Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Los sábados de ABC SÁBADO 14 1 2006 ABC LECTURAS VIVIMOS COMO SUIZOS ROSA BELMONTE ¿Puede el trabajo ser un lugar para el desarrollo social y espiritual? Tres expertos muestran en camino para conseguirlo FARSANTES ientras aquí plagiamos, olvidamos y a otra cosa, Ana Rosa, en el extranjero se montan escándalos a propósito de lo que hay de verdadero y de inventado en dos escritores de moda. Vaya, que un escritor invente había sido de toda la vida un mérito. Los pollos acusados de farsantes son JT LeRoy (una especie de Boy George literario) y James Frey, ambos con obras exitosas y presuntamente autobiográficas. Al primero, de pasado chapero y drogadicto, The New York Times le llegó a exigir que mostrara los papeles del camión o no le publicaba un artículo. Pues ni que fuera una carta al director. El caso es que el periódico ha destapado que no es hombre sino mujer y, por tanto, de chapero nada. Cualquiera que haya visto una de sus escasas fotos (así, una tomada en Roma) tendría que estar muy fumado para creer que la cara que hay detrás de las gafas de sol y debajo del sombrero es la de un tío. Poco trabajada estaba la farsa, como provocando la gran y publicitada revelación. Kelly Lynch en The L word sí parece un hombre pero JT LeRoy parecía Bonnie Tyler sin voz perruna. En cuanto a James Frey, apoyado por Oprah Winfrey en su club de libros y defendido por ella tras el follón, se le reprocha haber adornado su pasado de drogadicto, alcohólico y criminal. A Oprah le basta con las drogas, según llamada sorpresa al programa de Larry King: Lo relevante es que era un drogadicto que llevó un mensaje para salvar a otras personas Con semejante justificación, queda claro que aquí nadie está hablando de literatura. En cualquier caso, más vale una historia falsa con algún interés que una verdadera sin chispa. Ya lo dice Fran Lebowitz: Si usted siente una urgente y devoradora necesidad de escribir o pintar, sencillamente cómase algo dulce y verá cómo ese sentimiento se le pasa. Su vida no sirve para hacer un buen libro. No lo intente siquiera Además, si las falsas memorias son la causa de algunas posesiones demoníacas, según recientes investigaciones psicológicas, no hay por qué menospreciar las falsas memorias a la hora de escribir. Hablando estrictamente de literatura, si ahora me cuentan que David Sedaris en realidad no es un inmigrante griego de segunda generación y que todos esos episodios descabellados de su vida familiar son inventados todavía me parecería mejor escritor. De los que imaginan. M El poder de la mente isas, atascos, bocinazos, nervios, estrés. El que no sufra de neurosis en la sociedad actual que tire la primera piedra. Yo no, desde luego. Que no la tiro, vamos. Que yo sé que voy como una moto. Fe de ello la pueden dar, precisamente, mis tres interlocutores. No puedo ni imaginar qué pasó por sus mentes- -calmadas, serenas, equilibrads- -cuando la que suscribe, al borde de un ataque de nervios, apareció disculpándose porque llegaba tarde. Lo siento, de verdad, estoy avergonzada. Ha sido el tráfico, etcétera, etcétera Tres pares de ojos miraban con una serenidad aplastante. Al acabar, no sé quién de ellos ¿quizás los tres al unísono? dijo: Tranquila. No pasa nada. Cuando las cosas no tienen solución lo mejor es calmarse, esperar y aceptarlas como vienen... Hay que relativizar y no agobiarse Ni una mala cara. ¿Cómo se consigue ser así? ¿Quiénes son estos hombres? Pues un pensador, un empresario y un ejecutivo. Por orden. Ramiro Calle, imprescindible en el universo del yoga, director del Centro de Yoga y Orientalismo Shadak y especialista en meditación, psicoanálisis y psicología oriental; Marcos Fernández Fermoselle, presidente del grupo inmobiliario Parquesol, y Joaquín Tamames, presidente del banco de negocios Axel Urquijo. A los tres les une, además de una gran amistad, su devoción por el mundo de la meditación y de la espiritualidad. Muchos años de práctica (yoga física, yoga mental) les han hecho ver que trabajando la mente se puede conseguir vivir mucho mejor y hacer la vida más agradable a los de alrededor. Motivo más que suficiente para intentar trasladar sus conocimientos, no sólo a su entorno familiar, sino al mundo empresarial. Algo que han hecho en Dividendos para el alma. Cómo ser un ejecutivo eficaz y mejor persona que agotó la primera edición en tan sólo quince días. La mayor parte de nuestra vida la pasamos en el trabajo- -indica Tamames- Pr TEXTO: MARTA BARROSO El estrés y el agobio son compañeros indeseados en el mundo laboral ABC Marcos Fernández Joaquín Tamames Ramiro Calle un entorno marcado por la competitividad, la agresividad y el estrés. Muchísimas personas van a la oficina horrorizadas... Lo que pretendemos con el libro es que la gente pueda considerar el trabajo como una fuente de satisfacción y un lugar para el desarrollo social y, por qué no, espiritual. No digo que sea fácil, pero el actual paradigma no es sostenible. Pensamos que cada vez hay más sensibilidad a este tipo de mensajes apretar el botón de la pausa antes de reaccionar ante un impulso; relativizar los problemas; encontrar el equilibrio; descubrir el lado más humano de las personas... Todo esto y mucho más aparece en este libro a través de citas, cuentos, reflexiones o ejercicios. Hay una serie de leyes, de reglas concretas, que tanto Joaquín como yo hemos aplicado en el trabajo y comprobado que producen dividendos. Igual que se han descubierto teorías importantes co- Cambiar los enfoques Hay que reeducar la mente. En el libro enseñamos a cambiar los enfoques, las actitudes, las ópticas. Si conseguimos ver las cosas desde un lado más positivo, nos relacionaremos mejor- -explica Ramiro Calle- En psicología oriental se dice: así como te sientes, así te relacionas Si la gente es un poco más madura, más integrada, más equilibrada, el cambio fluirá en el ambiente laboral o de cualquier orden. Pero si la mente no cambia nada, no cambian las actitudes Aprender a ser ecuánime; El libro es toda una guía para romper tópicos en la vida mo la de la relatividad para que el mundo evolucione, en el campo espiritual hay otras reglas que funcionan, y lo hacen de forma práctica explica Marcos Fernández Fermoselle. No son etéreas, ni idealistas o bonitas, sin más. Funcionan ¿Dividendos para el alma? Sí. Un dividendo para el alma siempre conlleva un dividendo material, algo concreto, práctico y demostrable. ¿Qué hacemos en nuestra empresa? Por ejemplo, cuando hay mucha ansiedad por cerrar un trato siempre intento relajar el ambiente- -continúa- La ansiedad es mala consejera, y si te tranquilizas puede que cierres ese trato y dos más La armonía es clave- -añade Joaquín- Una empresa debe tener tres patas: el beneficio, porque si no, no funciona; la creatividad, para ofrecer lo que la gente quiere, y la armonía. La definición de armonía es complicada. Pero en la de desarmonía estamos todos de acuerdo, y en muchísimas empresas existe. Para conseguirla hay que tratar a todo el mundo por igual, no gritar cuando algo no salga bien, no obsesionarse por los resultados En resumen, cambiar, reeducar la mente, sonreir. Se puede hacer. Sólo hay que tener el convencimiento y ponerlo en práctica. Lo dijo Ramón y Cajal: Un ser humano puede ser el arquitecto de su propia mente Ya saben.