Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 1 2006 Nacional 13 EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN EL CESE DEL TENIENTE GENERAL MENA Altos mandos militares reprochan a Bono ánimo de escarnio al hacer público el arresto de Mena Sostienen que en el Ejército de Tierra, las sanciones disciplinarias se tratan con confidencia y reserva teniente general es de carácter leve y que el ministro tenía la obligación moral de respetar la práctica del Ejército: la discreción LAURA L. CARO MADRID. Atos mandos del Ejército en activo se han dirigido a ABC para expresar su reproches ante la publicidad dada por el ministro de Defensa, José Bono, al arresto impuesto al teniente general José Mena Aguado en contra de lo que es una práctica habitual en el Ejército de Tierra, donde las sanciones disciplinarias se consideran una información reservada, que únicamente se ponen en conocimiento de las personas implicadas en el proceso por lo que han lamentado en el comportamiento del ministro un ánimo de hacer escarnio De acuerdo con el testimonio de un alto mando, la costumbre arraigada dentro de este Ejército es la notificación por escrito, como dice la Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas pero, muy importante, de forma confidencial al interesado del correspondiente correctivo disciplinario, y en ningún caso su difusión por lo que de agravio pueda suponer para la imagen o la fama de quien es amonestado Habida cuenta, además, de que Mena ha sido condenado por una falta leve y de que estamos hablando de una institución donde- -recuerdan- -el honor se nos ha inculcado como un principio La única modalidad en que este tipo de sanciones podían exponerse a ojos ajenos era, añaden, cuando afectaba a los soldados de reemplazo, para los que la mencionada Ley prevé en su artículo 51 que la notificación por sanción podrá sustituirse por su publicación en el Cuadro de Arrestos de la Unidad b Recuerdan que la falta del El teniente general, el pasado sábado a su salida del Ministerio arresto- -añadía- -le ha sido comunicada al Teniente General Mena por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Don Félix Sanz Roldán Fuentes del Departamento explicaron a este diario CHEMA BARROSO que, destitución aparte, el arresto se había aplicado con una intención ejemplarizante lo que hacía imprescindible su difusión pública. Para quienes han censurado esta ac- titud, no es que Bono tenga una obligación legal de mantener la discreción sobre el correctivo impuesto al teniente general, sino que en realidad se trataría de una obligación moral con los Ejércitos, donde existen unas normas de funcionamiento muchas veces no escritas que existían antes de que él llegara y que esperamos que se respeten, porque han regulado relaciones de honor y de compañerismo entre sus miembros durante mucho tiempo No era necesario decir que el teniente general había sido corregido disciplinariamente con un arresto: nada podemos reprochar a que el ministro anunciara su cese porque es una medida política que se produce por su pérdida de confianza en Mena, pero no era necesario el escarnio de que todo el mundo conozca el arresto añadieron. No obstante, al menos dos altos mandos en situación de activo en las Fuerzas Armadas han asegurado a ABC que las sanciones disciplinarias aparecen calificadas como información reservada en una instrucción interna vigente en el Ejército de Tierra, lo que obligaría a quienes las conocen, debido a su participación en el procedimiento, a mantener reserva. Según las mismas fuentes, se trata de una normativa que a su vez tiene también carácter reservado en la que- -añadieron- -se especifican los diferentes grados de protección que tienen documentos, actos o datos de carácter militar. El segundo general arrestado es un estrecho colaborador del Jefe del Aire ABC MADRID. Fuentes de las Fuerzas Armadas han informado de que el general que ha sido arrestado por permitir que 23 camareros fueran trasladados en un Hércules desde Zaragoza hasta No era necesario El arresto de Mena Aguado se hizo público a través de un comunicado oficial del Ministerio de Defensa colgado en la página web oficial a mediodía del pasado 7 de enero, sólo tres horas después de que el teniente general compareciera ante Bono para dar explicaciones sobre el discurso que había pronunciado la mañana anterior con motivo de la Pascua Militar. Era el momento en que el todavía jefe de la Fuerza Terrestre abandonaba el edificio, presumiblemente ya con la notificación por escrito de su sanción entre las manos. En la nota oficial se hacía público que el ministro de Defensa, José Bono, ha ordenado hoy como primera medida, el arresto domiciliario de ocho días del Teniente General Don José Mena Aguado en aplicación de la Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas. La orden de Madrid para servir un ágape en el Cuartel General del Aire es un cargo de confianza del Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA) Francisco José García de la Vega, que trabaja en Madrid muy estrechamente con él De acuerdo con las mismas fuentes, el alto militar estaría cumpliendo la sanción en su propio domicilio. No obstante, su identidad, la calificación de la falta por la que ha sido sancionado disciplinariamente, así como la sanción impuesta no han sido dadas a conocer por decisión expresa del Ministerio de Defensa, desde donde se ha explicado que este caso reúne diferentes características al del teniente general José Mena, -cuyo arresto se hizo público con todo detalle el mismo día que fue impuesto- y que, por tanto, se reservarán todos los detalles. Un vuelo de instrucción Después de que se conociera que un vuelo de instrucción de las Fuerzas Armadas fue aprovechado el 10 de diciembre para trasladar camareros de un restaurante de Zaragoza hasta la fiesta del Cuartel del Aire en Madrid, Bono afirmó el pasado lunes que el general que autorizó tal uso había sido corregido y arrestado Al parecer, el ministro pidió opinión el JEMA, que a su vez censuró los hechos y fue el encargado de imponer la correspondiente medida disciplinaria a uno de sus más íntimos colaboradores.