Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 1 2006 11 Las familias de las víctimas del incendio de Guadalajara denuncian presiones para archivar el caso Los dos colombianos muertos en el asalto del chalet de Valencia se desplazaron desde Madrid Los barones más reacios a que Cataluña se llame nación asumen una referencia en el preámbulo La mención sólo tendría carácter descriptivo para asegurar también su constitucionalidad b Chaves subraya que el preámbulo carece de consecuencias jurídicas y Duran Lleida afirma que para CiU no es aceptable que salga del articulado G. L. A. MADRID. Aunque a regañadientes, incluso los dirigentes territoriales del PSOE que son más reacios y resistentes a las pretensiones soberanistas del cuatripartito catalán han asumido, según ha podido constatar ABC, que en el preámbulo del nuevo Estatuto de Cataluña figure una referencia a su consideración como nación con carácter descriptivo que no asertivo, para así asegurar que también esa parte del texto tiene plena constitucionalidad. En este sentido, el portavoz de la delegación socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras reunirse con ERC e ICV, reiteró ayer que todo el Estatuto, de la primera a la última línea, y también el preámbulo, será plenamente constitucionalista La fórmula, aunque está por acordar en sus términos exactos, sería del tipo Cataluña, que se considera a sí misma una nación que tiene una identidad propia de nación que tiene sentimiento de nación o alguna otra similar, según las fuentes consultadas. A mí ni me gusta ni lo entiendo. Yo soy partidario de un respeto escrupuloso al artículo 2 de la Constitución, pero si para llegar a un acuerdo final y dar satisfacción a las expectativas de reforzar la identidad de Cataluña, en la parte descriptiva del Estatuto se alude a nación no me parece que sea suficientemente grave como para romper un acuerdo dijo a este periódico uno de los dirigentes territoriales que se ha mostrado más crítico con las pretensiones del Estatuto catalán. El propio Juan Carlos Rodríguez Ibarra, aunque sin aludir a ello expresamente, sostuvo durante la reunión del martes que si se le garantiza que el modelo de financiación es generalizable a todas las comunidades, como así ocurrió, para él el debate estaría cerrado, ya que éste es el asunto que más le preocupa en estos momentos, una vez que está descartado por completo que la definición de Cataluña como nación figure en Rajoy rechaza que el término esté en cualquier parte del texto El presidente del PP, Mariano Rajoy, respondió ayer a las pretensiones del Gobierno de colar el término nación en el preámbulo al afirmar que rechazará que aparezca en cualquier parte del texto. Sin embargo, dio un paso más al asegurar que está dispuesto a intentar pactar un proyecto. Es más, informó de que me lo ha pedido mucha gente, gente importante y gente por la calle, muy preocupada, y creo que tienen toda la razón. Desde luego, por mí no va a quedar subrayó el líder popular. Dijo que Zapatero, sin embargo, prefiere pactar con otros partidos como ERC y rechazó que los socialistas se estén reuniendo en hoteles con otras organizaciones políticas para pactar lo que es España Maragall, ayer, en la firma de un convenio para financiar el transporte en Lérida sino como una posibilidad real de ejercer lo que Rubalcaba llamó la opción del puente aéreo es decir, la devolución del texto a Cataluña. Fue entonces cuando Zapatero, por primera vez en una reunión de estas características y en presencia de Maragall, afirmó que si no hay Estatuto, no pasa nada salvo que el PSOE tendría que hacer un esfuerzo de explicación de lo ocurrido y, probablemente, pasarían muchos años hasta que pudiera plantearse de nuevo una reforma. El EFE presidente del Gobierno avalaba así la advertencia que en noviembre, como reveló ABC, ya hicieron los presidentes autonómicos del PSOE a Maragall: Puede haber Estatuto, o no No obstante, no es ese el escenario que prevé Zapatero, quien pidió actuar con la idea de que la reforma puede llegar a buen puerto ante lo que se coincidió en la conveniencia de unificar el mensaje y mantener la cohesión. Al menos de momento, en los cuarteles socialistas hay tranquilidad y confianza. Maragall exige disculpas a Hernando y éste reitera que la lengua no debe ser un requisito MADRID. El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Francisco José Hernando, respondió ayer al presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, que el comentario que realizó sobre la lengua catalana no estaba en absoluto animado por ninguna intención de minusvalorarla El sentido de mis palabras tenía como fin animar a los jueces destinados en Cataluña a enriquecerse con el uso de la lengua catalana como una mejora del servicio público que deben prestar, y ello sin necesidad de que su conocimiento se convierta en un requisito indispensable responde Hernando a la carta que previamente le envió Maragall exigiéndole disculpas. el articulado. Manuel Chaves- -el único auténtico barón en estos momentos y, por tanto, el único con capacidad de veto- sin querer confirmar que, como adelantó ayer ABC, esa sea la fórmula que ofrecerá el PSOE, porque es un tema que está abierto a la negociación subrayó que si se establece en el preámbulo, eso no tendría consecuencias jurídicas Este asunto apenas se abordó durante la cumbre del martes. Rubalcaba, al igual que en el resto de los asuntos pendientes, evitó descender al detalle durante su exposición y se limitó a señalar que se trabaja con la idea de plantear una fórmula intermedia que, sin incluir el término nación en el articulado, permita una identificación singular de la personalidad política de Cataluña. El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, sostuvo ayer que para su federación no es aceptable que la referencia a la consideración de Cataluña como nación se restrinja al preámbulo.