Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 1 2006 55 El líder de CiU en Lérida, Isidre Gavín, propone devolver a Aragón réplicas de las obras Saqueado por Napoleón Los 85 kilómetros de estanterías conservan la mayor parte de los documentos oficiales de la Santa Sede desde 1198, incluidos los que llegaban de los diversos Reinos y Estados con los que entraba en contacto. Los documentos públicos más antiguos de muchos países están en el Archivo Secreto Vaticano, igual que sucede para casi toda África y Asia con el Archivo de Propaganda Fide que se ocupa de los territorios de misión. El Archivo Secreto sería mas completo si Napoleón- -que conocía bien su inmenso valor- -no se lo hubiese llevado a París en 1810. Aunque la Santa Sede logró recuperarlo poco a poco entre 1815 y 1817, los sucesivos traslados significaron la pérdida de muchos documentos. Así, por ejemplo, se conserva el sumario del proceso a Giordano Bruno, pero no las actas con las declaraciones de los testigos y la correspondencia diplomática de la época para conseguir que fuese entregado al Estado del Papa. Algunos estadistas corrigen los daños de sus predecesores, y el presidente Charles de Gaulle regaló en 1964 a Pablo VI una carta de Teresa de Ávila al padre Ambrosio Mariano conservada en la Biblioteca Nacional de París. La santa incluye una cariñosa protesta por el tratamiento que el sacerdote de Calabria le había dado: Por caridad, que no me ponga señora en el título, que no es lenguaje nuestro... La Biblioteca Vaticana ha tenido siempre mejor suerte. Nunca fue saqueada y sus tesoros más valiosos se conservan en un búnker subterráneo a prueba de bombardeos, terremotos e incendios. Una nueva traducción recupera en verso el Paraíso Perdido de Milton Bel Atreides ha traducido este poema fundamental de la literatura inglesa y Nicanor Vélez destacaron la calidad de esta versión que Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores presenta en edición bilingüe JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. El verdadero sentido de la nostalgia del Paraíso solamente está al alcance de un hombre que ha caído, como le pasó a John Milton al final de su vida, en la desgracia, en la persecución, en la pobreza, en la ceguera... Más de diez mil versos componen Paraíso perdido la obra más famosa de este gran poeta inglés, que nació en Londres en 1608, un poema que refleja una honda visión teológica y poética con aliento épico y que acaba de ser vertida al castellano por el escritor y traductor Bel Atreides. En la presentación a la prensa de esta edición bilingüe de Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores, Atreides se refirió a la cuestión que ha hipnotizado a los estudiosos de Milton, relativa a las dudas sobre si es Dios o Satán el héroe de este poema. El traductor afirmaba ayer que esta pregunta está mal enfocada y para ello b Jenaro Talens El traductor, Bel Atreides EFE repasó el ideario miltoniano, un legado de rebeldía y libertad, el de quien participa en la ejecución del Rey Carlos I y lucha por el librepensamiento, la libertad de prensa e, incluso, el divorcio en una sociedad que vive uno Caballero Bonald y Castilla del Pino arropan el libro de Pozuelo Yvancos sobre la autobiografía TULIO DEMICHELI MADRID. José Manuel Caballero Bonald y Carlos Castilla del Pino presentaron ayer De la autobiografía. Teoría y estilos (Crítica) del profesor y crítico literario José María Pozuelo Yvancos, colaborador de ABC, obra que incluye a los presentadores, pues el primero ha publicado Tiempo de guerras perdidas y La costumbre de vivir y el segundo, Pretérito imperfecto y Casa del olivo Junto a esos libros, Pozuelo pasa revista a La arboleda perdida de Alberti, a Confieso que he vivido de Neruda, y a la obra autobiográfica de dos autores extranjeros, Roland Barthes y Philip Roth. Castilla del Pino dijo no creer en la visión que los deconstruccionistas tienen del yo como un protón pero sí en el yo que fabrican los narradores y que son muchos yoes, uno de los cuales es el yo autobiográfico Qué hacemos con todo ese