volver a aplicarlo en la siguiente zanja que se abra para las pantalladoras. Denuncia en Europa El enfrentamiento entre Gobierno local y oposición ha llegado hasta la Unión Europea. El grupo municipal de Izquierda Unida presentó denuncia por presunta infracción a la normativa ambiental ante los organismos europeos pertinentes. Inés Sabanés, portavoz de este grupo, ha viajado a Bruselas para explicar ante la comisión correspondiente los motivos que le empujan a criticar el modo en que se está llevando a cabo la que posiblemente sea la más grande obra civil del momento. Se espera la respuesta europea. En los tribunales Diferentes asociaciones- -entre ellas, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid- -y entidades vecinales han solicitado la suspensión de las obras o su paralización, por los daños que causaba y las molestias provocadas en sus respectivos barrios. En todas las ocasiones, hasta la fecha, los tribunales han desestimado los recursos, amparándose en que las actuaciones perseguían el bien general y dotar a la M- 30 de unos índices de accidentalidad más bajos. Confederación Hidrográfica Este organismo, que depende del Mi-