Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 MARTES 17 1 2006 ABC Madrid La lluvia se alió con las obras en la M- 30 para complicar aún más el tráfico en el tercer cinturón durante la mañana del lunes CHEMA BARROSO La nieve y la lluvia provocan 140 kilómetros de atascos, en un día negro de tráfico con tres muertos La carretera de los pantanos se cobra una nueva víctima mortal nueve de la mañana de ayer se produjeron 21 alcances de chapa en la región, lo que supone el doble que en un día normal M. D. GARCÍA M. J. ÁLVAREZ MADRID. Se veía venir. La nevada y la lluvia que cayeron ayer en buena parte de la región ocasionaron un caos circulatorio, con más de 140 kilómetros de retenciones en la práctica totalidad de los accesos a la capital, así como en otros puntos de la Comunidad. La tragedia, asimismo, hizo acto de presencia en las carreteras. Tres personas fallecieron en dos accidentes que, aunque los primeros indicios apuntan a que no tuvieron como consecuencia directa el temporal, sí tiñeron de luto la jornada. Otras dos personas, una de ellas una niña de sólo 5 años que viajaba con su abuela por la M- 501 (carreteb Entre las siete y las En cotas superiores como Rascafría (1.100 metros de altitud) o el puerto de Navacerrada (1.400- 1.600 metros) el manto nevado sí alcanzó los 15 centímetros, con los que se activa también la alerta de Protección Civil. Los dos siniestros más graves El primero de los accidentes más importantes se produjo a las seis de la tarde en el kilómetro 30 de la carretera de los pantanos. El coche donde viajaban una mujer y la que, según las primeras informaciones, era su nieta, de sólo 5 años, se salía de la vía en una recta y chocaba contra un árbol. Los hechos ocurrían en Villanueva de Perales, y la mujer, de 65 años, falleció en el acto, indicaron fuentes de Emergencias 112. La niña, que iba en el asiento trasero, resultó herida grave, y se recupera en el Hospital Fundación Alcorcón. Pocos minutos después, a las 18.18 horas, en el municipio de Loeches, dos personas murieron y una tercera resultó herida muy grave. Los hechos tuvieron lugar en el kilómetro 15 de la carretera M- 300. Por causas que se están investigando, dos coches colisionaron frontalmente. Hasta el lugar del suceso se desplazaron dos dotaciones de Bomberos de la Comunidad, la Guardia Civil y dos UVI del Summa. Cuando llegaron al accidente, encontraron muertos y atrapados a los conductores de ambos vehículos, por lo que no hubo posibilidad de reanimarlos. El Summa sólo pudo certificar la muerte de ambos, de unos 60 años. ra de los pantanos) resultaron heridas. La lluvia que caía sobre la región desde la tarde del domingo llegó a convertirse en nieve en algunas zonas. A primeras horas de la mañana de ayer, en hora punta, carreteras como las seis nacionales, la M- 607 (Colmenar) la A- 42 (Toledo) y la M- 501 (PlasenciaAlcorcón) así como los tres cinturones de la capital, eran las que presentaban más atasco. Fuentes de Emergencias 112 indicaron que, entre las siete y las nueve de la mañana, se registraron 21 alcances de chapa, el doble que un día normal. Asimismo, a las tres de la tarde, se habían producido 46 en la capital, indicaron desde Emergencias Madrid. En la capital se produjo también una balsa de agua en la M- 30, a la altura del nudo de Manoteras. El uso de cadenas se hizo necesario en algunas carreteras. A las diez de la mañana, ésos eran los casos de los puertos de Canencia (municipio de Bustarviejo) Navafría (Lozoya) y La Morcuera (Miraflores de la Sierra) La nieve también afectó al tráfico en Robledo de Chavela, Santa María de la Alameda, Valdemorillo, Somosierra y Zarzalejo. La blanca sierra de Guadarrama La nieve y la lluvia que cayeron en la madrugada de ayer cubrieron de blanco casi toda la sierra de Guadarrama, hasta llegar a los pueblos situados por debajo de los 900 metros. Las calles de los pueblos que rodean El Escorial, como Valdemorillo, Zarzalejo, Santa María de Alameda o Robledo de Chavela, amanecieron totalmente nevadas. Sin embargo, en todos ellos, las máquinas quitanieve fueron suficientes para despejar las vías principales. No obstante, los aproximadamente 4 centímetros que se acumularon en estas zonas fueron más que suficientes para dificultar el tráfico de la zona noroeste y motivar que la Comunidad de Madrid activara la alerta 0.