Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11 1 2006 Economía 87 Cuevas cuenta ya con el apoyo confirmado de más de la mitad de la CEOE para seguir como presidente La irrupción de Rosell provoca respaldos masivos al actual líder de la patronal de la patronal española optará a su séptimo mandato consecutivo, probablemente el último, sin despejar el problema de su sucesión MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. El presidente de la CEOE, José María Cuevas, cuenta ya con más de la mitad de los respaldos necesarios para renovar su cargo, por séptimo mandato consecutivo. La única novedad es conocer si por primera vez habrá otro candidato, que podría ser el presidente de la patronal catalana, Juan Rosell, quien el 6 de febrero anunciará su decisión. Rosell, de momento, ha sido respaldado por su organización para difundir un documento (su posible programa electoral entre las 208 organizaciones que componen la CEOE, a fin de iniciar un debate interno para modernizar una institución fundada hace 28 años. El rumor de la posible aparición de otro candidato ha provocado una muestra masiva de respaldos a Cuevas desde septiembre pasado. Hasta ahora, confirmados, cuenta ya con más del 50 de los votos de los 763 delegados que asistirán a la asamblea general de la CEOE, que se celebrará a finales de febrero (21, 22 o 23 de ese mes) Las organib El presidente ¿ELECCIONES EN LA CEOE? O Las mayores organizaciones de CEOE apoyan a Cuevas Confederaciones por número de delegados asistentes a la asamblea general, que ya han confirmado por escrito que apoyarán a José María Cuevas: Andalucía: 23 delegados, sumados también los provinciales Construcción: 40 delegados Distribución (grandes superficies) 8 delegados Cepyme (pequeñas y medianas empresas) 83 delegados Madrid (CEIM) 45 delegados Confemetal (metal) 30 delegados Valencia: 16 más otros 3 delegados regionales Asaja (agricultura) 6 delegados Se presente o no Rosell, sobre el que algunos ven como handicap su procedencia de Cataluña y el apoyo del ministro de Industria, José Montilla, lo cierto es que casi 22 años después de ocupar la presidencia y con 70 años, Cuevas se ha ganado el consenso de una organización donde están representados intereses muy variopintos y, a veces, hasta opuestos. Pese a que siempre han surgido nombres a sustituirle, todavía no se ha dado con el que cuente con el candidato ideal, aunque Cuevas en esta ocasión probablemente habrá empezado a pensar en su posible sucesor. José María Cuevas MILLÁN HERCE zaciones con mayor peso en la patronal le han remitido cartas de respaldo, como sería el caso de Cepyme, CEIM (Madrid) Confemetal, Construcción, Galicia, Andalucía, Castilla y León o Asturias. Por su parte, Rosell además de sus 45 delegados, deberá contar con el voto de algún delegado de otras tres organizaciones. Presumiblemente en sectoriales como serían las cajas de ahorros (por los representantes de La Caixa) empresas energéticas (Gas Natural o Endesa) o, incluso, en algún delegado de otras autonomías, como en Confebask, una de las más divididas. Empresarios y sindicatos fijan hoy el día para firmar la prórroga del acuerdo de convenios para 2006 M. V. R. MADRID. CEOE, UGT y CC. OO. se reunirán hoy para analizar los resultados del Acuerdo Nacional de Convenios (ANC) de 2005 y confirmar el mandato de sus organizaciones de prorrogar dicho acuerdo a los convenios de 2006, por lo que muy probablemente saldrán con la fecha fijada para la firma del mismo, un acto que se viene repitiendo desde 2002, según fuentes consultadas por ABC. A falta de conocer las posibles medidas de la futura reforma laboral, que podrían afectar a los convenios, y con el fin de no retrasar el proceso de negociación colectiva, el presidente de la CEOE, José María Cuevas, y el de CC. OO. José María Fidalgo, y el de UGT, Cándido Méndez, optaron por agilizar este proceso en un almuerzo mantenido en las pasadas Navidades. Dado que se trata de una prórroga, serán necesarias muy pocas reuniones, por lo que mañana hasta se fijará la fecha, probablemente para este mismo mes. Como se recordará, en 2005, los problemas surgidos en torno al salario mínimo provocaron un retraso en la