Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16 1 2006 Nacional 21 La Guardia Civil practicará nuevas pruebas de ADN en Campo de Criptana para intentar identificar al autor o autores de la muerte de Inmaculada Artega en 2001. Algunos de los jóvenes han mostrado su indignación por haberse convertido en sospechosos Criptana, bajo la sospecha del ADN TEXTO: CARMEN DEL CAMPO CIUDAD REAL. Revuelo en Campo de Criptana ante las citaciones que la Policía Judicial de la Guardia Civil está remitiendo, especialmente a la población juvenil, del municipio, para volver a practicar pruebas de ADN con el objetivo de identificar al presunto autor o autores del homicidio de la menor Inmaculada Arteaga, cuando se cumplen casi cinco años del suceso. Según ha conocido este periódico, la gran mayoría de las personas requeridas en el cuartel tendrán que comparecer esta semana para realizarse extracciones de muestras biológicas- -en concreto tomas de saliva- -advirtiendo que en caso de no comparecer serían requeridos por la autoridad judicial. Citaciones que en algunos casos, no han sentado bien y han asustado a sus madres. Algunos de los comparecientes han advertido que no han visto con buenos ojos que la Guardia Civil se haya personado en sus hogares, cuando, entienden, que nada tenían que ver con Inmaculada ni con su círculo de amigos. Guardando su anonimato, en contacto con este medio, reiteran su indignación por tener que acceder a estas pruebas que se realizan a violadores o para confirmar la paternidad. No tenemos nada que ocultar, pero nos parece detestable el método elegido, que puede atentar contra la libertad de las personas Campo de Criptana se echó a la calle en 2001 tras aparecer el cadáver semidesnudo de Inmaculada con la cabeza destrozada que estén tranquilos. Asegura que es una prueba necesaria, nadie debe sentirse culpable, pero debemos colaborar para que se resuelva el caso Magdalena Álvarez, madre de la víctima, está contenta con el nuevo impulso que recibe la investigación y confía en que tarde o temprano se esclarezca Hay que recordar que Inmaculada, de 14 años de edad, salió de su casa el 19 de marzo de 2001, con la intención de asistir a un cumpleaños con unas amigas, en una discoteca. Su familia denunció su desaparición aquella misma noche, porque no regresó ni contestó a las llamadas que realizó su madre al teléfono movil. Al día siguiente, un pastor encontró su cuerpo sin vida, en la Sierra de los Molinos, con la cabeza destrozada y el cuerpo semidesnudo y una piedra de grandes dimensiones cerca del cadáver. Inmaculada era la menor de cuatro hermanos y estudiaba en el colegio Isabel Perillán y Quirós en el que su padre impartía clases de Educación Física. Los alumnos del centro se manifestaron en varias ocasiones para exigir que el caso no quedara en el olvido. Fuentes de la investigación no han descartado, en todo este tiempo, ningún movil, incluso que la niña sufriera agresión sexual. Alguna pista en la comarca El subdelegado del Gobierno en Ciudad Real, Jaime Lacruz, ha solicitado a la ciudadanía que colabore con las Fuerzas de Seguridad: Tiene que haber alguien en la comarca que conozca alguna pista, merece la pena que se resuelva el caso Lacruz asegura que el caso es prioritario y objetivo permanente, advirtiendo que estas muestras son acciones policiales normales. Aunque la línea gratuita que se puso a disposición de los vecinos no dio los resultados esperados, el subdelegado se ha comprometido a mantener la privacidad de todas aquellas comunicaciones que se realicen en los teléfonos oficiales de la Subdelegación o de la Guardia Civil. Además, asegura que están en permanente contacto con la familia de Inmaculada. La última entrevista celebrada con ellos fue antes de la Navidad. El alcalde de Campo de Criptana, Santiago Lucas Torres, reconoce que, aunque por desgracia el caso todavía no se ha esclarecido, la investigación está siendo muy minuciosa y no se han escatimado medios. Agradece el esfuerzo del cuerpo benemérito y del subdelegado de Ciudad Real, que está demostrando ser un gran aliado Lucas ha pedido a los vecinos que tendrán que comparecer en los próximos días Más de doscientas personas rastrean la costa de Bayona en busca de la joven desaparecida ABC VIGO. El temporal que azotaba la costa de Bayona y alrededores dificultó ayer las tareas de búsqueda de Águeda González Portela, la joven de 21 años desaparecida el pasado miércoles en dicha localidad, informaron a Efe fuentes de Protección Civil de Nigrán. Las mismas fuentes explicaron que debido a la lluvia, el viento y la niebla, los perros adiestrados de la Guardia Civil y el helicóptero destinado a la búsqueda de la joven no pudieron participar en estas labores. El sábado, las Fuerzas de Seguridad encontra- ron un anorak y un sujetador durante las labores de rastreo por el monte, pero tras examinar ambas prendas con la familia de Águeda, se descartó que tuvieran algo que ver con la joven. Se fue a hacer fotocopias Los agentes dieron también poco crédito a las afirmaciones de un hombre que aseguraba haber visto a la chica después de su desaparición el pasado miércoles, cuando Águeda se desplazó desde su casa, en la parroquia de Baredo, hasta Bayona para hacer unas fotocopias. Las copias sí llegó a realizarlas, pero a partir de aquí se pierde el rastro de Águeda, quien se desplazó a Bayona en el coche de su hermano, que posteriormente apareció perfectamente estacionado. Desde el momento de la desaparición, la Guardia Civil está recibiendo multitud de llamadas telefónicas en las que se informa de la presencia de Águeda en toda la geografía española, pero hasta la fecha ninguna de ellas ha dado pie a una pista clara en torno a la desaparición. En la jornada de rastreo de ayer por los montes de los alrededores de Bayona, más de doscientas personas continuaban buscando a la joven de 21 años. La Guardia Civil y Protección Civil no han decidido por el momento paralizar la búsqueda. Por su parte, los familiares y amigos de Agueda siguen manteniendo que la joven no se ha ido por iniciativa propia y que debe estar retenida en contra de su voluntad.