Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 13 1 2006 Nacional 19 Un capitán del Aire mata a tiros a su mujer y a su hija y después se suicida en la base de Zaragoza La pareja llevaba tres años legalmente separada y mantenía relaciones amistosas, según su entorno b Siete personas han muerto en lo que llevamos de años víctimas de la violencia doméstica; de ellas cinco son mujeres y sólo en un caso había orden de alejamiento MANUEL TRILLO ZARAGOZA. Amigos y familiares no habían atisbado indicio alguno de la tragedia que se consumó en la noche del pasado miércoles en una vivienda de la Base Aérea de Zaragoza. El capitán del Ejército del Aire Manuel Cuadra Herrero, de 39 años, mató con una pistola a su mujer, la cabo primero Alicia Murcia Lázaro, de 35 y de la que estaba legalmente separado desde hacía tres años, y también a su única hija, de cinco. A continuación, se suicidó con la misma arma. Nadie del entorno de él o de ella podían sospechar un desenlace tan dramático recalcó ayer el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, quien puso de manifiesto que ni se había presentado denuncia por malos tratos ni se habían advertido problemas psicológicos en el capitán Cuadra. Es más, según la investigación, las personas allegadas a la pareja destacan la relación amistosa que ambos mantenían y que, incluso, podía llegar a darse una reconciliación. En este sentido, habían pasado temporadas juntos, últimamente. En todo caso, Fernández enmarcó el terrible suceso en la violencia de género de manera que la mujer muerta es la quinta víctima de este fenómeno en lo que va de año. Vacaciones con la familia almeriense M. NAVARRETE ALMERÍA. La muerte de Alicia Murcia y su hija, de 5 años de edad, en una vivienda de la base militar de Zaragoza produjo ayer una gran sorpresa y consternación en la barriada almeriense de Los Ángeles, donde la joven había vivido hasta que ingresó en el Ejército del Aire y se casó, y donde residen su familia y muchas de sus amistades. Se da la circunstancia de que Alicia pasó sus recientes vacaciones de Navidad en Almería y había regresado el pasado domingo a la capital aragonesa. La madre y dos hermanas de la fallecida- -su padre murió en accidente de moto- -recibieron a primeras horas de la madrugada de ayer la comunicación de la muerte de la joven y se trasladaron a Zaragoza. La acumulación de casos de muerte por violencia doméstica ha hecho que el Grupo Popular solicite la reunión de la Diputación Permanente del Congreso para pedir la comparecencia del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, con el fin de que explique en la Comisión parlamentaria correspondiente las medidas que puede adoptar el Gobierno ante el aumento de este tipo de sucesos en el arranque del año con un balance de siete muertes en once días. Los cadáveres fueron hallados en una de estas casas de la base aérea a las 11 de la noche y se topó con la espeluznante escena. Al parecer, ningún vecino de la base había oído los disparos ni otro ruido de alerta. La noticia llenó de estupor a quienes los conocían, tanto en el recinto aéreo como entre el resto de padres de alumnos y los profesores del colegio al que acudía la pequeña cada mañana, según trasladó a ABC el alcalde del barrio de Garrapinillos, Mariano Blasco. No conocemos lo que pudo pasar por su cabeza, ni siquiera él mismo lo sabría FABIÁN SIMÓN Síndrome navideño Fuentes próximas a la investigación apuntan a una especie de síndrome navideño que afectaría a personas alejadas de sus familias en fechas en las que más se echa en falta su calor. No obstante, la Policía Judicial de la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación, tiene por delante todavía numerosos aspectos por indagar, a través del análisis científico y de interrogatorios en el entorno del matrimonio, comentó el teniente coronel Manuel Rubio Ordóñez, jefe de Operaciones de la VIII Zona del Instituto Armado. En este sentido, anoche se desco- nocía cuál pudo ser el motivo para que este oficial del Ejército del Aire, apreciado por sus compañeros, decidiera acabar con la vida de su mujer e hija y con la suya propia. Los tres cadáveres- -que, según apunta Europa Press, presentaban impactos de bala del calibre 9 milímetros, probablemente de un arma corta no reglamentaria propiedad del capitán- -fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense para practicarles la autopsia y hoy serán incinerados en dos ceremonias separadas. Al menos familiares de la mujer viajaron ayer procedentes de Almería hasta la capital aragonesa. Antiguas casas de norteamericanos El marido, natural de Antequera (Málaga) estaba destinado en la Escuela de Técnicos de Seguridad y Defensa, en la base aérea zaragozana, desde 1995, y ella, procedente de Almería, pertenecía al servicio de seguridad del Escuadrón de Abastecimiento, en las mismas instalaciones. Al parecer, él fue esa tarde a recoger a la hija al colegio en el barrio rural de Garrapinillos, donde asistía a clase, y la llevó al domicilio que había compartido el matrimonio pero en el que ahora sólo vivía Manuel Cuadra, ya que su esposa habitaba en otra vivienda en Zaragoza con la niña. Se trata de una de las viviendas unifamiliares construidas dentro del perímetro de la base aérea que albergaron en su día a los militares norteamericanos, cuando las instalaciones zaragozanas estaban compartida por fuerzas de EE. UU. La mujer, según los datos que se manejaban ayer, fue a buscar a su hija a la casa de su ex marido. Cuando una amiga de Alicia Murcia comenzó a preocuparse al no poder contactar con ella, llamó a la base y fue el oficial de servicio quien entró en la vivienda en torno Repulsa ciudadana La conmoción por los hechos afectó a toda Zaragoza, donde al mediodía de hoy tendrá lugar una concentración de repulsa ante unos hechos totalmente condenables, que han de obligarnos a reflexionar a toda la sociedad señaló la concejal de Acción Social, Carmen Gallego. El episodio de ayer es el primero de violencia doméstica del año que concluye con víctimas mortales en Aragón. Nadie del entorno de él ni de ella podían sospechar un desenlace tan dramático según la investigación Cuarenta inmigrantes pasan dos noches a la deriva en una patera ABC LAS PALMAS. La Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo rescató en la mañana de ayer en aguas de Canarias a los 38 ocupantes de una pequeña patera que estuvo dos días a la deriva cuando intentaban alcanzar Fuerteventura. A pesar del frío y de hacinamiento que sufrieron durante tantas horas, no presentaban lesio- nes ni patologías de consideración. Todos los sin papeles eran varones de origen subsahariano y edad adulta que sólo estaban entumecidos por pasar mucho tiempo en cuclillas y, en contados casos, presentaban hipotermias leves y algunos golpes. Los ocupantes de la patera fueron desembarcados en el muelle de Gran Tarajal del municipio de Tuineje po- co antes de las once de la mañana de ayer, más de dieciséis horas después de que una llamada de auxilio efectuada sobre las cinco de la tarde del miércoles por uno de ellos mediante teléfono móvil provocara la puesta en marcha de un dispositivo de búsqueda, tanto por aire como por mar. La llegada de la noche obligó a mantener la búsqueda durante varias horas sólo por mar, si bien la salida del sol y, con ella, la incorporación a las tareas de un avión del Servicio Aéreo de Rescate del Ejército, permitió obtener el éxito poco después de las nueve de la mañana.