negociación del acuerdo, que finalmente se firmó el 4 de marzo. Con este avance, además, los agentes sociales eliminan un elemento distorsionador en las negociaciones abiertas de reforma laboral y sistema de pensiones. De esta forma, como ya es habitual, la subida salarial para 2006 se fijará según la previsión de inflación (2 a lo que sumará el incremento de productividad y la gene- ralización de la cláusula de revisión para mantener el poder adquisitivo de los trabajadores. Esta fórmula ha servido para que en 2005 la subida salarial media se situara en el 2,94 (hasta el pasado 30 de noviembre) y que el 76 de los convenios tuviera cláusulas de revisión salarial, con lo que se mantendrá el poder adquisitivo, ya que el indicador adelantado del IPC de diciembre fijó un 3,8 de inflación para 2005. El ANC, que será prorrogado, recogerá por segunda vez los costes laborales, novedad introducida en 2005. Al margen del modelo salarial fijado, patronal y sindicatos recomiendan a sus negociadores tener en cuenta que el crecimiento de los salarios debería también tener como referencia los costes laborales unitarios (cotizaciones, prestaciones sociales, distribución de jornada laboral, organización del trabajo o inversión productiva) El objetivo de esta nueva medida es intentar que haya una mayor relación entre la retribución y la productividad. rganizaciones profesionales como sindicatos y patronales gozan de un mandato y de una protección constitucional (CE artículo 7) que les garantiza libertad, al tiempo que les exige un funcionamiento democrático. Los sindicatos se acomodaron a un modelo plural y competitivo una vez que los dos grandes, CC. OO. y UGT, reagruparon organizaciones escindidas o nacidas en la oposición al régimen anterior, mientras que la patronal apostó por un modelo unitario e integrador, que heredó de las estructuras verticales que sumaron otras iniciativas renovadoras. En junio de 1977 Carlos Ferrer, presidente FERNANDO del viejo Fomento del GONZÁLEZ- URBANEJA Trabajo, ganó unas elecciones competidas y sentó las bases de la unidad patronal española, de la que dio en llamarse CEOE. Allí estaba José María Cuevas, en la patronal del papel, e inmediatamente en la secretaría general de la nueva Confederación. El próximo febrero la CEOE cumplirá el trámite de su noveno proceso electoral, séptimo para José Marías Cuevas, que va camino de presidente perpetuo de la organización. Lo es desde 1984, por aclamación, sin alternativa. Ha visto pasar tres presidentes de gobierno, cuatro vicepresidentes económicos, tres pares en CC. OO. dos en UGT... Para este caso hay amago de alternativa, un proceso electoral de verdad con más de un candidato y, por tanto, con un cosquilleo de incertidumbre hasta leer el casi millar de votos que pueden llegar a las urnas. Esa alternativa tiene las credenciales de diez años al frente de Fomento y buena edad: no ha llegado a los cincuenta. Pero Cuevas dispone de las llaves de la casa y de los votos. Repite candidatura porque se lo han pedido los grandes electores, pero dice que esta vez es la última, última. Por higiene y buenas maneras las elecciones periódicas son recomendables, también que haya campaña y un poco de debate. La trama empresarial y social es sólida como para aguantar ese debate, la pasión unitaria puede ser más frustrante y pobretona que un poco de pluralismo, un poco de por favor, por favor. A la patronal no le vendría nada mal renovación, nuevas ideas. Y Cuevas debería habilitar el debate y abrir las ventanas, así revalorizaría su papel en la patronal. Lo más difícil de cualquier cargo o responsabilidad es salir con una buena despedida, la sucesión es lo más difícil de la gestión. Y para la sucesión las mayorías a la búlgara, sin alternativas, suelen ser muy mal caldo de cultivo, nunca se ve el momento de entregar el relevo. A la CEOE le vendrían bien unas elecciones democráticas, por mandato constitucional y por confianza en su propia fortaleza y capacidades. El candidato Rosell no debe tener oportunidades más allá de provocar el debate y servir de termómetro de los votos en contra. Aunque sólo fuera por eso esta es buena hora para que en la CEOE haya elección en vez de aclamación.