Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 Economía VIERNES 13 1 2006 ABC El 45 de los hoteleros cree que la rentabilidad del sector cayó en 2005 P. C. MADRID. El 45 de los hoteleros cree que la rentabilidad de sus establecimientos cayó en 2005, mientras que un 25 considera que se mantuvo igual, según los datos aportados ayer por el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos (Cehat) José Miguel Díaz Montañés, en el transcurso del acto de presentación del balance hotelero del último ejercicio. Esta caída de la rentabilidad, a pesar del aumento de la ocupación, es consecuencia, entre otros factores, de la caída de los precios, hasta un 3,5 así como al aumento de los cotes. Los costes son más elevados que la inflación, las estancias son más cortas y los precios no se pueden subir de manera generalizada, según esta patronal hotelera. A pesar de esta caída de la rentabilidad, las perspectivas para este año son positivas, según Díaz Montañés, pero la percepción de los hoteleros es que se mantendrá en niveles similares a 2005. Así, un 60 del sector cree que la situación será igual, mientras que un 30 piensa que será mejor y un 10 peor. El PP no descarta un crack económico si Zapatero no acomete reformas Arias Cañete advierte de que el crecimiento da muestras de debilidad b El secretario de Economía del Indicadores Inflación. El IPC creció en diciembre de 2005 un 3,8 sobre el mismo mes de 2004. En la zona euro el crecimiento fue del 2,2 lo que supone un diferencial de inflación de 1,6 puntos, el doble que el registrado en diciembre de 2004. Salarios y paro. Con un crecimiento de precios del 3,8 los salarios, sin embargo, están creciendo algo menos del 3 Los salarios pierden poder adquisitivo, los parados en el INEM apenas se reducen y aumentan vertiginosamente las prestaciones por desempleo a los extranjeros. Tipos de interés. Una subida de un punto de Euribor elevaría en 16.000 millones de euros la deuda de familias y empresas. Producción industrial. El índice de producción industrial del- 0,2 en el último año muestra que la actividad está estancada. una actitud muy poco ambiciosa y de mucha conformidad ante un modelo desequilibrado En su balance sobre el último ejercicio económico, el máximo responsable PP afirma que el Gobierno prefiere lanzar debates constitucionales antes que sentar las bases para solucionar los problemas P. CERVILLA MADRID. Los populares realizaron ayer un balance económico del pasado ejercicio apuntando que el crecimiento español se ha caracterizado por ser el más desequilibrado de su historia y que, aunque hasta ahora había resistido bien las perturbaciones de la economía internacional o los problemas internos se están comenzando a detectar síntomas de agotamiento y parálisis. Una situación de enorme debilidad que, según el secretario de Economía del PP, Miguel Arias Cañete, puede provocar un crack económico, por lo que instó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a acometer las reformas necesarias, apuntando que ya ha perdido dos años para llevarlas a cabo. En este sentido, acusó a Zapatero de mantener de Economía del PP partió de la idea de que la percepción que el ciudadano tiene de la economía se va deteriorando muy alejada del triunfalismo oficial del Gobierno Arias Cañete destacó que la economía española no crece lo suficiente para que los niveles de renta por habitante mejoren sustancialmente. En los dos últimos años (2004- 2005) España ha crecido una media de un 3,2 al año, con una población creciendo al 2,1 Ello se ha traducido en un crecimiento del PIB por habitante de apenas un 1,2 al año Unos datos, que a su juicio, reflejan que en 2004 España ha perdido tres décimas de convergencia real respecto de la UE Entre los varios aspectos analizados por el PP, Arias Cañete destaca que la gran novedad es la situación de endeudamiento del sector privado así como que España presenta el mayor déficit exterior de su historia económica. El superávit turístico se ha deteriorado en un 5 el déficit económico ha aumentado un 35 y el déficit corriente en un 64 en 2005. Se pierde cuota de mercado dentro y fuera de nuestras fronteras