Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16 1 2006 23 Irán advierte a Occidente que el precio del crudo se disparará si se le sanciona por su programa nuclear Manifestaciones populares en Pakistán contra EE. UU. tras el bombardeo por error del viernes MICHELLE BACHELET Candidata socialista Tras su exilio en Alemania regresó a Chile. Un día se cruzó con su torturador en el ascensor de su casa. Se quedó muda. El individuo vivía en el mismo edificio La importancia de ser mujer C. DE C. Michelle Bachelet recibe la felicitación de Sebastián Piñera y su esposa, Cecilia Morel AFP La histórica militante socialista no podrá quejarse de la herencia, con un crecimiento del 6 por ciento El Berlusconi chileno tiene ante sí un futuro prometedor, pese a su derrota y las luchas que se prevén en la derecha Sólo en el exterior sorprende que los chilenos hayan elegido a una pediatra separada y agnóstica del ultraconservador Joaquín Lavín (UDI) y el 5,4 por ciento del humanista de ultraizquierda, Tomás Hirst. Este último dio libertad de acción a sus votantes, pero el Partido Comunista, que concurrió junto a él en alianza, entregó su apoyo a Bachelet después de arrancarle algunas concesiones. El drenaje de estos votos sumado a la incorporación activa de las principales figuras de la Democracia Cristiana (DC) y al apoyo de Ricardo Lagos, se consideran las bazas definitivas para que Bachelet, finalmente, haya ganado la partida de las elecciones. Sin embargo, pese a la derrota, Piñeira ha sido una revelación. Se incorporó tarde a la carrera por la Presidencia pero logró escalar posiciones ininterrumpidamente hasta lograr pasar a la segunda vuelta y dejar en la cuneta a Lavín, el hombre que puso en serios aprietos a Ricardo Lagos en las elecciones de 1999. Consciente de que su carrera política no está concluida con este fracaso, anoche aseguraba: hay que saber escuchar y respetar la voz de la mayoría pero, matizaba, no nos sentimos derrotados, nos sentimos ganadores porque reunir el apoyo de casi el 47 por ciento significa que tenemos el futuro por delante Ha sido una gran candidata. Ha demostrado capacidad, inteligencia y liderazgo que vamos a poder ver en su Gobierno Las palabras del ex senador de la Democracia Cristiana, Andrés Zaldívar, incorporado de urgencia al equipo de Bachelet en el segundo tramo de las elecciones, apuntaban a despejar las dudas que genera una figura considerada débil por la oposición. La plana mayor de los partidos que conforman la Concertación, se presentó unida en un frente común, No hay méritos personas de nadie, es el traba- jo de todos insistió Zaldívar. La Concertación es la más grande coalición de la historia reforzaba Sergio Bitar, otro salvavidas de última hora para la campaña. Soledad Alvear, ex adversaria de Bachelet en unas primarias que nunca llegaron a celebrarse, y último cabo al que se aferró cuando temió que su campaña podía hacer aguas, celebró, el cambio histórico en Chile Han sido casi seis meses de intensa campaña donde la candidata ha enarbolado, hasta el cansancio pero con resultado, un discurso en defensa de la discriminación positiva para las mujeres. Desafíos En cuanto a los desafíos que la esperan, Bachelet no podrá lamentarse de la herencia recibida como sucede en el resto de los países de la región cada vez que cambia el Gobierno. Ricardo Lagos abandonará el cargo el próximo mes de marzo con una popularidad que ronda el 70 por ciento. Deja en sus manos un Chile con una tasa de crecimiento del 6 por ciento, un 7,9 por ciento de desempleo, estabilidad monetaria, un superávit fiscal sin precedentes, estimado en 4,5 del PIB y unas exportaciones anuales de 40.000 millones de dólares. Sin embargo, no se pueden ocultar deudas pendientes como la brecha social y una urgente reforma de las pensiones. SANTIAGO. Verónica Michelle Bachelet Jería, de 54 años, se define como agnóstica, socialista y separada, los tres pecados más grandes que puede tener una mujer en Chile Un cuarto redondea su currículum personal: a falta de una ley de divorcio- -aprobada el pasado año- la menor de sus tres hijos, Sofía Henríquez, era para los tribunales locales el resultado de una relación clandestina. Es decir, extramatrimonial. Intimidades aparte, la candidata socialista tiene una carrera política ganada a pulso, empapada en sudor y bañada en lágrimas. Hija de un general de brigada muerto como consecuencia de las torturas de sus propios compañeros, por mantener su lealtad con el Gobierno de Salvador Allende, ella y su madre, Ángela Jería, una anciana de hierro, sufrieron en carne propia la dictadura. En 1975, ambas se exiliaron en Australia y luego en Alemania del Este. En Europa desarrolló una importante labor de resistencia al régimen de Pinochet para el Partido Socialista. Regresó a Chile en 1979 y, pese a las trabas del Gobierno, logró abrirse paso en la Medicina pública sin abandonar su militancia furtiva. Responsable de la campaña de Ricardo Lagos en Santiago en 1990, el actual presidente la nombró ministra de Sanidad y después de Defensa, puesto por primera vez en la historia ocupado por una mujer. Con fama de desconfiada, es obsesiva a la hora de mantener guardada bajo siete llaves su vida privada. De educación espartana, acostumbrada a la disciplina castrense, el recuerdo de la muerte de su padre le produce una amargura infinita, ...Fue un bello funeral, aunque pese a los 35 años de carrera, ninguno de sus compañeros asistió La confesión, recogida en el libro, Michelle Bachelet: la historia no contada está acompañada de un comentario sobre su personalidad, gesto poco frecuente en ella: Soy un poco como mi madre. A ella le enseñaron que no debía molestar a los demás con sus emociones