Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10 1 2006 43 La gripe aviar se expande por Turquía con cinco nuevos casos en varias regiones Trabajo inicia hoy las negociaciones con las autonomías sobre la atención a la dependencia Un hombre de 39 años fue juzgado por desobedecer a la Policía Foral, que le instaba a dejar de fumar en una zona prohibida en Castejón (Navarra) Pagó una multa de 240 euros Primer detenido a causa de la ley antitabaco TEXTO: BEGOÑA LÓPEZ Un fumador, ayer en el exterior de la Torre Picasso de Madrid ÁNGEL DE ANTONIO Dos jóvenes apuran sendos cigarrillos antes de volver al trabajo ÁNGEL DE ANTONIO Las empresas estudian prohibir a sus empleados fumar en la calle J. SÁINZ MADRID. Algunas empresas estudian la posibilidad de prohibir a sus empleados salir a la calle a fumar, ya que consideran que pierden demasiado tiempo y se ausentan en exceso de sus respectivos puestos de trabajo. Algunas compañías, como Mapfre, ya han enviado circulares en las que se concede una moratoria de tres meses y se comunica que, a partir de abril, ningún fumador podrá abandonar la empresa para consumir un cigarrillo y que sólo se podrá salir en los descansos previstos Algunos estudios cifran en 25 minu- PAMPLONA. Agentes de la Policía Foral de Navarra detuvieron en la localidad de Castejón a un hombre, M. E. C. de 39 años y vecino de la población valenciana de Gandía, acusado de un delito de desobediencia a agentes de la autoridad. El hecho no tendría mayor trascendencia si no fuera porque se produjo tras un episodio que tuvo su origen en el incumplimiento de la nueva ley sobre el tabaco, con lo que esta persona se ha convertido en la primera víctima de la norma, poco más de una semana después de su entrada en vigor. Los acontecimientos tuvieron lugar el pasado domingo por la mañana en un establecimiento de hostelería situado en la carretera A- 68 (Alfaro- Tudela- Zaragoza) en el término de Castejón, en el que se encontraba una patrulla de la División de Tráfico de la Policía Foral. En el interior del local advirtieron la presencia de una persona que se encontraba fumando en una zona expresamente prohibida. Por ello, los agentes le conminaron a trasladarse a la zona habilitada para el tabaco, situada a pocos metros del lugar donde se encontraba el detenido fumando. El infractor rechazó en repetidas ocasiones tanto trasladarse a la zona habilitada como apagar el cigarrillo. Por esta razón, los agentes le informaron de que por su conducta iba a ser denunciado por vía administrativa con arreglo a lo estipulado en la nueva ley 28 05. En ese momento, M. E. C. se negó rotundamente a identificarse, por lo que fue requerido para ser trasladado a dependencias policiales a efectos de identificación. Tras reiterar su negativa, se procedió a su traslado a la comisaría de la Policía Foral en Tudela en calidad de detenido, como presunto autor de un delito de desobediencia a los agentes de la autoridad. meses está previsto realizar un trabajo informativo. Se pretende advertir, asegurarse de que conocen la ley e informar de las medidas que deben tomar dijo. Por eso, los inspectores comenzarán a trabajar en lugares donde la repercusión sea mayor, como centros comerciales: En la siguiente visita, si no se cumple la normativa habrá sanciones Aldaz recordó también que desde la entrada en vigor de la ley cualquier persona puede poner una denuncia si se siente perjudicada. Las sanciones llegarán en función de las demandas apuntó. En este sentido, advirtió, serán inflexibles con la venta de tabaco a menores y las prohibiciones en centros sanitarios, educativos y lugares públicos como cines, teatros o instalaciones deportivas, entre otros. Ley foral de Navarra Aldaz explicó recientemente que la entrada en vigor de la norma antitabaco en Navarra no va a tener la misma repercusión que en otras comunidades Y es que la ley foral sobre el tabaco ha allanado el camino a la nacional. Así, según un estudio de Salud Laboral, en agosto de 2005 un 50 por ciento de las empresas navarras ya se habían declarado espacio sin humo Además, los ceniceros a la entrada de los hospitales y centros de salud, entre otros, son habituales desde que, en 2003, la ley foral se implantó progresivamente. El Instituto de Salud Pública es el encargado de coordinar las inspecciones. Para ello cuenta con dos inspectores habituales más cuatro de apoyo, así como el personal de inspección de los ayuntamientos. No obstante, la Guardia Civil, la Policía Foral y la Policía Municipal pueden también realizar esta labor, como ha ocurrido en Castejón. Hoy mismo tiene lugar en Madrid una reunión para tratar con los consejeros de todas las comunidades autónomas diversos aspectos sobre la ley. Desde Navarra, se propondrá crear un único sistema común a todo el país de bloqueo de las máquinas expendedoras para evitar la compra de tabaco por parte de los menores. Aldaz explicó que se han mantenido reuniones con los responsables de las empresas fabricantes de estos dispositivos. De momento, en Madrid no se han planteado todavía homologar ningún sistema, pero en Navarra sí lo vamos a hacer concluyó. tos el tiempo medio que destina una persona en abandonar su puesto para fumar, y en 800 euros- -por cada uno de sus trabajadores que fume- -el dinero que podría llegar a perder una empresa. La ley antitabaco, que entró en vigor el pasado 1 de enero, establece que el incumplimiento de la prohibición de fumar por parte del trabajador se considera una falta leve, con sanciones previstas de 30 a 600 euros. Sin embargo, si se acumulan tres infracciones leves, entonces se convierten en una grave y se sanciona con multas que van desde 601 euros hasta 10.000. Juicio rápido Tras completar las diligencias policiales pertinentes, el detenido fue puesto en libertad y ayer por la mañana compareció por la modalidad de juicio rápido ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Tudela. La condena consistió en que pagara una multa de 240 euros por el delito de desobediencia a los agentes. Pablo Aldaz, director del Instituto de Salud Pública en la Comunidad Foral, explicó que, pese a lo sucedido, su intención no es ir a pillar a la gente fumando Así, los primeros