Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15 1 2006 Los domingos 57 Preferidas de los presidentes Danielle Mitterand decidió sufrir en silencio, resignada, y al mismo tiempo victoriosa ABC Simone Veil (centrista) vivió la experiencia de Auschwitz y fue la primera presidenta del Parlamento Europeo, tras haber legalizado la interrupción voluntaria del embarazo, con Giscard, que fue el primer político francés que percibió la importancia histórica de los movimientos feministas en los años 60 y 70 del siglo pasado po que su esposo era un mujeriego empedernido. Pero lo amaba y lo amó hasta el final. Y decidió callar y sufrir en solitario, resignada y victoriosa, a su manera. Anne Pingeot fue la amante instalada en un palacio republicano, atendida personalmente por un amigo íntimo de Mitterrand que terminó por pegarse un tiro en el Elíseo. Hay quienes piensan que Anne Pingeot, conservadora jefe del Museo d Orsay durante unos años, fue la secreta inspiradora de la pirámide del Louvre. Ella fue la confidente y la compañera íntima más fiel, la madre de su hija, Mazarine, que se educó en el secreto, hasta que su existencia- -secreto a voces- -fue revelada por Paris- Match, en 1994, un año antes de la salida del Elíseo y del fin. Histórica escena familiar Mazarine fue durante veinte años un secreto a voces ñoritas dispuestas concederle sus favores. Quienes cubrimos algunas campañas electorales de Mitterrand podemos contar con qué paso y sonrisa sibilina se dirigía el candidato o presidente a las jóvenes colegas que bebían sus palabras con un apetito mucho más que puramente profesional. Es famosa la historia de una colega sueca que acompañó a Mitterrand en muchos desplazamientos y terminó por ser madre de un hijo cuyo padre pudo ser el aún candidato a la presidencia. Entre todas las mujeres políticas e íntimas de Mitterrand, Danielle, la esposa, y Anne Pingeot- -la madre de Mazarine, la hija oculta durante casi veinte años- -ocupan un lugar a todas luces excepcional. Danielle Gouze- Mitterrand fue la esposa fiel y cómplice. La madre de sus hijos. Quizá siempre suAmbas familias, la oficial, con Danielle Gouze, y la oficiosa, con Anne Pingeot, se reunieron por vez primera ante la tumba del difunto presidente, el mes de enero de 1996. Se trataba de una primicia histórica. Por vez primera, en la historia política de Francia, la esposa y la amante de un jefe del Estado se reunían, con sus hijos, ante la tumba del patriarca. Danielle Gouze- Mitterrand y Anne Pingeot se conocieron y respetaron, sin poder intimar. La hija y los hijos de Mitterrand se conocieron y siguieron caminos distintos. Mazarine Pingeot- Mitterrand ha sido madre recientemente. En verdad, casi todas las mujeres que trataron de cerca a Mitterrand, de Margerite Duras a la astróloga Elisabeth Tessier, de Françoise Sagan a Christina Forsne- -la periodista sueca con la que sostuvo una tórrida relación carnal, en la senectud- -han dejado testimonio de respeto y cariño. Ellas lo conocieron en una intimidad muy alejada del fragor de la política. Edith Cresson (socialista) protagonizó varios escándalos en la Comisión Europea, tras hundirse como efímera primera ministra de Mitterrand- -también fue la primera mujer que accedía a ese cargo en la historia de Francia- -y hacer comentarios desafortunados sobre la virilidad de ingleses y japoneses Quienes cubrimos algunas campañas electorales de Mitterand podemos contar con qué paso y sonrisa sibilina se dirigía el candidato o presidente a las jóvenes colegas que bebían sus palabras Françoise Giroud (liberal) fue ministra de Giscard, votante de Mitterrand y una de las periodistas más legendarias de su tiempo