Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 1 2006 31 Roban artículos de lujo por valor de 300.000 euros en una tienda del aeropuerto La nueva terminal de Barajas, que acogerá 70 millones de pasajeros al año, se inaugura el 5 de febrero verán los buzones de acero inoxidable mate, que se incrustarán en fosos de hormigón armado, en los que entrarán o saldrán- -para su vaciado- -mediante plataformas hidráulicas. Los arquitectos responsables del proyecto también han diseñado señales para los peatones, mediante postes de acero inoxidable unidos a tableros baquelizados serigrafiados, que indiquen la dirección hacia museos u otros lugares de interés. Para los alcorques de los árboles, tienen previstos dos modelos diferentes, ambos de acero fundido: unos cuadrados para los árboles de nueva planta, y otros redondos para los ya existentes. En ambos casos, habrá piezas movibles para ir ajustando el diámetro del alcorque al del árbol a medida que éste crezca. Entre las piezas más originales creadas por este equipo, están las nuevas marquesinas de autobuses: son de madera, fundición de aluminio y vidrio. Su particularidad estriba en que están cerradas hacia la calzada, hacia el lado por el que viene el autobús, con el fin de proteger a los usuarios de salpicaduras, ruido y humos. Una singular boca del Metro Otro elemento singular, y con valor histórico además, es la boca de Metro: reproduce exactamente la que existía, en 1919, en la estación de Progreso, hoy Tirso de Molina. Repetirla es posible porque se conserva todavía la balaustrada de granito pulido. El otro elemento característico de esta boca de Metro es la farola anunciadora, que desapareció físicamente pero de la que se conservan suficientes elementos gráficos como para rehacerla. Esta boca es diseño original de Palacios y Otamendi. Los arquitectos han estudiado hasta el más mínimo detalle de los casi tres kilómetros que serán el futuro Salón del Prado: los accesos a los aparcamientos- -en acero y vidrio- las farolas- -distintos tipos, pero todas con la misma estética, y algunas con semáforos incorporados- y quioscos de bebidas, de cuatro tamaños distintos. Los quioscos serán diferentes en función de su uso y de su ubicación, aunque todos tienen una misma base: un módulo cuadrado. Son de vidrio y acero, materiales que les dan un aspecto entre la vegetación de transparencia y ligereza. Los hay con sótanos, con almacén, pensados para servir bebidas frías y calientes, para dar aperitivos y tapas, para comidas, sólo para tartas y postres... E incluso, con el mismo modelo, los habrá dedicados a la venta de flores, prensa, u oficinas de información turística. Todos, eso sí, guardando la debida uniformidad estética. En total, la actuación sobre el eje Prado- Recoletos supondrá ganar 289.790 metros cuadrados de superficie peatonal, un 40 por ciento sobre la actual, según indica el plan especial, que ha recibido ya alegaciones públicas y tiene ahora que pasar por el pleno para su aprobación definitiva. La actuación del equipo de arquitectos que se encarga de este proyecto, en lo que se refiere al mobiliario urbano, pretende acabar con la algarabía visual que ahora convive entre docenas diferentes de bordillos, farolas, adoquinados, quioscos, bolardos y otros muebles distribuidos por la vía pública. Cambios vegetales Pero lo mismo que los elementos físicos van a sufrir un cambio considerable, también lo harán, según los planes previstos, los vegetales: 37 especies arbóreas diferentes conviven en el eje, y muchos de ellos tienen una vida claramente limitada -dicen los redactores del plan- -por estar decrépitos o con graves enfermedades. Tras hacer un estudio con aparatos tan sofisticados como resistógrafos, martillo de impulsos y tomógrafos, se ha considerado necesario talar 450 ejemplares. Una labor especialmente delicada en una zona en la que existen 113 árboles singulares- -recogidos como tales en el catálogo de protección- de 24 especies diferentes y hasta con 200 años de antigüedad. El grupo municipal socialista criticó duramente estas talas, que según sus datos se elevarán hasta los 539 árboles, algunos con más de 60 años de antigüedad. Para compensar las pérdidas, se plantarán nuevos ejemplares, algunos con especial resistencia al vandalismo, a los accidentes, a las defecaciones perrunas e incluso a los vientos huracanados que, según reza el estudio, soplan en Madrid cada seis años. Iluminación 10 m Se utilizarán seis modelos de farola, todos ellos de un diseño muy simple para evitar en lo posible que se repare en su presencia En la actualidad, se agrupan en la zona 50 clases de pavimentos, 39 de bordillos, 37 de farolas y 28 de bancos Los redactores del proyecto plantean incluso reproducir la antigua boca de Metro de Progreso Nuevos quioscos 2,4 m Habrá 19 quioscos de cuatro tamaños, que vendrán determinados por su uso y ubicación en los planos generales de ordenación. Todos ellos tienen como base un módulo cuadrado de cinco metros. Los materiales principales de construcción serán el vidrio y el acero, dando un aspecto de transparencia y ligereza. Todos tendrán agua corriente, aseo y almacén en el sótano Construcciones clase A (5 x 5 m 2) Aptos para servir bebidas frías y calientes, licores, aperitivos, tapas, pinchos, tartas, postres y comidas elaboradas Tela metálica Dispondrán de sótano, almacén, dos baños públicos, vestuario de personal, dos escaleras, cocina y montaplatos Metal 3,42 m Papeleras Vigas 2,40 m 2,40 m Vidrio Tela metálica Tres cubiertas superpuestas: exterior de vidrio, elemento intermedio en metal y estructura interna en tela metálica que tamiza la luz Acero inoxidable mate Hierro Fundición de hierro 2,27 m 1,5 m Sótano Alcorques Serán redondos o cuadrados. Los anillos se irán retirando a medida que crezcan los árboles Losetas de granito de 10 cm de grosor La tela metálica queda incorporada al cerramiento, que se sustenta en unas vigas de acero templado. Luces de 4,50 metros y ventilación natural 2,27 m Sótano Cercha Vidrio El elemento estructural (cercha) es visualmente muy ligero: los vidrios del cerramiento se descuelgan, pero los paños verticales se mantienen en la línea de pilares. La tela metálica se adhiere a la cercha en su parte superior Soporte Vidrio El cerramiento está constituido por planchas de vidrio que cuelgan de una catenaria que va de soporte a soporte y se clava en el suelo. Un mecanismo utiliza las ventanas abiertas como contrapeso de la cubierta 2,40 m 2,27 m Sótano 2,27 m Sótano 2,40 m