Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 1 2006 Madrid 35 La apertura de la nueva terminal de Barajas se retrasa ahora hasta el 5 de febrero Aena y las compañías aéreas acuerdan aplazar una semana su inauguración para rematar la operación b La última fecha oficial de inaugu- Las cifras futuras Con la apertura de la T- 4, el aeropuerto duplicará su capacidad y pasará de atender 35 millones de pasajeros a soportar un tránsito de 70 millones. La construcción de dos nuevas pistas aumentará también su operatividad. Se alcanzarán los 120 movimientos de aeronaves a la hora, frente a las 78 operaciones que podía atender hasta el momento. El incremento de su capacidad operativa se realizará de forma paulatina. Aena no tiene previsto aumentarla hasta al menos octubre de 2006, para propiciar un periodo de transición El día de su puesta en servicio, Barajas abrirá al mismo tiempo un edificio principal, otro satélite, aparcamientos y accesos, un sistema de tratamiento de equipaje, una lanzadera para trasladar a los pasajeros entre ambas terminales y dos nuevas pistas. ración, el 29 de enero, queda descartada y el traslado de las aerolíneas se realizará en la madrugada del domingo siguiente SARAH ALLER MADRID. Con un año de retraso sobre la fecha prevista se inaugurarán finalmente las instalaciones de la nueva terminal de Barajas. Su puesta en servicio, que debería haber sido una realidad en febrero de 2005, tiene desde ayer una nueva fecha oficial, que ya nos sitúa en el 5 de febrero de un año después. Este último cambio de planes, sin embargo, no es de los más drásticos. De hecho, supone una demora de una semana sobre la última fecha de apertura que se barajaba- -el 29 de enero- Según Aena, la empresa que gestiona las instalaciones aeroportuarias, la decisión de aplazar la apertura de la T- 4 se ha adoptado de común acuerdo con las compañías aéreas que operarán en las nuevas instalaciones, es decir, Iberia y sus socios en la alianza Oneworld. El motivo, dicen, la necesidad de rematar el acondicionamiento de los edificios y terminar además la puesta a punto de todos los sistemas para que la operación se realice sin problemas. Por lo que se ve, nadie quiere pillarse los dedos el día de la puesta de largo de la T- 4 y prefieren caer en un retraso poco significativo -como es este último, de una semana- -para garantizar el éxito de un traslado tan complejo. Precisamente, lo que no cambiará será el día de la semana elegido para proceder a la mudanza de las compañías aéreas- -un total de 29, que concentrarán más del 60 por ciento del tráfico aéreo de Barajas- Seguirá siendo en domingo, puesto que la actividad ese día en el aeropuerto madrileño desciende notablemente. Se vuelve a elegir un domingo como día de mudanza para evitar una mayor actividad en el aeropuerto Aena, Iberia y sus socios de Oneworld prefieren un retraso poco significativo para que todo esté a punto bién. Se han hecho chequeos del sistema de tratamiento de equipajes, de carga de aeronaves, de rotación de vuelos e incluso pruebas en el aparcamiento de vehículos situado en el exterior de los edificios terminales. La prueba de fuego tuvo lugar a finales de noviembre, cuando se iniciaron una cadena de simulacros para poner a punto todos los servicios aeroportuarios. Más de trescientos extras reprodujeron el ajetreo de un día cualquiera en Barajas. En total, se organizaron veinte vuelos ficticios seis con sólo equipaje y catorce con pasajeros y equipaje. El objetivo, probarlo todo: problemas en el sistema informático, fallos de seguridad, periodos de hora punta y contratiempos en el sistema de tratamiento de equipajes. De momento, dicen, todo funciona. El día 5 de febrero los primeros viajeros reales lo comprobarán. Más de trescientos figurantes probaron las instalaciones en noviembre DANIEL G. LOPEZ El nuevo Barajas traslada el cerebro del aeropuerto y viaja a Nueva York MADRID. Tras un rosario de retrasos, la nueva miniciudad de Barajas verá la luz en apenas un mes y trasladará el centro neurálgico del aeródromo a las nuevas instalaciones. Este espacio, diseñado por los estudios de arquitectura de Antonio Lamela y Richard Rogers, duplicará la actividad y acogerá además el centro de gestión, auténtico cerebro del aeropuerto. Desde esa sala se controlarán todos los movimientos, no sólo los que se produzcan en la nueva terminal, sino también los de las antiguas instalaciones, una decisión que da una idea del peso adquirido por la T- 4 en el paisaje de Barajas. En el interior de los edificios recién construidos habrá un poco de todo. Tiendas, restaurantes, centros de belleza, entidades bancarias, salas VIP, oficinas de cambio de moneda y los tradicionales establecimientos de alimentación, papelería, artículos de regalo, prensa, música y libros. La oferta comercial, sin embargo, la encabeza un balneario urbano que abrirá sus puertas en plena terminal. El diseño del nuevo Barajas ya ha llamado la atención antes de inaugurarse. Tanto es así que el Moma de Nueva York exhibirá su estructura en una exposición sobre nueva arquitectura de febrero a mayo. Traslado de un día para otro Y es que el desembarco en la T- 4 será radical, de un día para otro. Iberia y sus socios cambiarán de terminal en cuestión de horas, un traslado que deberá hacerse de madrugada y con agilidad para evitar un bloqueo en el aeropuerto. Mientras llega la nueva fecha de apertura, en el interior del nuevo Barajas siguen los remates. Las pruebas de ingeniería que se han realizado en los últimos meses han arrojado resultados favorables y la puesta en marcha de todos los sistemas operativos tam-