Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 12 1 2006 ABC Nacional El sanedrín del PSOE concluye con Zapatero que hay que cerrar el Estatuto cuanto antes y bien El carácter preelectoral de 2006 apremia a los dirigentes territoriales b Los socialistas temen que Pujol esté maniobrando para frustrar el acuerdo, ante lo que el jefe del Gobierno advierte que si no hay reforma, no pasa nada Verduras, pescado y nada de humo No se sabe si fue por guardar las formas, por coherencia con las disposiciones aprobadas por el Gobierno o porque la ministra de Sanidad, Elena Salgado, tiene atemorizados a sus compañeros en su implacable actuación para imponer hábitos saludables a todo el mundo. El caso es que el menú de la cena consistió en una menestra de verdura y pescado, y los casi treinta dirigentes socialistas que compartieron mesa y mantel con Zapatero en el Palacio de la Moncloa aguantaron sin fumar las cuatro horas que duró el encuentro, aunque varios no han dejado aún el hábito. Cuando uno de ellos comentó con ánimo provocador que de buena gana me fumaba un puro topó con el no rotundo de Fernández de la Vega, quien dejó el tabaco antes de que entrara el vigor la ley. Ibarra, obligado a hacerlo tras el infarto de noviembre, se pasó la noche mordiendo una boquilla de plástico. GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. Que hay que cerrar el debate sobre el nuevo Estatuto de Cataluña cuanto antes y bien fue la principal, y unánime, conclusión de la cumbre socialista celebrada en la noche del martes en el Palacio de la Moncloa, según coincidieron en señalar a ABC varios de los asistentes a la convocatoria hecha por José Luis Rodríguez Zapatero. Cuanto antes porque 2006 es un año preelectoral -en mayo de 2007 se celebrarán comicios municipales y autonómicos- el debate territorial nos perjudica y la polarización política que produce eclipsa ante la opinión pública otras iniciativas del Gobierno. Bien significa, según el análisis realizado, sin traspasar las fronteras marcadas- -la Constitución y el interés general- en términos que puedan ser asumidos y defendidos por los socialistas, y con el apoyo de, al menos, CiU, ERC e ICV. Rubalcaba rebaja el optimismo Así, aunque se mantiene el objetivo de alcanzar un acuerdo global antes del día 21, para que Zapatero pueda presentarlo ese día al Comité Federal del PSOE, el límite temporal intraspasable en el que todos coincidieron fue el que marcará el comienzo de los trabajos en la Comisión Constitucional- -la tesis es que, para entonces, o hay ese acuerdo o será mejor que se retire el texto- Para lograr esos objetivos, el sanedrín del PSOE dio todo el apoyo a Zapatero y a los negociadores socialistas, cuyo jefe político Alfredo Pérez Rubalcaba, fue unánimemente elogiado por la treintena de dirigentes que participaron en la cumbre -los presidentes autonómicos, los secretarios regionales, los secretarios de Organización y de Política Autonómica, los portavoces en el Congreso y en el Senado, el presidente de la Federación de Municipios (todos ellos miembros del Consejo Territorial) y la vicepresidenta primera del Gobierno- Aunque la cita era para las ocho y media de la tarde, y la reunión se prolongó hasta casi la una de la madrugada, la conversación general sólo se entabló al término de la cena, por lo que apenas duró una hora y media. Tras una primera intervención de Zapatero sobre la situación política general, fue el presidente del PSOE, Manuel Chaves, quien invitó a que Alfredo Pérez Rubalcaba, Pasqual Maragall y José Montilla hicieran una exposición sobre la marcha de las negociaciones del Estatuto catalán. Si Zapatero había puntuado con un 8,5 su nivel de optimismo sobre una resolución positiva del debate, Rubalcaba rebajó sensiblemente esa nota, influido- -según reconoció- -por el mal resultado de la reunión sobre el capítulo clave de financiación que acababa de mantener con los nacionalistas Artur Mas y Josep Antoni Duran. Maragall planteó que el tripartito podía sacar adelante la reforma sin CiU, pero se descartó esta posibilidad CiU vuelve a tener la llave Fue ese mayor pesimismo o menor optimismo de Rubalcaba el que propició que Maragall, que habló a continuación, planteara que el tripartito podría sacar adelante la reforma en solitario, ante lo que se preguntó a Montilla si creía posible que PSC, ERC e ICV ganaran el referéndum en Cataluña con CiU en contra. La respuesta del primer secretario del PSC fue que se podría aguantar pero a pesar de las cuentas de Montilla, la posibilidad se desechó rápidamente porque todos asumieron que sería muy compleja una reforma de esa naturaleza sin los principales partidos de la oposición, en España- -PP- -y en Cataluña- -CiU- Así, CiU fue señalada como el mayor obstáculo para que la reforma pueda prosperar, con la incertidumbre, añadida al liderazgo dual de Mas y Duran, del papel que puede estar jugando Jordi Pujol, al que de nuevo se atribuye entre los socialistas un interés perso- El nubarrón de otra sequía G. L. A. MADRID. El presidente del Gobierno expresó ante los dirigentes territoriales del PSOE su preocupación ante la posibilidad de que este año se repita la sequía de 2005, hasta el punto de señalar que, junto a la reforma del Estatuto de Cataluña, es el único elemento de preocupación que puede arruinar su pronóstico de que 2006 será un buen año Zapatero reprodujo ante sus compañeros de partido buena parte de su intervención de la mañana en el Fó- nal en que fracase la reforma para que Maragall no pueda colgarse una medalla que él no logró. Entonces Rubalcaba- -aunque ayer se mantenía preocupado porque, según fuentes próximas, se ha entrado en esa fase de que todo es innegociable -intentó modular la impresión inicial más pesimista que había transmitido e hizo énfasis en que todos sabemos que estas negociaciones no se cierran hasta el último minuto y CiU, que busca resituarse en el panorama político catalán y español, no va a renunciar a ninguna foto que pueda obtener en este proceso. rum Europa, con énfasis en la buena marcha de la economía y en que, a pesar de la tensión ficticia que se ha generado, España está hoy más unida que nunca A propósito de la sequía explicó que, si se repite este año, la situación será más dura que el anterior al ser el segundo consecutivo y ser menores las reservas, mientras que las desaladoras y las obras que el Gobierno ha puesto en marcha como eje de su política alternativa del agua todavía no estarán a pleno rendimiento. Buen puerto o puente aéreo En este contexto de las dificultades que entraña el acuerdo con CiU, resurgieron las voces- -sólo hablaron, además de los citados, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Marcelino Iglesias, José María Barreda, Emilio Pérez Touriño, Rafael Simancas y Joan Ignasi Pla- -recordando que todos quieren un acuerdo, pero no cualquier acuerdo Así, Simancas e Ibarra coincidieron en señalar que la posibilidad de retirar el texto debe ponerse sobre la mesa no sólo como una estrategia negociadora,