Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MIÉRCOLES 11 1 2006 ABC AD LIBITUM VISTO Y NO VISTO CATALUÑA Y LA RULETA RUSA L nacionalsocialista Pasqual Maragall, en su forzada condición de gran rabadán del catalanismo, convocó ayer en la Casa dels Canonges a los pastores de los distintos rebaños soberanistas y o separatistas. El president quiere blindar la unidad de los partidos catalanes en torno al Estatut, aunque Artur Mas, ignoro si antes díscolo que pragmático, entiende y afirma que las negociaciones con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no van por donde tendrían que ir ¿Por dónde debieran de ir esas negociaciones? A propósito de las indebidas declaraciones del teniente general Mena, innecesaria e interesadamente desquiciadas por M. MARTÍN unos y otros, ha dicho el FERRAND líder del PP, Mariano Rajoy, que el presidente Zapatero está jugando a la ruleta rusa con el Estatut, y eso general inquietud Conviene aclarar, para poder entrar en materia, que la ruleta rusa permite tres modalidades de uso. El revólver de tan maléfico, indeseable y temerario juego puede tener su tambor: a) completamente cargado, b) completamente vacío o c) cargado con una sola bala. Cuando el jugador aplica sobre su sien el revólver de la hipótesis a no hay tal juego y se trata, directamente, de un suicidio. En el supuesto b al desaparecer el riesgo por falta de munición, el caso se convierte en fraudulento y, llegados al c cuando puede hablarse con propiedad de ruleta rusa, es condición indispensable para entender el dramatismo del caso que el cañón del revólver se apoye sobre la propia sien del jugador, en ningún caso sobre la de un tercero. En ese supuesto habría que hablar de intento de asesinato. Rajoy se ha equivocado otra vez más en la valoración de Zapatero. Atribuirle esa condición de jugador con riesgo es ignorar su esencia de oportunista. En el supuesto de que el líder socialista haya cargado con una bala el tambor de su revólver, apunta al aire. Aceptó el juego del Estatut para que Maragall pudiera ser presidente de la Generalitat y para, de paso, reforzar su propia debilidad parlamentaria. Les prometió a los socios catalanes del PSC, contra la propia naturaleza política del socialismo, un Estatuto que pudiera satisfacer a fuerzas descaradamente separatistas y eso no es jugar a la ruleta, correr un riesgo. Eso es aceptar, en beneficio propio, la certeza de un mal ajeno. Algo que se agrava y agiganta cuando lo ajeno afecta nada menos que a los supuestos en que se sustenta el Estado. Zapatero y sus cómplices, voluntarios o casuales, pueden seguir tratando de distraer nuestra atención con anécdotas tan desafortunadas como la del teniente general Mena y Rajoy entrando al trapo de la contemplación pánfila; pero la realidad es que, por el mero interés socialista, el Gobierno ha prometido a los separatistas catalanes algo que no les puede dar porque no es suyo. Eso solo se arregla con la generosidad del acreedor o recurriendo a las urnas. LOS NOVENTA DÍAS DE EVO que en el altiplano unos animales tontainas como las L hilo de la definición con que Gordon Liddy llamas escupan a sus amos. Contra la grosería, educaclavó al progre aquel que se siente profundación, pero esta educación pide libros, y ahí es donde emmente en deuda con el prójimo y que propone pieza el negocio privado de la deuda pública. Nuestros saldar esa deuda con tu dinero el Gobierno ha perdopequeños editores, que oyen crecer la yerba en el altiplanado la deuda boliviana que Evo vino a traernos. Con no, escuchan la palabra educación y se empinan cosu jersey de Freddy Kruger pasado por Ruiz de la Prada, mo una serpiente que se pisa. A ver, ¿qué libros quieren Evo venía de La Paz, ¿y para qué necesitaba más Rodríleer los educandos del altiplano? ¿El Ché, Dieteguez? Evo fue, pues, el pobre que Rodríguez senrich, Saramago, Maradona... tó a su mesa en la Nochebuena, donde se desgra- -También tenemos Suso de Toro- -deja caer narían villancicos laicos: La Paz, la errante roel asesor gubernativo. sa perseguida, se detuvo en sus hombros y StaHombre, se trata de una obra eminentemente lin, el gigante, la levantó a la altura de su frencéltica, y en el altiplano los indios no son como te. Así vieron la paz pueblos distantes. Moratinos, que habla bajo palabra francés, inNo estuvo mal la jugada: Rodríguez lució con glés, ruso, árabe y croata y que en español ha su líder aymara como Sting con su líder kayapó, IGNACIO RUIZ acuñado la expresión una disparatez En el altiy los fondos europeos que habíamos perdido QUINTANO plano son... ¿Cómo son en el altiplano? Se ve por nuestras malas cabezas- ¡cabezas, Señor, que es una persona curtida en la dureza del altiplano cabezas! era lo único que pedía Olivares- -los vemos comentaba un cursi a la salida de la cena madrileña con compensados con Evo, que mientras esté así, contento, Evo. Y aquí es donde salta Felipe Quispe, el Mallku o se olvidará de la deuda histórica de los quinientos Príncipe de todas las Bolivias. años, que no es moco de pavo, si tenemos en cuenta que A Quispe no le cae (bien) Evo, y sólo eso ya lo hace a pedir, detrás de Evo, viene Ancho Quintana, el líder único en la ruta del progreso: Castro, Chávez, Kirchner, celta. Rodríguez, Ahmadineyad... Y es que Quispe movió el Evo se hizo acompañar del pensamiento del Ché, que árbol boliviano- nosotros somos artistas de la lucha tampoco requiere de mucha lectura, razón por la cual de masas, sabemos muy bien cómo jalar y achicar -y en España cuenta con fervorosos idólatras, desde el luego vino Evo desde Libia por cierto) a recoger las muy rojo Rodríguez, como sabemos por las revistas fenueces. Evo es un mandadero del progresismo iberomeninas, hasta el pivote madridista Pablo García. En la americano contra los mariconsones imperialistas. economía de trueque que este tipo de personajes se Quispe es un supersticioso del pueblo que ve en la demotraen entre manos para arrancarle pelos al lobo capitacracia una gatera, un recurso táctico- estratégico que lista, el Ché canjeaba con los rusos azúcar de caña por es una cosa que ya decía Pablo Iglesias. En Bolivia, semáquinas quitanieves (para La Habana, con dos... y gún Quispe, no hay más izquierda que la suya, porque Evo ha canjeado con Rodríguez fotos en jersey por tractoditas se han derechizado y está en que Evo es un tores. La educación corre aparte. renegado que ha llegado al poder con dinero a saber de Para redondear la kermesse heroica del perdón, quién y emborrachando a los indios. Y amenaza: Si no nuestro recto Gobierno hizo a Evo jurar que no se gastacumple en los primeros noventa días, Evo va a tener ría la deuda en vino, sino en educación. Somos un pueproblemas. blo que mata toros a estoque, y no podemos consentir E A -Los de Esquerra necesitamos militares que cometan errores para que la gente se trague que el Ejército no quiere a Cataluña.