Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16 1 2006 Deportes 79 PRIMERA DIVISIÓN DECIMONOVENA JORNADA BARCELONA ATHLETIC 2 1 Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Oleguer, Márquez, Puyol, Van Bronckhorst; Van Bommel (Iniesta, m. 75) Edmilson, Deco; Messi (Larsson, m. 82) Eto o y Ronaldinho. Athletic (5- 4- 1) Lafuente; Murillo, Lacruz (Iraola, m. 54) Amorebieta, Luis Prieto, Expósito; Etxeberriía, Gurpegui, Orbaiz, Yeste (Julen Guerrero, m. 62) y Fernando Llorente (Aduriz, m. 62) Árbitro Teixeira Vitienes. Expulsó a Deco en el minuto 90 por agresión a Gurpegui. Mostró cartulina amarilla a los locales Van Bronckhorst y Puyol y a los visitantes Amorebieta, Lacruz, Yeste y Gurpegui. Goles 0- 1, m. 15: Fernando Llorente. 1- 1, m. 38: Ronaldinho, de penalti. 2- 1, m. 51: Messi. Deco discutió con Gurpegui y fue expulsado por tirar del pelo al rojiblanco EFE Colofón a una vuelta histórica El Barcelona, ayer poco lúcido, enlaza la decimoséptima victoria consecutiva y acaba el primer tramo de la Liga con 46 puntos ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Ya avisaba Clemente después de salir escarmentado del Bernabéu que su equipo tenía que cambiar radicalmente la imagen para no recibir un siete en el Camp Nou. La épica se antojaba prácticamente imposible y el técnico vasco, curtido él en mil batallas, sabía que lo de ayer no iba con su equipo, que su Liga es otra. De ahí el planteamiento del Athletic, que desde el primer minuto se quedó sin campo para recogerse porque más atrás no se puede defender. Eso sí, muy juntitas las líneas, o la línea, y tratando de anteponer el físico a su escasez técnica y a su falta de picardía, pues es un conjunto que anda con lo justo. Pese a todo, no le salió tan mal el experimento, pues perder por la mínima en el Camp Nou después de hacer sufrir al líder ya basta. Mucho tiene que ver también lo poco inspirado que estuvo el Barcelona, que padeció en exceso con las internadas de Etxeberria y los remates aéreos de Llorente, el único recurso ofensivo de los rojiblancos. El esbelto delantero de Lezama hizo ayer de Urzaiz y con muy poquito mareó a una defensa muy mal ajustada. Su tanto, en un remate completamente solo después de una buena asistencia de Yeste, obligó al Barcelona a apretar el acelerador, aunque el coche de ayer no sonaba igual que en las últimas carreras. De todos modos, si algo ha consegui- do el Barça en estos últimos meses, más allá de innumerables récords y todas esas cosas- -diecisiete victorias consecutivas, doce de ellas en Liga, y la mejor primera vuelta de su historia con 46 puntos- es crédito. Pese al marcador adverso, se palpaba una reacción del equipo tarde o temprano. Y llegó antes del descanso. En pleno atasco, y sin encontrar la ruta para alcanzar buen puerto, Amorebieta sacó el bracito dentro del área para cortar un balón sin peligro. Como para amputárselo. El penalti- -octavo a favor- -lo transformó Ronaldinho, que estuvo en plan estrella, ya lo es de por sí, intentando filigranas propias de entrenamiento. En ese momento falleció el Athletic. Tuvo tiempo Rijkaard para organizar un poco a los suyos en el descanso, que salieron mucho más enchufados en la reanudación. Prueba de ello es que, a los cinco minutos, Messi avanzó a los locales al aprovechar un rechace de Lafuente. Desde ese momento, el Barcelona trató de imponer la lógica. Sobre el papel, era obvia la diferencia entre ambos contendientes. Sobre el césped también, porque el Athletic notó en exceso los esfuerzos de la primera parte y apenas traspasó el medio campo, pese a la entrada de Julen Guerrero y del combativo Aduriz. Mientras, el Barça, que con el cambio de aceite funcionó mejor, dispuso de buenas ocasiones para ampliar la renta, especialmente una de Van Bommel que topó con el larguero. Por cierto que el holandés fue titular en la posición que en los últimos compromisos ocupaba Motta, que entre lesión y lesión no consigue enlazar más de cuatro partidos seguidos. El caso es que Iniesta volvió a ser suplente, algo que ya no sorprende. El canterano ha pasado de ser el doce de Rijkaard a uno más del banquillo. Tendrá otra oportunidad la semana que viene ante el Alavés ya que, con el tiempo ya cumplido, Deco se autoexpulsó al tirar del pelo a Gurpegui después de una entrada del rojiblanco. Clemente, sobre el salivazo de Eto o: Creía que los que escupían son los que bajan del árbol E. Y. BARCELONA. Clemente ha vuelto a encender la polémica. Todo comenzó cuando compareció en la sala de prensa del Camp Nou. Desafiante, como es habitual en él. Al principio, todo eran las típicas respuestas analizando el partido, como es lógico- hemos luchado hasta el final partido digno y valiente el penalti es totalmente inmerecido y lo pita el asistente, que está más lejos que el árbitro pero el técnico del Athletic, fiel a su estilo, se metió a continuación y de lleno en otra polémica, una más. Se le preguntó por la expulsión de Deco, que perdió los papeles y tiró de los pelos con el tiempo ya cumplido a Gurpegui, y Clemente disparó sin piedad: Un tío de la cate- goría de Deco debe tener más señorío. No es lo mismo que te agarren de la camiseta que que te tiren del pelo, igual que lo de escupir a un rival, pues creía que los que escupían son los que bajan del árbol Las palabras del entrenador apuntaban directamente a Eto o, quien en el tramo final del partido escupió a Expósito. Posteriormente, y en declaraciones a la cadena Ser, el técnico vasco afirmó que no sabía que había escupido Eto o, es un tío que me cae magnífico, supongo que se arrepentirá. Lo que no le permito a un blanco no se lo permito a un negro. ¿Por qué hay que hay que distinguir entre el escupitajo de un blanco y el de un negro? Si hubiera sido Puyol hubiera dicho lo mismo. Es más deporti- vo dar un puñetazo que escupir y añadió que hay veces que yo también debo estar subido en el árbol Eto o: Si le he escupido pido perdón En declaraciones a Punto Radio, Eto o explicó que no he hecho nada. No he escupido y si le he tocado le he pedido perdón, pero yo no iba a escupir. En ningún momento le he escupido a él. He escupido pero no a él. Él se ha montado su circo y es su problema Luego, en el canal autonómico catalán, el camerunés dijo: He tenido la oportunidad de hablar con el míster y me ha dicho cosas muy bonitas. Volveremos a hablar y espero que rectifique. Son cosas que pasan en el fútbol. Si le escupí, le pido disculpas