Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 16 1 2006 ABC Nacional Batasuna no pedirá una tregua a ETA en su congreso pese a las cesiones del Gobierno Con la nueva mesa nacional, la coalición ilegalizada quiere aparentar autonomía respecto de la banda la imagen de que no está sumisa a los terroristas, Batasuna lanza un guiño al Gobierno para que potencie la mesa de partidos políticos vascos JAVIER PAGOLA MADRID. Los dirigentes de Batasuna no tienen previsto solicitar una tregua a ETA durante la asamblea nacional que pretenden celebrar el 21 de enero en Baracaldo (Vizcaya) En ese acto, la coalición difundirá su reorganización interna y la estrategia que planea para los próximos años. Con la nueva mesa nacional, integrada por dirigentes con peso político en la izquierda abertzale, Batasuna pretende aparentar autonomía política respecto a ETA a modo de guiño al Gobierno para que Zapatero facilite la constitución de una mesa de partidos. A los expertos antiterroristas no les ha sorprendido que los dirigentes batasunos rechacen, por enésima vez, reclamar a la banda criminal un alto el fuego y, mucho menos les ha extrañado que no le exijan el abandono definitivo de las armas. ETA, a lo largo de todo el proceso denominado bide eginez (haciendo camino) ya ha dado instrucciones al conjunto de la izquierda abertzale para que en la actual coyuntura, previa a un hipotético proceso de negociación, no se cuestione la lucha armada. La tregua es una carta que los terroristas se guardan (para cuando el proceso esté ya en marcha) como gran gesto que deberá ser correspondido por el Gobierno con otro otro gesto no menor b Al transmitir taculización a lo que denominan proceso de construcción nacional Además, según los mismos medios, la asamblea nacional que Batasuna quiere celebrar el sábado está configurada para escenificar su reorganización interna de cara a las elecciones de 2007 y no como una aportación al hipotético proceso de pacificación. No obstante, los dirigentes de la coalición aprovecharán la ocasión, si finalmente pueden celebrar el acto, para reiterar su propuesta de Anoeta, en la que se reclama una negociación a través de dos mesas. Una formada por los partidos políticos vascos para abordar la unidad territorial del País Vasco, Navarra y País Vasco francés, y su derecho a la autodeterminación, y otra entre el Gobierno y ETA para hablar de presos y desmilitarización del conflicto También habrá elogios para el denominado Foro de Debate Nacional, que en su día promovió y al que pertenecen, entre otros grupos nacionalistas, Eusko Alkartasuna y Aralar. Otegi, candidato a repetir Según fuentes de la lucha antiterrorista, Batasuna quiere aparentar que de su pretendida asamblea nacional va a salir una formación con autonomía política respecto a ETA. Sus dirigentes pretenden así hacer un guiño al Gobierno y al PSOE, que reiteradamente han pedido a la coalición que se desmarque de la banda como condición previa para que se pueda formalizar una mesa de negocia- Pintada en Alsasua el sábado, cuando Batasuna anunció públicamente el congreso AP ción política. Para ello, Batasuna ha previsto que su mesa nacional la integren dirigentes con un importante peso político e influencia dentro de la izquierda abertzale. De todas formas, se da por descontado que repetirán en la nueva dirección cabecillas como Otegi, Barrena, Permach, Álvarez o Goiricelaia, para garantizar la continuidad de la estrategia de los últimos años. Con esa falsa imagen de autonomía, Batasuna quiere potenciar la imagen de dos mesas de negociación aparentemente independientes una de la otra. Sin embargo, fuentes de la lucha antiterrorista advierten de que ETA nunca permitiría que una de las mesas trabajara al margen de la otra, pues sólo anunciaría (a sus contertulios del Gobierno) un abandono de las armas si comprueba en tiempo real que en la otra mesa- -la integrada por los partidos- -ha impuesto la unidad territorial del País Vasco, Navarra y País Vasco francés y su autodeterminación. Mecanismos de autodefensa Incluso la organización terrorista ha exigido a su brazo político que vaya más despacio, a fin de evitar un excesivo optimismo que transmita la imagen de que la izquierda abertzale está mendigando al Gobierno una negociación. Así las cosas, en ninguna de las tres ponencias que Batasuna tiene previsto difundir en su asamblea nacional hay amago de solicitud a la vanguardia para que deponga las armas. Incluso se alude en la ponencia Línea política a la necesidad de dotarse de mecanismos de autodefensa en el caso de que los Estados español y francés prosigan en su política de agresión y obs- ERC apela al derecho de reunión, como Zapatero, para defender el acto proetarra MADRID. Más explícito de lo que fue el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado jueves, el portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso de los Diputados, Joan Puigcercós, también defendió ayer el derecho de reunión de Batasuna, un derecho, dijo, que tiene que prevalecer por encima de otras consideraciones, especialmente si contribuye al proceso de paz En declaraciones a Servimedia, Puigcercós defendió el derecho de la coalición ilegalizada a celebrar su asamblea, prevista para el día 21 de enero, y si la izquierda aberzale aprovecha esta convocatoria para apostar exclusivamente por la vía política, bienvenida sea El portavoz independentista recordó, además, que su grupo parlamentario no respaldó la Ley de Partidos ni la ilegalización de Batasuna (por parte del Tribunal Supremo en 2003) por lo que reiteró que debe permitirse que la formación organice un acto que puede servir para avanzar hacia la consecución de tan deseada paz Una sola lista Tradicionalmente, la coalición abertzale ha difundido planchas de candidatos para que, en apariencia, las bases eligieran a los miembros de la mesa nacional. Pero en realidad era ETA la que imponía la nueva dirección. Ahora, Batasuna maneja una sola lista para configurar la nueva mesa nacional. Las fuentes consultadas no descartan que después de la celebración de la asamblea nacional, ETA difunda un comunicado en el que avale la estrategia de la izquierda abertzale y reitere su emplazamiento a una negociación para la resolución del conflicto vasco