Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11 1 2006 Internacional 27 Blair lanza una polémica cruzada en el Reino Unido contra la proliferación de conductas antisociales Los vecinos incívicos y ruidosos podrían ser expulsados durante tres meses de sus casas b El programa Respeto es uno de los ejes fundamentales del tercer mandato del primer ministro, y busca reprimir el gamberrismo y la irresponsabilidad social EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Vecinos molestos expulsados de sus casas por tres meses; multas sobre la marcha a quienes protagonicen actos de gamberrismo; padres obligados a recibir clases por el mal comportamiento de sus hijos... Se trata de algunas de las nuevas medidas anunciadas ayer por el primer ministro británico, Tony Blair, en su cruzada contra las conductas antisociales cada vez más extendidas en el Reino Unido. El programa Respeto es uno de los ejes principales del tercer mandato de Blair, pero algunos grupos de derechos civiles critican que en realidad el Nuevo Laborismo no hace más que aplicar la tradicional política de ley y orden propia de la derecha. El primer ministro se defiende asegurando que las leyes actuales simplemente no funcionan y que hoy lo social es afrontar con contundencia comportamien- tos que, en ocasiones por su poca entidad, no llegan a los tribunales. La medida más polémica, sobre la que Blair dijo que aún la estudiaba, hace referencia a poder echar de su domicilio por tres meses a quienes molesten de manera escandalosa a sus vecinos, poniendo, por ejemplo, reiteradamente la música a elevado volumen. La medida se aplica ya para las casas en las que viven drogadictos cuyo consumo de drogas perturba la paz del vecindario, y ahora se extendería a otros supuestos. La orden de desalojo debería ser dictada por un juez y se trataría del último recurso ante situaciones que no se corrijan de otro modo. Tony Blair presentaba ayer el programa Respeto en la localidad de Swindon POOL Los padres de hijos convictos por gamberrismo deberán acudir a clases para aprender a educarles ciona en la realidad de las calles son medidas que otorguen mayores poderes a la Policía, con el derecho después de apelar ante los tribunales También existe el compromiso de que los agentes de Policía atiendan personalmente las quejas que expresen los ciudadanos aun no tratándose de acciones de singular gravedad. Además se extenderá la obligación de asistir a cursos especiales para los padres cuyos hijos reincidan en comportamientos antisociales, y se pondrá en marcha una academia nacional para Más poder para la Policía En el paquete de propuestas anunciado por Blair también está la de dotar de mayores poderes a la Policía para que pueda imponer multas sobre la marcha a quienes protagonicen actos de gamberrismo. Blair admitió que esto contradice la presunción de inocencia que a toda persona le asiste, pero se mostró decidido a seguir adelante. Para combatir el crimen en el siglo XXI- -justificó Blair- -necesitamos aceptar que lo que en la práctica fun- formar a los agentes en el modo en que deben aconsejar a las familias. El plan ha sido criticado por algunas entidades de ayuda a jóvenes con problemas, que estiman que el Gobierno debería centrarse en aumentar el apoyo económico y asistencial a las familias de áreas desfavorecidas. Los conservadores han censurado la política de Blair. Para su líder, David Cameron, el primer ministro sólo se mueve por populismo... Una verdadera agenda de Respeto incluiría soluciones a largo plazo para las causas sociales de determinadas conductas, no sólo sanciones y castigos a corto plazo indicó. En su opinión, el Gobierno debería elaborar medidas basadas en el optimismo sobre la capacidad de la gente para vivir de forma civilizada, más que propuestas con visión pesimista de la naturaleza humana Sarkozy normaliza su vida familiar al reconciliarse con su esposa J. P. Q. PARÍS. Después de seis meses de agitada separación, Cecilia Sarkozy ha vuelto al hogar en la residencia oficial del Ministerio del Interior francés, en la plaza Bauveau, a 50 metros del palacio del Elíseo. Todo parece indicar que la familia de Nicolás Sarkozy vuelve a estar unida, tras un semestre devastador con un largo rosario de acontecimientos convertidos en folletín político- sexual. Filtraciones sobre los amoríos, rumores de reconciliación, vacaciones separadas... Cuando se esperaban noticias de la separación amistosa, varios consejeros de Sarkozy han confirmado la reconciliación y el ministro ha decidido guardar silencio absoluto sobre su vida privada, poniendo fin a un largo folletón, indisociable de la campaña de las próximas elecciones presidenciales en Francia. Chirac, en su peor momento de imagen, quiere relanzar en la UE la vieja idea de los grupos pioneros JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El presidente francés, Jacques Chirac, ha tratado de relanzar el viejo proyecto de los grupos pioneros dentro de la Unión Europea, en un intento de reforzar la cooperación continental en materias tan sensibles como la Justicia, la Defensa y la Seguridad interior. Hasta hoy, la canciller alemana, Angela Merkel y el primer ministro británico, Tony Blair han sido poco o nada sensibles a tales proposiciones que, por otra parte, inquietan en todos los países de la Europa del Este. El presidente de la República había anunciado que realizaría una serie de proposiciones ambiciosas para la UE con motivo de su encuentro anual con la asamblea de embajadores de Francia, Chirac, sin embargo, repescó antiguas ideas maquilladas a la moda del momento. A juicio del presidente Chirac, tras el desastre del rechazo francés del proyecto de Tratado constitucional europeo, 2006 debe ser el año de un nuevo comienzo que él desea, avanzando piadosas evidencias: necesidad de negociar una política energética común (en la que ya piensan Austria y Alemania) necesidad de armonizar las políticas de crecimiento del empleo (que fracasan principalmente en Francia) relanzar políticas comunes de investigación (como estaba previsto en la Agenda de Lisboa, víctima del inmovilismo de Chirac y Gerhard Schröder) Chirac no tiene ninguna idea con respecto a la difunta Constitución europea, que Berlín y Viena sueñan con desenterrar cuando Chirac abandone el Elíseo, el año que viene quizá. Pero propone relanzar los grupos pioneros en los 12 países miembros de la zona euro (Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Italia, Irlanda, Luxemburgo y Portugal) A juicio de Chirac, la zona euro tiene por vocación natural forjar nuevos grupos pioneros que irían más lejos en materia de integración europea en terrenos sensibles, de la seguridad a la defensa, entre otros. La idea de los grupos pioneros se ha avanzado en muchas ocasiones, con distintos nombres. Y nunca ha funcionado, por varias razones. El Reino Unido- -el país más dinámico de Europa, con Irlanda y España- -no forma parte de la zona euro. Alemania, primera potencia continental, no desea complicar sus relaciones con sus numerosos vecinos del este, hostiles a tal tipo de proyectos, que perciben como un directorio de grandes potencias que tratan de marginar a los nuevos miembros de la Unión. Liberation comenta que Chirac ha decepcionado avanzando unas ideas tímidas y nebulosas en un momento en que el presidente francés está en lo más bajo de su credibilidad personal, nacional y europea, prácticamente aislado y solitario en una Europa inquieta por el inmovilismo y las numerosas fracturas que fragmentan la sociedad francesa. Según los sondeos, entre un 60 y un 70 por ciento de franceses no tienen confianza en Chirac.