Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17 1 2006 49 La NASA se embarca en la exploración de los confines del Sistema Solar al lanzar hoy una sonda a Plutón La Junta andaluza pagará 1,4 millones por separar a una madre de sus hijos La Audiencia de Sevilla resalta el calvario al que fue sometida la mujer b En 1996, la Administración auto- nómica retiró la guardia y custodia a la madre de los menores Iván y Sara, alegando desamparo por alcoholismo JUAN J. BORRERO SEVILLA. La Junta de Andalucía, como administración responsable, tendrá que pagar 1,4 millones de euros a Carmen Fernández, la madre biológica de Iván y Sara, a la que le retiró en 1996 la guarda y custodia de sus dos hijos alegando desamparo por alcoholismo. Aquella decisión, a la que siguieron resoluciones judiciales a favor del proceso de entrega de los niños a una familia de acogida sin atender a los informes médicos que acreditaban la total rehabilitación de la madre, fue contestada en el año 2000 por la Audiencia de Sevilla que rehabilitó el derecho de patria potestad de la madre y ordenó el regreso de los niños. Un regreso que el mismo Tribunal consideró imposible estimando la necesidad de acotar una indemnización para la afectada. En primera instancia se fijó esta cantidad en 72.000 euros; la Audiencia la ha multiplicado ahora por veinte. Ahora, diez años después del largo y tortuoso calvario padecido por Carmen Fernández, como reconoce la resolución judicial, la Audiencia de Sevilla ha estimado la indemnización en 1,4 millones de euros en un auto inédito en España no sólo por la cuantía sino por la trascendencia social IGNACIO GIL Amonestación a 17 diputados socialistas El pasado 29 de noviembre, y en votación secreta, el Congreso de los Diputados rechazó la moción presentada por Izquierda Unida para instar al Gobierno a acabar con la financiación pública a la Iglesia católica, así como la revisión de los acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede. Una medida que, en años anteriores, había sido propuesta por el propio Grupo Parlamentario Socialista. La propuesta se rechazó con 280 votos en contra, tres abstenciones y 32 votos a favor. Pese al secreto, posteriormente se supo que los votos a favor se encontraban entre los seis diputados de ERC presentes en el hemiciclo, otros cinco de IU y cuatro del Grupo Mixto. Los 17 restantes correspondían al PSOE. Aunque no se ha hecho público el nombre de estos diputados, sí se sabe que entre ellos se encontraban Victorino Mayoral, Álvaro Cuesta, Ángel Martínez Sanjuán, Juan Luis Rascón, Delia Blanco y Carmen Alborch, quienes el 15 de noviembre ya habían roto la disciplina de voto al pronunciarse sobre una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado relativa a la sobrefinanciación a la Iglesia. Según ha podido saber ABC, la dirección federal del PSOE ha remitido una carta de amonestación a estos 17 diputados, primer paso en un proceso que podría acabar con una sanción económica. Los amonestados habrán de elaborar un pliego de descargos, justificando la ruptura de la disciplina de voto y alegando lo que crean pertinentes. del mismo, al fijar el precio de la pérdida de un hijo por mala actuación administrativa. Pero también por la feroz crítica que realizan los magistrados de la actuación del juez de familia competente y de los responsables de Asuntos Sociales en Andalucía, cuyas actuaciones habrían derivado en un proceso absurdo en el que han sido ignorados y pisoteados los derechos humanos elementales de los hermanos, cuya infancia ha transcurrido lejos de su madre. Iván y Sara contaban cuatro y cinco años respectivamente cuando fueron retirados del domicilio materno. A efectos técnicos, la trascendencia del auto viene dada por el baremo utilizado para calcular la indemnización. Los magistrados rechazan, por inadmisible el utilizado por el juez en primera instancia a partir de las indemnizaciones acordadas por las compañías de seguro para víctimas de accidentes automovilísticos. Ahora, la Audiencia recurre como referente indemnizatorio a las cuantías otorgadas por el Supremo en los supuestos de personas indebidamente privadas de libertad. El Tribunal tie- ne en cuenta, no sólo la pérdida de los hijos sino también el sufrimiento de la madre traducido en dos enfermedades, un cuadro depresivo reactivo, que incluso provocó un intento de suicidio, y un cáncer padecimientos- -señala el auto- -que son consecuencia directa o indirecta del sufrimiento soportado durante casi diez años Pero además, la Sala incrementa la indemnización por el sufrimiento que a la madre provocaba la expectativa de recuperación de sus hijos y que le conferían las sucesivas resoluciones judiciales favorables y que no pudieron ser satisfechas. La lucha de Carmen El abogado de la afectada, el letrado sevillano Gabriel Velamazán, manifestaba ayer su satisfacción por el auto y confirmaba la reacción agridulce que había provocado en su defendida, que actualmente reside en Madrid. Carmen espera que esto sirva de ejemplo para que no vuelvan a ocurrir cosas como las que ha vivido La lucha de Carmen Fernández, una limpiadora de la barriada marginal de las Tres Mil Viviendas, le llevó primero a una rehabilitación total de su dependencia, pero también a una posterior depresión al comprobar que no podría recuperar a los niños. Incluso perdió su vivienda y trabajo. Ahora reside en el domicilio de su madre en Madrid, junto a Sara, ya una adolescente también con problemas de salud. Carmen sufre un cáncer de pulmón que le inhabilita para trabajar. La resolución judicial es única en España por su cuantía y por poner precio a la pérdida de hijos por presuntos fallos administrativos o judiciales En el centro de la imagen, la hija de la madre a las puertas de un juzgado sevillano en septiembre de 2004 DÍAZ JAPÓN