Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional SÁBADO 14 1 2006 ABC El jersey de Evo Morales ya tiene quien le cante en México MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. El jersey de baby alpaca (unos de los tejidos más finos, resistentes y caros que se conocen) y coloridas rayas de Evo Morales ha dado la vuelta al mundo, y no sólo porque su propietario haya insistido en lucirlo durante su reciente gira (España, Francia, China, Suráfrica... como presidente electo de Bolivia. El vistoso suéter de tonos rojo, azul, blanco y gris ya ha inspirado una canción en un programa radiofónico mexicano dedicado a la sátira política. El presidente electo de Bolivia tiene un suéter nada más. Él lo lleva a todas partes y no quiere dar su gas. Es a rayas, calentito. La verdad, no es muy bonito. sííí! ya cómprenle otro suéter dice la tonadilla interpretada en el programa El hueso de la emisora W Radio, que pertenece al grupo español de comunicación Prisa. En otra estrofa, el indígena aimara que tomará las riendas del país andino el próximo día 22 es comparado con Marta Sahagún, la esposa del presidente mexicano, Vicente Fox, criticada por su afición a las prendas de exclusivos diseñadores: Evo el suéter no se quita, porque él cree en la austeridad; él no es como Martita, que transpira vanidad... Morales y Fox han protagonizado estos días un enfrentamiento verbal a cuenta del gas natural boliviano. El atuendo favorito de Evo Morales Aima, que se crió en la pobreza extrema, consiste en pantalón vaquero negro (marca Wrangler) camisa de manga corta y calzado deportivo. Aunque, desde que ganó las elecciones el pasado diciembre, ha vestido en alguna ocasión un elegante chaquetón de cuero, pantalones anchos y, por supuesto, el jersey a rayas. Quería criticar la guerra de Irak desde la televisión ante la dificultad como diputado independiente de hacerse oír por otros medios, pero ha enfurecido a sus votantes en el Reino Unido Galloway: así en los Comunes como en Gran Hermano TEXTO: EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. George Galloway ha protagonizado tantas polémicas en política que, tras haberse enrolado en el Gran Hermano de los Famosos, parecía imposible que se superara. Sin embargo, ayer acabó por inflamar a los votantes que aún defendían su presencia en el programa de televisión como una tribuna alternativa al Parlamento y más próxima al ciudadano. Galloway, que hace unos años abandonó el Partido Laborista con fuertes críticas al Gobierno, apareció en el programa de Channel 4 haciendo de gato. Se puso a cuatro patas y simuló lamer las manos de otra concursante, la actriz Rula Lenska, que supuestamente le ofrecía leche, crema o váyase usted a saber. El diputado independiente por el distrito londinense de Bethal Green y Bow, una zona de gran inmigración musulmana en el este de la ciudad, ronroneó como un felino y luego la actriz le limpió el bigote y orejas por si quedaban restos de la imaginaria comida. Luego el gato- diputado se tumbó como para hacer la digestión mientras que Lenska le acariciaba como a un animal de compañía. Galloway apareció imitando a un gato el jueves en la televisión británica son emitidas. El diputado también se ha quejado de que en el programa se habla demasiado de sexo. En lugar de responder con una cierta postura de dignidad, algo difícil desde luego en Gran Hermano, Galloway mismo se ha rebajado. De él salió ayer la idea de ponerse a cuatro patas. ¿Te gustaría que hiciera de gato? propuso el diputado a Lenska cuando ambos habían sido encargados por el programa de la tarea de ver si los humanos pueden comunicarse con animales El polémico político, que ha estado en el ojo del huracán por su relación con Sadam Husein y tuvo que comparecer ante el Senado norteamericano por supuestos pagos recibidos del régimen iraquí, está en la lista de los concursantes que el público puede echar los próximos días. Después de haber estado incomunicado del mundo todo este tiempo, en el que han ocurrido cosas importantes AP Se sentía amordazado Con ello, Galloway traicionó todo el discurso que había orquestado sobre su presencia en Gran Hermano. Entró en la casa- plató el día 6 proclamando: Stop a la guerra y se introdujo a los otros concursantes como soy George Galloway, miembro del Parlamento Su pretensión era llevar las conversaciones hacia el debate político y denunciar la invasión de Irak, asunto que le permitió ganar a su rival laborista el escaño parlamentario el año pasado. Pero él conocía la advertencia de Channel 4 de que no permitiría las discusiones políticas. El partido Respeto, creado por Galloway, ha denunciado que a éste se le ha amordazado y que las escenas en las que habla de Irak no en la política británica como la crisis de liderazgo de los liberal- demócratas, Galloway deberá responder a sus votantes por qué tuvo a bien perderse la votación en los Comunes relativa a un proyecto ferroviario que afecta a su distrito. ¿Por qué no está en el trabajo? La entidad Residentes Unidos de Bethnal Green y Bow han colgado un cartel en su página de internet preguntando por el diputado de su circunscripción: ¿Por qué no está en el trabajo? También se han manifestado frente a las oficinas del partido Respeto. Los informativos de televisión recogieron ayer testimonios en la calle, y numerosos vecinos, en su mayoría de origen inmigrante, mostraron vergüenza por quien les representa. Coincidieron en que Gran Hermano puede ser más entretenido que el Parlamento, pero definitivamente no es lugar para un diputado.