Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 13 1 2006 99 Televisión y radio JESÚS QUINTERO Periodista Fuera de control retrasa su estreno una semana respecto a lo que había anunciado TVE en su programación. La serie de Globomedia empieza el jueves 26 de enero, a las diez de la noche. Mi locura es creer que la televisión sirve para algo más que para producir basura Tiene miedo como siempre que empieza una nueva andadura, pero dice que El Loco de la Colina que regresa el martes a las 22.00 horas a TVE- 1, es diferente, escéptico, apasionado y más duro por los palos que le ha dado la vida TEXTO: CLARA GUZMÁN FOTO: ABC -Señor Quintero, ¿qué tiene Televisión Española que no tenga Canal Sur? -Televisión Española es mi casa, ahí nací con el Loco de la Colina y el Perro Verde. Y Canal Sur es mi hogar. Fui feliz haciendo el programa en Andalucía para mi gente, pero todo creador aspira a enseñar lo que hace al mayor número de personas. Además, no me he ido, sólo he ensanchado el territorio. La colina está en el Guadalquivir de las estrellas. Aquí trabajo, aquí vivo, aquí creo. Mi locura es andaluza, andaluza y universal. Es hermoso que el programa se emita en el Canal Internacional de Televisión Española. -Usted dijo que se sentía muy cómodo hablando para los andaluces en la RTVA, porque nos entendemos ¿Qué ha pasado, que ahora habla otro idioma? -Con ese idioma he hecho programas en Argentina, en Uruguay, en Miami, en los canales hispanos de América. Mi antena siempre fue la Giralda. Ahora también. Y mi río, el Guadalquivir de las estrellas. ¿Qué ha ocurrido en Televisión Española para su vuelta? ¿Le han levantado la veda? -Es verdad. No vuelvo desde el Loco de la Colina y el Perro Verde. Siempre había una voz que decía Quintero, no Dice Tarantino que de todo lo que ha hecho en su vida de lo que más orgulloso está es de no haberse dado por vencido entonces. -Regresa en plena cuesta de enero ¿eso implica que le han pillado los saldos -Siempre he buscado lo mejor. Nunca fui de saldos Me gusta enero porque el espectador está más tranquilo para contemplar mi historia después del apocalipsis navideño. -Retorna El Loco de la Colina en un tiempo en que se echa de menos la cordura. ¿Es que usted quiere echar más leña al fuego? -Decía Chesterton que el loco lo pierde todo menos la razón. Mi locura es otra. Mi locura es creer que la televisión sirve para algo más que para producir basura, creer en el hombre a pe- sar de todo, en el arte, en la belleza. Mi locura no tiene nada que ver con la de Bush y esos locos. -Usted me dijo en cierta ocasión que no estaría dispuesto a colaborar en la idiotización del ser humano ni movería un dedo para que la gente fuera superficial, pero, ¿y si estuviera en juego la audiencia de su programa? -Por la audiencia, todo. Las mejores ideas, las mejores entrevistas, la mejor música, la mejor escenografía, el mejor tono. Todo menos bajar el listón. Entonces me marcharía. ¿Se considera un comunicador de elite? -Sí, porque no hablo para la multitud. La multitud es mentira y por eso sólo la mueve la mentira. Yo hablo de boca a boca, hablo a una sola persona. El que se considere elite es un bobo insoportable que seguro que aburre a las ovejas. Yo conozco a uno. -Usted esperaba con ilusión que los profesionales tuviéramos un Consejo Audiovisual nombrado por el Parlamento, pero parece que han llegado con un talante combativo con la profesión. -Confío en que la mediocridad actual pase. Porque, si no confiara, me habría ido a una isla desierta, suponiendo que quede alguna a la que no haya llegado la larga mano del consumismo y el mercado. Confío en que pase la cacería. Confío en que los programas de televisión no sean una cosa que sale entre dos bloques de publicidad. Eso lo tienen que solucionar los espectadores, los profesionales, el Consejo de los que saben y los directivos. Estamos en los últimos días de Pompeya. Decía el poeta Pound que un poeta no debía hacerle caso a un crítico que nunca hubiese escrito un buen poema. ¿Qué pensaría si le pusieran una mordaza por orden de alguno de esos consejos audiovisuales? -Yo espero que en ese consejo se discutan las ideas, el trabajo y que se pregunte a los que más saben. -Parece que se han empeñado en mandar a los jueces a los albañiles, ¿le parece justo? -Si no se lo parece a los jueces, no. -Ha empezado muy fuerte con Rocío Jurado. ¿Va a seguir con el listón tan alto? -Ojalá. Gracias a la comunicación me he acercado a Reyes, presidentes de Gobierno, premios Nobel, estrellas del espectáculo, pero también a los perros verdes, a los fin de raza. De todos he aprendido algo. ¿Y de la Ley Antitabaco? -Todas las medidas en favor del ciudadano están bien, siempre y cuando después no lo manden a la guerra.