Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 SÁBADO 14 1 2006 ABC Madrid Un informe alerta del pésimo estado de una veintena de comisarías y unidades policiales En la de Arganzuela, de nueve pisos, no funcionan los ascensores, y Centro se encamina a la ruina b La Jefatura Superior de Madrid ha enviado reiterados informes a la Dirección General de la Policía poniendo el acento en la grave situación de las infraestructuras CARLOS HIDALGO MADRID. El nivel de profesionalidad de la Policía Nacional en nuestra región es más que bueno; el de sus dependencias y medios materiales, pésimo. Esta última aseveración es la que se desprende de un informe realizado por el Gabinete de Prevención de Riesgos Laborales del Sindicato Unificado de Policía (SUP) sobre el estado de edificios y equipamientos en la Demarcación de Madrid. Inmuebles de nueve plantas sin ascensores operativos desde hace meses, suelos abombados, humedades en los techos, defectos en la climatización, falta de medidas de seguridad... Son algunos de los desperfectos que afectan no sólo a diez comisarías de distrito y locales, sino también a unidades policiales de organismos centrales y brigadas provinciales, como la Científica y la de Seguridad Ciudadana. El documento, al que ha tenido acceso ABC, recoge los resultados de las visitas e inspecciones realizadas a cada dependencia. La comisaría de Arganzuela es una de las que pide una actuación más urgente. El edificio en que está enclavada, un antiguo hotel, cuenta con nueve plantas en altura, más otras dos inferiores. Dispone de dos ascensores; pues bien, el único de ellos que funcionaba lleva estropeado casi tres meses. El servicio de DNI, el más utilizado por la envejecida población del distrito, se encuentra en la primera planta, a la que sólo es posible llegar por la escalera; pero aún lo tienen peor los funcionarios que, cada día y varias veces, han de subir y bajar hasta nueve pisos. En esa misma comisaría se repite lo que en otras, como las de Moratalaz y Coslada- San Fernando de Henares, que es de reciente construcción: los aparatos de climatización no son capaces de caldear las salas, por lo que se llega a sufrir temperaturas de menos de 6 grados en el invierno. Los vestuarios y taquillas aparecen, asimismo, inundados de cachivaches, matrículas falsas incautadas, cascos de moto, cajas e, incluso, algún neumáti- co. La comisaría más sobrecargada de trabajo, la de Centro, en la calle de Leganitos, se encamina a la ruina según el SUP. En los bajos del edificio aparecen humedades que logran que los azulejos se desprendan. En la primera planta está el archivo: no puede soportar tanto peso, de manera que el suelo se ha abombado. El problema de material de oficina apilado en pleno pasillo es también una tónica general en las dependencias, así como el mal estado de los baños: algunos han tenido precintos y en los sótanos los olores son tan fuertes, que no se puede ni entrar Este tipo de situaciones provocó que, en una ocasión, una limpiadora que se encontraba trabajando en los lavabos de Moratalaz viera cómo se venía el doble techo de escayola abajo. La mujer, que pensó que se trataba de un atentado terrorista, pudo esquivarlo a tiempo, por suerte, pero el lavabo se rompió. Los vestuarios, convertidos en un almacén de restos de todo tipo consiguiente peligro en caso de una evacuación urgente Tampoco existen aseos específicos de señoras y en el cuarto de baño de la planta sótano se observa un diferencial de electricidad, ubicación totalmente prohibida por la legislación vigente La comisaría de Torrejón de Ardoz FOTOS: ABC El Corredor del Henares y Móstoles La central sindical denuncia también que en la comisaría de Alcalá de Henares existe un garaje posterior con acceso desde la calle, a través del cual también pueden alcanzarse unas escaleras interiores. Por cierto, que allí no existe salida de emergencia, con el se encuentra situada junto a una fábrica de madera: El riesgo de incendio asociado con este tipo de industria está catalogado como medio- alto En otro punto de la región, en Móstoles, en menos de 50 metros cuadrados se hacinan las taquillas de más de un centenar de funcionarios Casi 450 motos de proximidad de Cotino, arrinconadas El Sindicato Unificado de Policía (SUP) no olvida tampoco las 447 scooters olvidadas de la Policía de Proximidad auspiciada por Juan Cotino, el que fuera director general de la Policía durante el mandato gubernamental del PP. El Plan Policía 2000 quedó obsoleto, y, con él, parece que estas motocicletas. De un total de 548, sólo funcionan cien. Incluso en el Centro de Proceso de Datos de El Escorial hay 150 almacenadas y que no funcionan. Algunas de ellas están siendo remodeladas y pintadas para darles un uso comercial.