Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 18 1 2006 ABC Crisis política en Bolivia tras imponer EE. UU. la retirada de unos misiles AFP LA PAZ. El todavía presidente de Bolivia, Eduardo Rodríguez, destituyó ayer al comandante en Jefe del Ejército, general Mauricio Antezana, y abrió sumario informativo al alto mando en el marco de una investigación por la desactivación por parte de Estados Unidos de 28 misiles antiaéreos, según informó el mandatario. Rodríguez anunció también que acepta la renuncia del ministro de Defensa, Gonzalo Méndez, para facilitar la investigación. El mandatario boliviano, que el domingo entregará la banda presidencial al líder indígena de izquierdas Evo Morales, ganador de las elecciones del 18 de diciembre pasado, hizo el anuncio en el palacio de gobierno. El mandatario negó anteriormente las denuncias del jefe del Ejército, el general Antezana, quien la semana pasada aseguró que Estados Unidos forzó el desarme boliviano para limitar al gobierno del izquierdista Morales. Rodríguez tomó su decisión tras recibir informes del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas bolivianas, contraalmirante Marco Antonio Justiniano, y del ministro de Defensa, Gonzalo Méndez. Éste último aseguró que autorizó el desmantelamiento tras de recibir un informe que subrayaba el peligro que entrañaba el arsenal antiaéreo, que no había sido debidamente mantenido. Las calles de Manila, al margen de polémicas MANILA. Cuando varios nombres de calles en España han sido objeto de polémica y, en algunos casos, reemplazados, sorprende encontrar en Manila, la antigua capital del Imperio español en Asia, un distrito dedicado a militares vinculados con la reciente historia de España. Los manileños descubrieron hace unos días por un artículo en la Prensa que los apellidos como Mola, Yagüe o Moscardó que bautizan esas calles no correspondían a próceres filipinos. En la imagen, la calle Primo de Rivera, en el distrito Pasongyamo, de Manila. EFE Con 5 millones de ordenadores en su red, el Departamento de Defensa de EE. UU. es uno de los objetivos más tentadores para esa subcultura empeñada en violar la seguridad informática de cualquier institución. Para Washington, la amenaza va más allá de simples gamberradas El Pentágono libra una ciberguerra diaria contra los hackers P. RODRÍGUEZ Estados Unidos Gerald Ford ingresa en el hospital por neumonía AP. El ex presidente Gerald Ford, de 92 años, fue hospitalizado el pasado sábado en un hospital de California aquejado de neumonía, según informó su portavoz, Penny Circle. Ford fue hospitalizado en el centro médico Eisenhower, cerca de su casa, el Rancho Mirage, al sur de California. Dada su edad, es prudente seguir un tratamiento inicial de antibióticos en el hospital comentó Circle. Y agregó que está recuperándose muy bien Haití Mueren dos cascos azules jordanos EFE. Dos cascos azules jordanos murieron ayer en un enfrentamiento entre tropas de la ONU y bandas armadas en el barrio Cite Soleil de Puerto Príncipe. El portavoz de la Misión de Naciones Unidas para a Estabilización de Haití (Minustah) el español Damián Onses, confirmó las dos muertes y dijo que hay al menos uno más herido. WASHINGTON. La detención, esta semana en Málaga, de un joven sospechoso de haber atacado a través de internet una serie de sistemas informáticos del Departamento de Defensa de Estados Unidos forma parte de la ciberguerra diaria que libra el Pentágono desde finales de los años 90. Esta gran organización militar, que funciona gracias a cinco millones de ordenadores, es uno de los objetivos más tentadores para la subcultura internacional de los hackers empeñada a veces con intenciones fraudulentas en buscarle las vueltas a la seguridad cibernética de toda clase de instituciones. A falta de las últimas estimaciones de ataques cibernéticos durante el año pasado, pero dentro de una tendencia de multiplicados incidentes de este tipo, el Pentágono ha reconocido que durante 2004 sufrió 79.000 intrusiones, 1.300 de las cuales habrían tenido éxito. Lo que implica desde lograr claves de acceso a sistemas de bajo riesgo hasta la implantación de códigos nocivos o la obtención de alguna información confidencial. Además del riesgo multiplicado asociado con el gran número de empresas privadas y subcontratistas que trabajan para el Departamento de Defensa, que con o sin guerra mantiene una media de gasto diario en torno a los mil millones de dólares. Aunque los especialistas reconocen la imposibilidad de conseguir una total seguridad cibernética, el Pentágono no se libra de reproches. Entre las críticas más recurrentes se menciona la falta de entrenamiento adecuado para sus usuarios informáticos, a los que les cuesta entender los peligros asociados con la interconectividad. Ya que una infiltración a través de un aparentemente inocuo terminal puede permitir el acceso a sistemas más delicados. Otro problema citado es que Defensa usa demasiada tecnología comercial, no diferente a la que se puede encontrar en hogares y oficinas civiles. máticos del Pentágono, que constantemente intenta encontrar brechas de seguridad. Ofensiva que ha obligado a realizar un costoso esfuerzo de inversión en tecnología adicional, turnos de vigilancia de 24 horas en sistemas decisivos, planes para crear redes señuelo y hasta la supuesta contratación de hackers para organizar sus propias contraofensivas cibernéticas. Suspendido el voto por internet Costosas inversiones En este conflicto diario de intrusiones, la evolución de internet también ha servido para multiplicar los riesgos internacionales con las dificultades añadidas para identificar a los responsables de ataques informáticos. Periódicamente, la Prensa de EE. UU. se hace eco de ofensivas de hackers vinculadas a Corea del Norte, Rusia, Israel, los Balcanes y, sobre todo, a China. Lista que para Washington demuestra que esta amenaza va mucho más allá de simples gamberradas juveniles. Las administraciones Clinton y Bush han coincidido en la existencia de una amenaza coordinada, organizada y masiva contra los sistemas inforEntre estas medidas, en 2004 se transfirió toda la responsabilidad sobre el manejo de las redes informáticas del Pentágono a una nueva unidad creada bajo la jurisdicción del Mando Estratégico de EE. UU. (Usstratcom) que con base en Nebraska es uno de los nuevos comandos unificados del Pentágono encargado de cuestiones electrónicas, misiones espaciales y combatir armas de destrucción masiva. Precauciones que, en parte, también han llevado a la suspensión de los planes experimentales para que los militares destinados fuera de EE. UU. pudieran ejercer su derecho al voto por internet. Como dijo al Washington Post uno de los oficiales a cargo de esa unidad, al igual que todo el mundo relacionado con internet, estamos viendo un enorme aumento en estos ataques A juicio del teniente coronel Mike Van Putte, dos razones explican estas cifras: Uno, las herramientas para atacar son más simples y accesibles hoy. Y dos, el perfeccionamiento en los sistemas para detectar intrusiones La Prensa se hace eco de ofensivas de estos piratas vinculadas a Corea del Norte, Rusia, Israel, Balcanes y China