Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional MIÉRCOLES 11 1 2006 ABC El calibre de las balas utilizadas en el tiroteo de El Vacie no coincide con el de los proyectiles del asesinato del celador te del que éste, según todos los indicios, perpetró el crimen del celador. Una historia que no es si no la de una muerte y una venganza larvada durante décadas. La primera víctima fue un hombre cuyo hijo acusa a la familia de Ricardo Suárez de ser la autora de su muerte, años atrás. Una muerte que él estaba dispuesto a vengar, y para ello no dudó en cruzar la frontera entre España y Portugal, arropado por la banda de el Pecas -este grupo viajó a Sevilla para refugiarse tras matar a un policía luso- a fin de echarse a la cara a los Suárez Y los encontró. O más bien lo encontraron a él, porque éstos, que supieron de sus intenciones, poco tardaron en presentarse ante el propio Pecas para exigirle que aquel individuo abandonara El Vacie. Fotografía del padre de la niña de 7 años atropellada en Sevilla, presunto autor de la muerte del celador EFE Fuego cruzado Detenidos dos de los fugados del crimen de Sevilla, aunque el asesino sigue libre Están relacionados también con una venganza ancestral entre clanes gitanos en el asesinato del celador que casi atropella a una niña de siete años oculta, al menos, otra pistola distinta a la del crimen JOSÉ L. GARCÍA SEVILLA. La Policía podría proceder en las próximas horas a la detención de Ricardo Suárez, buscado como presunto autor material del asesinato del celador Gaspar García, enterrado ayer, y que ocurrió el pasado domingo en la calle Isaac Peral de Sevilla, una vez que los otros dos fugados tras el crimen, su hermano Juan Manuel, de 30 años, y su cuñado Ángel M. M. de 31, ya están detenidos, aunque con distintos grado de imputación en el crimen. De hecho, Juan Manuel S. A. que cuenta con siete detenciones anteriores, se presentó voluntariamente el lunes en la Comisaría de Macarena, pero su detención no fue formalizada por su implicación en el asesinato del celador- -fue simple testigo- sino por su implicación directa en el tiroteo del pasado 27 de diciembre en el poblado chabolista de El Vacie, donde participó en los disparos que su familia hizo contra la de Augusto Soares dos Anjos, alias el Pecas En la refriega fue utilizada al menos una pistola del calibre 7,65- -distinta a la empleada para matar al celador- con la que resultó alcanzada la suegra del propio Pecas En la reyerta de El Vacie los agredidos utilizaron, al menos, una escopeta de caza, más tarde recuperada por la Policía, con la que resultó herido Juan Manuel S. A. que recibió varios perdib La familia implicada gonazos, de los que aún convalece, ya que por el temor de ser detenido no buscó asistencia en ningún centro médico. Si la detención de Juan Manuel S. A. se materializó en la tarde del lunes, el arresto de Ángel M. M. capturado con anterioridad otras dos veces, fue llevado a cabo ya entrada la madrugada de ayer en la barriada de Los Bermejales, donde había estacionado el vehículo con el que se dio a la fuga tras el asesinato del celador. El coche en cuestión, una furgoneta, había sido localizado previamente por la Policía Local, una vez que fue requerida para ello por el Cuerpo Nacional de Policía. Una vez que se supo dónde había sido estacionada, todo era cuestión de esperar a que el fugado se acercara a recogerla, como finalmente ocurrió a la una menos cuarto de la mañana de ayer. La detención de Ricardo Suárez, cuando se produzca, pondrá punto y final a la tragedia de la calle Isaac Peral, pero apenas será un punto y aparte en la larga y enrevesada historia que, al fin y a la postre, dio lugar a que la familia del huido estuviera acogida en el albergue delan- La respuesta negativa de Soares dos Anjos, que se negó en redondo a las pretensiones de los Suárez dio a pie a que éstos se presentaran ante las chabolas ocupadas por la familia de Pecas y la emprendieran a tiros con ellos. Pero los agredidos no se quedaron con los brazos cruzados. El tiroteo entre ambos bandos, acabó con heridos en los dos frentes: los Suárez entre ellos Juan Manuel, con lesiones por postas de caza, y los Soares dos Anjos por tiros de pistola. Tras el tiroteo, la Policía intervino, junto a la chabola de los Soares una escopeta con rastros de haber sido disparada recientemente. Asimismo fue recuperada munición de la empleada por el bando contrario. El calibre de las balas halladas en El Vacie en diciembre no coincide con el utilizado el pasado domingo en el asesinato del celador. Hay, pues, varias pistolas implicadas en esta rocambolesca historia de venganza gitana. Hallan los cadáveres de un hombre y una mujer en Cádiz, con disparos de escopeta de caza ABC CÁDIZ. Primero se creyó que se trataba de un atropello y que sólo había una víctima. Pero, de inmediato, se averiguó que tras el supuesto accidente- -una persona anónima alertó al 061 sobre las tres de la tarde de que había una mujer malherida- -se escondía un suceso mucho más grave que ha consternado a la localidad gaditana de Alcalá de los Gazules. En la carretera que une esta población con Ubrique, a menos de dos kilómetros de la primera, el médico del 061 que se trasladó al lugar halló el cadáver de una mujer, vecina del pueblo. El cuerpo presentaba varios disparos de escopeta de caza de grueso calibre según la inspección ocular, que le causaron la muerte. La Guardia Civil la identificó como C. C. C. de 43 años. A unos 150 metros, y de forma casual, se descubrió otro cadáver, éste de un varón, M. S. R. de 39 años, y también vecino de Alcalá de los Gazules. Igual que la primera víctima presentaba un disparo realizado con una escopeta de postas, según explicó a Efe el alcalde de la población, Arsenio Cordero. Al parecer, el arma fue encontrada junto al cuerpo, informa Efe. Cordero señaló que no existía relación entre las víctimas, pero según algunas fuentes son parientes. En concreto, la mujer, madre de dos hijos, es- taría casada con un primo hermano de la segunda víctima, por lo que los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, encargados de la investigación, comenzaron a interrogar, de inmediato, al entorno familiar de ambos. La juez de guardia de Chiclana de la Frontera procedía poco después de las ocho de la tarde al levantamiento de los cadáveres para su traslado al depósito forense donde les será practicada la autopsia. Además, ha decretado el secreto de las actuaciones. Según fuentes del caso, no se descarta que M. S. R. hubiera disparado contra la mujer y luego se hubiera quitado la vida, aunque el alcalde pidió prudencia porque todo son meras conjeturas La consternación se adueñó ayer de Alcalá tras conocerse lo ocurrido. Es una tragedia señalaba el alcalde. El Ayuntamiento ha decretado tres días de luto y hará ondear las banderas a media asta por la muerte de ambos.