Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional LUNES 16 1 2006 ABC CHIÍES, AMIGOS Y ENEMIGOS C uando acudíamos a la oración de los viernes en cualquiera de las pujantes mezquitas chiíes de Irak, mi traductor, un suní, nunca dejaba de comentar: Fíjate qué acento iraní tiene el predicador Y tras entrevistarnos con el imán, insistía: ¿Ya te has dado cuenta de su acento iraní? Después, cuando yo le comentaba que esos clérigos y su nuevo mundo de mártires y héroes medievales eran el futuro de Irak, me recriminaba: No quieras asustarme. No seas bromista Me temo que no era una broma. Los políticos chiíes de Irak repetían hasta la saciedad que ellos nada tenían que ver con los ayatoALBERTO lás de Irán. Pero lo cierSOTILLO to es que esos mismos ayatolás iban y venían con familiaridad por Nayaf y Kerbala, donde uno de los canales de televisión favoritos de la población era el de Hizbolá de los chiíes libaneses. En la ola de fervor religioso e identitario provocada por la guerra, el sentimiento de gran comunidad chií por encima de fronteras es una realidad creciente en Irak. El comportamiento de Occidente frente a Irán ha sido paradójico: ha puesto las bases para que aparezca una gran comunidad política chií transnacional que alienta las ilusiones de gran potencia regional de Teherán, a la vez que contempla a este régimen como nuevo gran enemigo. Se ha dedicado a engordar al mismo tigre, del que ahora teme su imprevisible comportamiento. La insistencia de los partidos religiosos chiíes de Irak en crear su propia región confederal según el modelo kurdo no es ajena a las redobladas ambiciones de Teherán. No hay que exagerar, porque es impensable que árabes e iraníes vayan a integrarse en ningún tipo de nueva unidad nacional. Pero, consignas ideológicas al margen, no conviene cerrar los ojos ante el creciente sentimiento de una población agobiada que, en mitad de la calamidad, cree que al fin ha llegado la hora chií. Los triunfantes partidos chiíes de Irak son bastante más proiraníes que pronorteamericanos, aunque por el momento les convenga no llamar mucho la atención sobre este particular. No es la única paradoja de este nuevo conflicto para el siglo XXI. Si Irak fue invadida porque no tenía armas nucleares, no es extraño que por esas latitudes proliferen las ansias por poseer tal tipo de armamento. No es una perversa reflexión nuestra, sino una convicción extendida por la zona: Irak fue invadida precisamente porque no tenía armas de destrucción masiva. Cuando Irán intentaba reformarse fue incluida en el eje del mal Y en éstas apareció el hirsuto Ahmanideyad, que no parece que tenga muchas posibilidades de sacar a su país de la crisis económica, pero que está dispuesto a basar su popularidad en su vocación nuclear, muy bien vista por sus conciudadanos. Como si pensara que, cuanto más saque pecho, más popular. El caso de los maestros pederastas acorrala a una ministra de Tony Blair La titular de Educación autorizó a dar clases a un antiguo condenado se le critica por no incluir en la lista negra de la enseñanza en el Reino Unido a todos los amonestados por asaltos a menores EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. La posibilidad de una nueva dimisión en el Gobierno de Tony Blair cobró ayer fuerza tras conocerse más detalles de la polémica que envuelve a la ministra de Educación, Ruth Kelly, relativa al permiso dado a personas implicadas en pederastia para seguir ejerciendo de maestros. En noviembre dimitió por segunda vez David Blunkett, y la dimisión ahora de Kelly significaría otro duro revés para el primer ministro, que en su día defendió su nombramiento frente a algunas críticas levantadas contra Kelly por pertenecer al Opus Dei. El pasado mes de enero, la oficina de Kelly envió una carta de rehabilitación a William Gibson, un profesor que en 1980 fue condenado por un asalto indecente a un menor. Además, en 2000 fue condenado a dos años y medio de cárcel por fraude y robo. Gibson ya había contado con el apoyo del Ministerio pab A Ruth Kelly Ruth Kelly REUTERS ra volver a ejercer de maestro, pero tras ser echado de tres escuelas cuando conocieron su pasado, Kelly decidió que se le comunicara por escrito que no existía prohibición ni restricción para su empleo La ministra ha valorado el he- cho de que usted ha aceptado que sus acciones eran desaconcejables y su conducta inapropiada indicaba el texto redactado por un funcionario, en el que se juzgaba de modo positivo el trabajo de maestro que Gibson había ejercido. En medio de la controversia ha trascendido que es antigua práctica del Ministerio volver a emplear a personas que sólo han sido amonestadas, si se estima que no suponen riesgo. En otros casos ahora conocidos, a un profesor que se le encontró con pornografía infantil y a otro que molestó a algún niño se les permitió volver a la enseñanza, uno en un centro sólo femenino y otro con alumnos mayores. Mayor polémica ha provocado el caso de Gibson, que como condenado por pederastia debía haber estado incluido directamente en la lista que tiene el Ministerio de personas que de por vida están excluidas de la enseñanza. A Kelly se le critica que no adoptara con urgencia la recomendación hecha por un informe elaborado tras un crimen que conmovió al país, que recomendaba que todas las personas listadas por el Ministerio del Interior como responsables de pederastia fueran incluidas en la lista negra de Enseñanza. Abatido un adolescente armado con perdigones MIAMI. El adolescente de 15 AP años, abatido por la Policía en su colegio el pasado viernes, estaba ayer clínicamente muerto. Christopher Penley, que cursaba el octavo grado, resultó gravemente herido tras enfrentarse con una pistola de perdigones a los policías que intentaban detenerlo en un baño de la escuela secundaria de Milwee, cerca de la localidad de Longwood, al norte de Orlando, Estados Unidos. Todo empezó con una discusión entre el menor y otros dos alumnos, que derivó posteriormente en una persecución policial de casi una hora. Al parecer, el adolescente huyó hacia la terraza de la escuela tras un forcejeo con un compañero que vio el arma y lo denunció a las autoridades escolares. En la imagen, compañeros de Penley y sus familiares en el lugar de la tragedia.