Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 13 1 2006 Internacional 27 Sarkozy considera indispensable una ruptura con la gestión económica El ministro del Interior cree que el modelo social francés está en crisis discurso de Año Nuevo pronunciado en forma de programa alternativo Nicolas Sarkozy avanzó los peones de numerosas reformas de fondo JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Nicolas Sarkozy, ministro del Interior de Francia, pronunció su tradicional discurso del Año Nuevo en forma de programa presidencial, con un calendario de ruptura reforma institucional, creación de un núcleo duro europeo, reformas de fondo, saneamiento de un modelo social en crisis más que profunda, y confirmación de la lucha contra la inmigración ilegal como una prioridad absoluta. Sarkozy incluso tuvo palabras de estima para sus dos principales rivales, Jacques Chirac, presidente, y Dominique de Villepin, primer ministro, para mejor insistir en sus diferencias de fondo y presentarse como ministro- -candidato- -presidente virtual con ideas propias sobre todos los temas cruciales. Chirac y Villepin pronunciaron sus discursos en forma de programas gubernamentales. Sarkozy pronunció el suyo en forma de programa alternativo avanzando los peones de numerosas reformas de fondo. Reformas económicas. Sarkozy considera indispensable una ruptura con la gestión de los últimos 25 años. A su modo de ver, el modelo social que Chirac presenta como un logro envidiable ha caído en una profunda crisis. Y es partidario de una reforma generalizada: liberal con muchos matices voluntaristas. Reformas institucionales. La gran novedad del proyecto Sarkozy. A su modo de ver, Francia necesita una reforma profunda para dar al presidente- jefe del Estado más poderes inmediatos, en detrimento del jefe de gobierno. Se trata de un proyecto ambib En su Blair y su ministra Kelly tropiezan en el plan de reforma educativa b Se desconoce cuántos profeso- do de muerte por el no francés del 29 de mayo del 2005. A juicio del ministro candidato a presidente, sería posible repescar el proyecto, aligerarlo y volver a presentarlo a la Asamblea Nacional, para aprobarlo por la vía parlamentaria, siguiendo un camino diametralmente opuesto al seguido por Chirac. res que han sido amonestados por molestar o abusar sexualmente de niños han sido autorizados a seguir ejerciendo su trabajo EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Ruth Kelly pasó ayer su día más difícil desde que hace un año llegó al Gobierno para hacerse cargo de la cartera de Educación. Presentada entonces como una estrella ascendente dentro del laborismo, Kelly está ahora tropezando con insalvables obstáculos para convencer a los diputados de su partido y a la comunidad educativa sobre la conveniencia de la reforma que impulsa Tony Blair. Incapaz de abrirse camino ante la creciente oposición, Kelly se vio ayer asediada por otro problema que le ha puesto contra las cuerdas. Dinos la verdad (truth) Ruth era el titular del sensacionalista The Sun. Y Kelly no pudo decirla ayer en su comparecencia ante el Parlamento porque no la sabe: el Ministerio desconoce cuántos profesores que han sido amonestados por molestar o abusar sexualmente de niños han sido autorizados a seguir ejerciendo su trabajo. La cuestión es que sólo las personas condenadas por esos delitos, y no las que simplemente han sido amonestadas, están incluidas en la lista que usa el Ministerio para excluirlas de puestos educativos. El jefe de política de la BBC, Nick Robinson, considera que este acoso a Kelly ha sido posible gracias a la vulnerabilidad de su posición como ministra a consecuencia de los problemas que está encontrando en el plan de reforma educativa. Algunos dirigentes laboristas corren la voz de que Blair está buscando un nuevo ministro. Un portavoz de Blair salió ayer al paso, insistiendo en que Kelly cuenta con todo el apoyo del primer ministro. Terreno europeo En el terreno europeo, Sarkozy adopta una posición con muchos matices distintos hacia la diplomacia personal del presidente Chirac. Ante Turquía, Chirac es partidario del ingreso en la UE, mientras que Sarkozy es partidario de un estatuto de asociación privilegiada Ante el futuro de la Unión, Chirac relanzó la vieja idea de los grupos pioneros que Sarkozy no descarta, pero matiza a su manera. Chirac cree que los doce países de la zona euro deben ser el motor de la Unión. En ese grupo no está Inglaterra, que sí forma parte del G 5 (Alemania, Inglaterra, Italia, Francia y España) de ministros del interior. Sarkozy es partidario de lanzar nuevas iniciativas comunes a partir de ese núcleo que incluye a Londres y Madrid. Mientras Chirac tiene reticencias hacia Washington y Tony Blair, Sarkozy avanza ideas mucho más atlantistas. Ministro del Interior en ejercicio, Sarkozy continúa pensando que la lucha contra la inmigración ilegal debe ser una prioridad nacional y europea. Se trata de una diferencia de matiz con la política gubernamental española. En el 2005, Francia expulsó a 20.000 inmigrantes ilegales. En 2006, Sarkozy anuncia la expulsión de unos 25.000, favoreciendo una inmigración selectiva favorable a la instalación en Francia de estudiantes, cuadros, técnicos o profesiones liberales; pero francamente hostil a la inmigración indiscriminada los matrimonios de interés o las reagrupaciones familiares masivas Nicolas Sarkozy AP Propugna más poderes para el presidente- jefe del Estado, en detrimento del jefe de gobierno cioso y altamente político. La V República ya concede al presidente un estatuto y poderes excepcionales. Sarkozy considera indispensable acentuar el poder presidencial. A falta de matizaciones, el ministro del Interior es partidario de dar al jefe del Estado más poder ejecutivo inmediato, favoreciendo su diálogo personal con el Parlamento (Asamblea nacional y Senado) Reformas europeas. Sarkozy cree posible salvar el agónico proyecto de Tratado constitucional europeo, amenaza-