Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11 1 2006 Economía 85 Telefónica salva sin problemas el escollo de la CE para adquirir la británica O2 La única imposición afecta a Móviles, que deberá abandonar la alianza FreeMove b La compañía española emitirá Renfe reparte entre Caf- Siemens y Alstom su pedido de cercanías de 501 millones de euros b El operador ferroviario sube las tarifas de Grandes Líneas y AVE una media del 4,2 para hacer frente al encarecimiento de la energía y el canon por uso de vías M. L. MADRID. El consejo de administración de Renfe acordó ayer repartir el contrato para la compra de 80 trenes de cercanías del modelo Civia entre el fabricante francés Alstom y el consorcio formado por la española Caf y la alemana Siemens, que se han hecho con los dos lotes en que Renfe dividió el concurso. A Alstom, Renfe le encargará un total de 40 trenes, de los que 11 estarán compuestos por cinco coches, 28 tendrán cuatro coches y una última unidad estará fomada por sólo tres coches. El importe global del pedido adjudicado a Alstom es de 241,7 millones de euros. Por su parte, el consorcio Caf- Siemens suministrará al operador ferroviario otros cuarenta trenes, pero todos ellos tendrán la misma composición, formada por cinco coches cada uno. El contrato con este consorcio asciende a 259,5 millones de euros. En ambos casos, los contratos incluyen el mantenimiento integral dutante seis años y sendos compromisos de que Renfe participará en la construcción de las unidades, hasta en un 20 así como en el mantenimiento una vez que los trenes hayan sido entregados hasta en un 50 de las operaciones. Los trenes Civia son un tipo específico creado por Renfe para operar en cercanías que se caracterizan por su modularidad, la compatibilidad entre trenes de distintos fabricantes, y la accesibilidad a los mismos por parte de personas con movilidad reducida. bonos en euros y libras para refinanciar parte del primer tramo del préstamo, cuyo importe asciende a 17.640 millones de euros M. NÚÑEZ, A. POLO BRUSELAS MADRID. La Comisión Europea autorizó ayer la compra de la empresa británica de telefonía móvil O2 por parte de Telefónica, con la única condición de que Telefónica Móviles abandone la alianza internacional FreeMove. La operación, cifrada en 26.000 millones de euros, supone para la empresa presidida por César Alierta hacerse con el control de la operadora de móviles, que está presente en los mercados británico, irlandés y alemán y ofrece servicios, además de telefonía minorista, de termianción de llamadas y de itinerancia internacional a otras empresas de telecomunicaciones. Telefónica Móviles es actualmente miembro de la alianza FreeMove junto con las tres mayores operadoras históricas europeas, la francesa France Télécom, la alemana Deutsche Telekom y la italiana Telecom Italia, mientras que O2 está presente en la alianza Starmap, donde se encuentran otras compañías más pequeñas, como Amena. La Comisión Europea aseguró ayer que esta concentración planteaba problemas de competencia en el mercado de los servicios de itinerancia internacional, ya que, en el caso de que O2 saliera de Starmap y se integrara en Freemove, estaría menos dispuesta a inter- César Alierta, junto a los responsables de O2, en una imagen de archivo cambiar tráfico internacional de roaming con compañías que no sean miembros de esta alianza. Bruselas cree que en el Reino Unido habría además un incremento significativo de costes para las compañías, ya que no existiría ningún proveedor de itinerancia internacional independiente de FreeMove. No obstante, y a pesar de la autorización dada ayer a la operación de compra, la Comisión Europea seguirá su investigación sobre Starmap y FreeMove, abierta en 2004, para asegurarse de que cumplen la normativa del Tratado de la CE sobre prácticas empresariales restrictivas. Telefónica confirmó ayer que su fi- AFP lial de móviles abandonará FreeMove, alianza creada en diciembre de 2003 para rentabilizar básicamente los servicios de itinerancia y la compra de móviles. Una vez recibida la aprobación de la CE, Telefónica lanzará al mercado europeo emisiones de bonos en euros y libras para refinanciar la compra de O2. Con esta emisión espera refinanciar cerca de la tercera parte del primer tramo del préstamo, cuyo importe es de 17.640 millones de euros (12.000 millones de libras) El plazo de aceptación de la opa ha sido ampliado del 20 al 26 de enero, de acuerdo con la notificación remitida ayer a la Bolsa de Londres por la operadora española. El Tribunal de la UE ratifica que las aerolíneas deben compensar a los pasajeros por overbooking M. NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dio ayer un varapalo a las aerolíneas, al rechazar el recurso que presentaron contra el reglamento europeo que las obligaba a aumentar las indemnizaciones a los pasajeros en los casos de overbooking cancelación o retraso de los vuelos. Así, por ejemplo, en caso de cancelación de un vuelo el transportista aéreo debe ofrecer a los pasajeros la posibilidad de escoger entre el reembolso del billete y un transporte alternativo hasta su destino final. Además, tienen también derecho a recibir atención gratuita (comida, llamadas telefónicas y, en su caso, alojamiento en un hotel) y a una compensación cuyo importe varía en función de la distancia del vuelo. En los casos de retrasos el pasajero afectado tiene derecho a una serie de compensaciones, que varían en función del tiempo y de la distancia del recorrido, pero que a partir de las cinco horas comprenden el reembolso de la tarifa abonada. Las compañías aéreas, representadas por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) que agrupa a 270 empresas, y la European Low Fares Airline Association (ELFAA) que reúne a las de bajo coste, presentaron un recurso ante la Corte Superior de Justicia del Reino Unido, que a su vez consultó al Tribunal de la UE, que ayer finalmente emitió el fallo hecho público. La IATA estima en 580 millones de euros el coste de estas indemnizaciones y precisa que el reglamento de la UE hace responsables a las aerolíneas de circunstancias ajenas a su control (como las inclemencias meteorológicas o las huelgas de controladores aéreos) por lo que es contrario a la Convención de Montreal. Subida de precios También aprobó el consejo de la operadora una subida de los precios vigentes en los servicios de Grandes Líneas y en el AVE. El incremento medio de las tarifas es del 4,2 y comenzará a aplicarse a partir del próximo 1 de febrero. Para Regionales y Cercanías, al tratarse de servicios subvencionados, será la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos la que decidirá la cuantía del aumento tarifario. Esta subida de tarifas responde, según Renfe, a la subida del precio de la energía en general y del gasóleo en particular, así como al nuevo canon que la operadora tendrá que comenzar a pagar al Adif por el uso de las vías. En el caso del AVE, el canon supondrá el 20 de los gastos totales.