Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17 1 2006 91 Deportes Derrota de Carlos Moyá en la primera ronda del Open de Australia de tenis. Cinco españoles siguen adelante Competición ve improbable actuar de oficio contra el camerunés El jugador del Barcelona admite finalmente y ante la evidencia de las imágenes que escupió, pero no iba a Expósito. Él se ha montado su circo y es su problema E. Y. BARCELONA. El presidente del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, Alfredo Flórez, dijo en declaraciones a Onda Cero que ve improbable una intervención de oficio contra el azulgrana a no ser que alguien denuncie el acto: Si hay una denuncia por parte del árbitro o del ofendido, sin ninguna duda tomaríamos medidas, pero en otro caso se estudiará si se actúa de oficio o no. Tradicionalmente, no actuamos de oficio, pero no quiere decir que no lo podamos hacer, aunque yo no recuerdo ninguna matizó Flórez. Se intuye que no sabrá Eto o que las cámaras captaron a la perfección su escupitajo hacia Expósito después de enzarzarse con el jugador del Athletic ya que el delantero dijo que el proyectil en forma de saliva no iba hacia su rival, aunque sí tuvo la decencia de reconocer que expulsó líquido por la boca. En declaraciones al programa El Mirador del Deporte de Punto Radio, Eto o señaló tras el partido: No he hecho nada. No le he escupido y si le he tocado le he pedido perdón. He escupido pero no iba a él. Él se ha montado su circo y es su problema Ayer, la réplica de Expósito: Eto o es un gran jugador, pero como persona me ha defraudado. Es una cosa muy fea y desagradable que no debería pasar en el fútbol. Igual se le cruzó el cable Por otra parte, el camerunés quiso restar importancia a las declaraciones de Clemente: Ahí no voy a entrar. En fútbol, los partidos se ganan en el campo, no insultando, no hablando, no quejándote si te han escupido Eto o, a la izquierda, y Clemente, a la derecha, fueron los protagonistas de la polémica en el Camp Nou ABC El CSD insta a Antiviolencia a actuar en el caso Clemente- Eto o Fin de semana alarmante con casos de racismo en varios escenarios ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Era de esperar que el salivazo de Eto o a Expósito en el transcurso del Barcelona- Athletic y las posteriores declaraciones de Javier Clemente- creía que escupían los que bajan del árbol -levantarían ampollas en el fútbol español. Lo primero, porque es un gesto feo y que dice muy poco de un jugador y lo segundo, porque se interpreta como una sentencia racista al hacer un símil de Eto o con los monos, aunque se intentara justificar el técnico vasco posteriormente diciendo que no sabía quién fue el autor del crimen y que lo único que quería reprochar era una falta de educación: Quiero decir que ni siquiera sabía que había sido Samuel Eto o el que había escupido. No distingo la educación de los negros y los blancos. No hay que distinguir el escupitajo de un blanco y el de un negro Ayer no quiso comparecer ante los medios para aclarar el follón. Para acabarlo de rematar, Rijkaard tampoco estuvo acertado al querer tratar el tema con- -poca- -gracia: Tendría algo en la boca... acentuó, para luego poner una cara burlona. Ante estos hechos, el Consejo Superior de Deportes (CSD) instó ayer a la Comisión Nacional Antiviolencia a que estudie y tome las medidas necesarias en su reunión de mañana para analizar lo sucedido en el Camp Nou, que, por cierto, no quedo reflejado en el acta arbitral. Actitudes y declaraciones de ese tipo son rechazables y en nada contribuyen al buen orden deportivo explicaron fuentes del CSD. Perea y Balboa, también víctimas Lamentablemente, este no ha sido el único caso de la jornada con la sombra del racismo de fondo. El sábado, en Sevilla, una vez concluido el encuentro que enfrentó a Betis y a Atlético de Madrid, un grupito de seguidores del conjunto colchonero profirió insultos discriminatorios a Luis Amaranto Perea por su color de piel al considerar al de- fensa colombiano culpable de la derrota de su equipo en el estadio Ruiz de Lopera (falló en el tanto del Betis) Pero el ya demasiado habitual grito emulando a un mono también se escuchó en las gradas del estadio del Castellón cada vez que actuaba Balboa, jugador del Real Madrid Castilla. El colegiado del encuentro, Álvarez Izquierdo, redactó en el acta que en el minuto 51 rogó al delegado del campo del equipo local que se utilizasen los servicios de megafonía para invitar a una minoría de espectadores ubicados en el gol sur a que dejasen de proferir ruidos de tipo racista y xenófobos, circunstancia ésta que se erradicó al instante Sanciones por babosos Ya empieza a convertirse en algo habitual esto de los escupitajos. El caso más reciente es el de Samuel, ex del Madrid y ahora en el Inter, que se ensañó con Nedved y fue sancionado con tres partidos. Los mismos que Totti después de cebarse con el danés Poulsen durante la última Eurocopa. Chilavert también escupió a Roberto Carlos en un Paraguay- Brasil (cuatro partidos de castigo) mientras que Barthez dejó sus babas en el rostro de un árbitro (tres meses de sanción aunque, según los estamentos del fútbol francés, debieron ser seis) Demasiados casos Este tipo de episodios se ha repetido de forma peligrosa en los últimos tiempos. No hace mucho de la polémica suscitada por los comentarios de Luis Aragonés sobre Henry tratando de animar a Reyes- -multa de 3.000 euros por actitud indecorosa -ni de la que originó Piterman al llamar payasos a los brasileños del Madrid por celebrar un gol ante el Alavés haciendo la cucaracha: Son muy monos indicó con ironía. En Castellón, el árbitro pidió que dejaran de insultar a Balboa por megafonía y el público reaccionó al instante