material informe? -se preguntó- Yo tenía el yo bastante puesto en orden, y además, la sensación de que había situaciones que ha- de los momentos claves de la cultura occidental: esa revolución inglesa que prenderá la mecha, a su vez, de las revoluciones francesa y americana, la hacen hombres como Milton, un devoto autodidacta. Para Bel Atreides, lo heroico fue el acto de escritura de Paraíso Perdido Ciego por un glaucoma y perseguido por sus enemigos políticos, que querían condenarle a una muerte horrible, cuando al implicado en un crimen de lesa majestad se le colgaba y, antes de morir, se le evisceraba y desmembraba, Milton recibía la visita de la Musa durante la noche y memorizaba los versos que por la mañana dictaba a un amanuense. Resuelto que el escritor- -que sólo cobró 10 libras por este libro- -es, en este sentido, el héroe de la obra, Atreides subrayó que la interpretación pasa por analizar la evolución de los personajes. Así, explicó que la dignidad de Satán en los primeros libros, la de quien se rebela frente a un poder omnímodo, acaba degradándose hasta el ridículo de un sapo que susurra al oído de Eva, en un proceso que también ridiculiza, en su opinión, la inspiración del poeta. Por su parte, la figura de Dios que comienza por exculparse de la existencia del mal en el mundo, acaba también cediendo importancia a la figura de Cristo. La figura integradora de Cristo Cristo es, por ello, el personaje que cobra una entidad a lo largo de la obra que se impone al individualismo adolescente de Satán con un individualismo integrador que lo redime todo La idea de que toda la tierra, luces y sombras, es también una manifestación de Dios, recuerda el traductor, es precisamente la que despertará William Blake años después en su reivindicación de Milton, añade Atreides. Para el traductor, esta obra nos habla hoy de una pregunta fundamental: si el hombre merece un futuro, que Milton responde con lo que podría denominarse como empirismo trascendental, muy ligado a los estados de conciencia que la espiritualidad oriental enuncia y que la ciencia está descubriendo en las fronteras de lo ínfimo y lo más lejano. En la presentación también participaron el poeta Jenaro Talens, que alabó la traducción de Atreides, porque ha conseguido que el lector pueda divertirse con Milton sin banalizarlo. Por su parte, Nicanor Vélez, responsable de la colección, calificó la obra de pilar de la gran épica occidental a la vez que portal de nuestra modernidad y dijo que Satán es responsable de que el Paraíso siga hablándonos Cada documento encierra muchos avatares históricos, desde la petición de divorcio de Enrique VIII hasta el proceso de Galileo El maestro de arquitectos informa a su protector de que los obreros le han dicho que no pueden seguir así y que tendrán por fuerza que abandonar las obras, con el consiguiente daño de muchos miles de escudos y es necesario evitar que se produzca tal escándalo Por fortuna, Miguel Ángel logró su objetivo y, aunque nunca llegaría a ver la cúpula terminada, desde hace cuatro siglos la admira el mundo entero. bía que contar. Ahora le debo a Pozuelo que haya sido como un psicoanalista para mí Por su parte, Caballero Bonald, quien confiesa haber hecho en esas obras la novela de la memoria en la que también hay invención afirmó que el libro presentado lo es de un maestro que ahora demuestra una gran sensibilidad para analizar los diferentes estilos de autobiografía Pozuelo Yvancos resaltó el interés que el yo y la intimidad suscitan hoy entre nosotros. A su juicio, el problema de la identidad autobiográfica es bastante moderno y concluyó que no es que entre nosotros no se haya hecho esta literatura, sino que no ha sido suficientemente valorada Por último, explicó que la elección de los autores de su libro no sólo debe a una apuesta estética y ética sino también porque constituyen un repertorio de estilos más que de modelos En cualquier caso, se ha interesado por escritores para los que la literatura autobiográfica ha sido una necesidad, porque querían dejar testimonio de lo vivido