Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16 1 2006 Madrid 35 Madrid CIUDAD ABIERTA MADRID. La crisis económica que sacudió Argentina recientemente trajo a España a miles de sus ciudadanos, entre ellos a Luciano Javier Carballo (Buenos Aires, 1981) y a su familia. Al contrario que muchos compatriotas y demás inmigrantes, los Carballo no han tenido problemas para residir legalmente, puesto que el cabeza de familia es español: como en tantos casos, la emigración española tenía billete de vuelta. ¿Qué tal resultó su llegada a Madrid? -Bien, dentro de lo que cabe, aunque no vinimos con demasiado dinero todo fue más fácil porque mi padre y mi hermana vinieron antes para preparar el terreno, así que cuando llegamos mi madre y yo unos meses más tarde ya teníamos dónde caer y ambos trabajaban. -La situación debía ser pésima en Argentina para que toda la familia emprendiera una nueva vida... -Había crisis en todos los sectores, sí. Los límites de la corrupción eran impresionantes, si tenías dinero podías comprarlo todo. En 2001, al poco del corralito bancario, nos vinimos para acá, toda la familia salvo un hermano que se casó. -La doble nacionalidad les facilitaría las cosas... -Sí, mi padre es gallego y no hubo problemas ni para entrar ni para nada, fue una suerte, porque está duro conseguir papeles, aunque sin ellos también se sale adelante. Mi novia está en ello, y si no los consigue siempre está la posibilidad de casarnos. LUCIANO JAVIER CARBALLO MAZZEO Diseñador gráfico argentino y empleado de salón de juegos Me siento completamente seguro en Madrid a cualquier hora TEXTO Y FOTO: MARIO DÍAZ Luciano Javier trabaja actualmente en unos salones recreativos ¿Siempre ha vivido en Madrid desde que llegó? -Sí. Siempre tienes como más confianza en la capital para las salidas laborales. Mi hermana y mi padre probaron acá, mi hermana consiguió trabajo rápido y estaba muy contenta. Además, quizá tampoco queríamos ir a Galicia a molestar a nuestros familiares, aunque mantenemos el contacto. ¿Pudo seguir con sus estudios o su trabajo al llegar? -Allá estudiaba y trabajaba, y a los diez días de que me dieran el DNI acá empecé en una cafetería. Nunca había agarrado una bandeja, pero era dinero para no ser un peso y ayudar a la familia. He estado dos años de camarero, después he sido acomodador en un cine, y luego en un teatro para poder estudiar a la vez diseño gráfico y animación 3 D. Ahora mismo trabajo en un salón de juegos, está bien, baso estos trabajos momentáneos en la relación con mis compañeros y superiores, y aquí es óptima... aunque no sea muy lindo despertar, abrir y ver a ludópatas gastar sus cien euros sin parar. ¿Qué es lo que más valora de Madrid? -Lo mejor es la seguridad, es en lo que más diferencia aprecio con Argentina, porque me parece que ambas sociedades se parecen muchísimo. Pero en Madrid me siento completamente seguro, a cualquier hora, aunque quizá no he andado por todos los barrios. En Argentina había una crisis social y una inseguridad impresionantes, hasta un punto en que te podían robar y pegar un tiro aunque no tuvieras nada. También lo veo todo como más limpio, más organizado. ¿Y lo que menos le gusta? -Lo peor es todos los accidentes de tráfico que hay, ¡y mira que allá se maneja mal! También me parece mal el racismo tipo nazi, que en Suramérica no existe, aunque yo creo que ningún argentino haya vivido ninguna situación de racismo; creo que otros latinoamericanos con rasgos mestizos o los africanos sí sufren discriminación. Me encanta España, pero volveré a mi tierra pese a sus carencias El trato de los españoles con los argentinos es privilegiado, creo que se nos mira mejor que a otros inmigrantes suramericanos o africanos. Nuestra imagen es muy buena, te dicen que por nuestra forma de ser y de trabajar, por ser tenaces, ¡y del fútbol ni hablamos! Además, el argentino medio tiene un nivel cultural bastante bueno, porque si algo hay que resaltar de Argentina, pese a que está todo corrompido, es su escuela pública. Me siento plenamente integrado y tranquilo en España. me encanta y le estaré eternamente agradecido, pero yo me vuelvo a Argentina fijo, aunque me vaya extremadamente bien: tira muchísimo la tierra, muchísimo; pese a todas sus carencias y deficiencias volveré Muy personal ¿El español y el argentino tienen el mismo carácter? -En general sí, quizá el español sea más tozudo, pero hay diversidad de caracteres, allá y acá. También creo que las prioridades vitales son las mismas, y acá está el problema de la vivienda y allá cuesta menos, pero con lo poco que cobras también se te hace casi imposible. La tasa de paro de los jóvenes en la región es inferior a la nacional y a la europea Más de uno de cada cuatro empleos juveniles de España se crean aquí ABC MADRID. La tasa de paro de los jóvenes madrileños se situó en el tercer trimestre del año pasado en el 15,56 por ciento, frente al 17,9 por ciento de la eurozona, el 18,4 por ciento de la Unión Europea de los 25 y el 18 por ciento que registra el conjunto nacional. Así lo recoge un estudio realizado por la Consejería de Empleo y Mujer basado en datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) en el que se resalta que, pese al buen comportamiento del empleo, el descenso de la tasa de paro no ha sido mayor en Madrid al incrementarse en 47.300 personas el número de activos menores de 25 años en la región en el último año. Esta cifra supone prácticamente la mitad de los Unas 200 personas acuden a la marcha contra el cierre de la M- 50 ABC MADRID. La primera marcha contra el cierre de la M- 50 bajo el Monte del Pardo reunió ayer a unas 200 personas, según los organizadores de este acto lúdico y reivindicativo, la plataforma ciudadana Stop cierre M- 50 que contó con el apoyo del Foro por la Movilidad Sostenible de la Comunidad, informa Efe. La caminata transcurrió por terrenos del Parque Regional de la Cuenca Alta del Río Manzanares, desde la Estación de Las Rozas hasta la de El Pinar, a través de dos vías pecuarias, un trazado ferroviario abandonado y varios tramos de camino. Los túneles, según los organizadores, producirán un grave impacto ambiental que se incorporan al mercado de trabajo en España, 98.400 nuevos activos jóvenes. La Comunidad de Madrid acapara el 26,42 por ciento de los nuevos empleos creados para jóvenes en España, más de uno de cada cuatro, en los últimos doce meses, gracias a que casi el 30 por ciento de los nuevos empleos creados en el último año en Madrid han sido ocupados por jóvenes. Ahora trabajan en la región 284.300 jóvenes menores de 25 años. En el último año han encontrado empleo en Madrid 45.200 jóvenes, lo que supone un aumento de la ocupación entre los menores de 25 años del 18,9 por ciento. El crecimiento de la ocupación de los menores de 25 años en Madrid es el más elevado en términos absolutos de todas las comunidades autónomas, seguido de Andalucía con 36.400, Cataluña con 21.600 y Castilla y León con 17.300. Este aumento de la ocupación se distribuye homogéneamente en Madrid entre hombres y mujeres, 23.500 y 21.700, respectivamente. La tasa de ocupación de los jóvenes en Madrid es del 45,06 por ciento, casi 4 puntos superior a la del conjunto de España. Por su parte, los jóvenes de IU dijeron ayer que estos datos del gobierno regional no hacen más que esconder la realidad de la precariedad y temporalidad que se ofrece a la juventud madrileña como única opción, temporalidad que alcanza un 30 por ciento en la región