Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional MARTES 10 1 2006 ABC TIENEN RAZÓN as autoridades iraníes han comunicado al mundo su decisión de poner fin a la moratoria sobre investigación en materia nuclear. Hasta ahora Irán se limitaba a trasformar mineral de uranio en gas. La investigación se centrará en el proceso de enriquecimiento de ese gas hasta convertirlo en material fisible. El paso inmediatamente anterior a diseñar un arma nuclear. Irán tiene razón cuando repite que, en el marco del Convenio vigente, tiene todo el derecho para hacerlo ¿Dónde está entonces el problema? El Convenio permite a los Estados signatarios dotarse de un programa civil, pero exige que sea público y bajo el control de la Agencia InternacioFLORENTINO nal para la Energía PORTERO Atómica. Irán ocultó su programa y, cuando se detectó, mintió hasta que no tuvo más opción que reconocer la evidencia. Esa voluntad de ocultación despertó las sospechas en el planeta sobre cuál era su objetivo último. En Alemania y España discutimos sobre la conveniencia de mantener, reducir o aumentar el número de nuestras centrales nucleares. El debate gira en torno a nuestra dependencia energética- -no tenemos ni petróleo ni gas- -y los riesgos implícitos. Irán considera esencial dotarse de energía nuclear cuando dispone de extraordinarias reservas de petróleo y de gas natural ¿Tiene sentido? Por otro lado, los especialistas en armamento llevan años denunciando que el diseño del misil Shahab- 3 parece responder al objetivo de transportar una cabeza nuclear. La lógica apunta a que el programa nuclear iraní tiene como fin garantizar la continuidad de su política de apoyo a grupos terroristas, como Hizbolá o Hamás. Quieren asegurarse una capacidad de disuasión contra quien trate de intimidarles. Ya pueden llegar con sus misiles a Israel y pronto lo harán a Europa. El Estado judío dispone de escudo antimisiles, pero nosotros no. Rusia y China tienen importantes negocios en Irán y actúan como sus protectores en el Consejo de Seguridad. La diplomacia rusa encontró una fórmula interesante para salvar los intereses de las partes: garantizar el combustible. Irán tendría centrales nucleares, pero no el material fisible, éste llegaría de Rusia y volvería a Rusia. La respuesta fue negativa. Ese no era el problema: los ayatolás quieren controlar plenamente el proceso. Irán tiene derecho a tener un programa nuclear civil, tanto como nosotros a desconfiar de quien nos ha mentido, de quien actúa de forma incoherente y de quien lleva años predicando la intolerancia y financiando el terrorismo. Europa, esa parte del planeta tan rica como decadente, carente de valores y abocada al pacifismo por pura impotencia, se moviliza ante la prepotencia de los ayatolás. Se siente burlada por Teherán y atrapada en sus propias contradicciones. L Agentes de salvamento inspeccionan los restos del avión que se estrelló ayer en el noroeste de Irán REUTERS Irán anuncia la reanudación de su programa de investigación nuclear Washington amenaza con pedir sanciones al Consejo de Seguridad fuerza terrestre de la Guardia Revolucionaria iraní y otros diez oficiales murieron al estrellarse un pequeño avión militar en el norte del país ABC TEHERÁN. Irán anunció ayer la reanudación de su programa de investigación nuclear, pese a las advertencias de EE. UU. y la Unión Europea que, aunque con diferente énfasis, amenazan con adoptar represalias contra Teherán. Las actividades de investigación se reanudan bajo la supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) aseguró un portavoz del Gobierno. Dada la vaguedad del anuncio, sigue estando muy poco clara la naturaleza de esas investigaciones, aunque los expertos creen que estarán relacionadas con el enriquecimiento de uranio y que continúa sin haber garantías de que, pese a lo prometido por el Gobierno iraní, tales actividades no vayan a tener un futuro uso militar. En todo caso, el OIEA afirmó que las explicaciones de Teherán no son suficientes. Teherán insiste en que su programa de enriquecimiento de uranio tiene sólo objetivos científicos para un uso civil. Son actividades que no están vinculadas a la producción de combustible (nuclear) y que se harán bajo la supervisión del OIEA insiste el Gobierno iraní. Pero esta diferenciación es inaceptable para Washington y la UE, que consideran que la reanudación de cualquier actividad vinculada con el enriquecimiento de uranio b El jefe de la supone franquear una peligrosa línea tras la que pueden materializarse las sanciones. Así, la Casa Blanca reiteró ayer sus amenazas de poner a Irán ante el Consejo de Seguridad de la ONU. En la comunidad internacional hay una clara mayoría a favor de llevar esta cuestión al Consejo de Seguridad si Irán no cumple sus obligaciones y compromisos indicó el portavoz de la Casa Blanca Scott McClellan. Por su parte, la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, ya había advertido la semana pasada de que Washington podría iniciar acciones para sancionar a Irán en la ONU si insistía en reanudar las investigaciones nucleares. Reacción europea También la Unión Europea condena el paso dado por Irán. Su alto representante, Javier Solana, y el ministro francés de Exteriores, Philippe Douste- Blazy, pidieron que Teherán reconsidere y dé marcha atrás a su decisión sin condiciones porque, de lo contrario, vulneraría compromisos adoptados previamente por la AIEA. Douste- Blazy no amenazó con sanciones, pero se mostró favorable a explorar todas las vías posibles y precisó que en breve mantendrá una nueva reunión con Solana y los titulares de Exteriores de El jefe de Estado Mayor de Israel advierte de que Teherán camina al borde del abismo Alemania y del Reino Unido para acordar su futura actuación. Más dura fue la reacción de Israel. Irán camina al borde del abismo y, si no se cuida, puede caer advirtió el jefe de Estado Mayor israelí, el general Dan Halutz. La presión internacional sobre Irán demuestra que el problema no es solo de Israel agregó el general, quien insistió en que también los medios de lanzamiento (de misiles de largo alcance) que Irán desarrolla deberían preocupar no sólo a Israel sino a todo el mundo Por otro lado, el jefe de la fuerza terrestre de la Guardia Revolucionaria iraní, Ahmed Kademi, y otros diez oficiales murieron al estrellarse un pequeño avión militar mientras trataba de hacer un aterrizaje de emergencia al noroeste del país. Las autoridades se limitaron a atribuir a un fallo técnico la causa del accidente, ocurrido a unos doce kilómetros de la ciudad de Aromiya, en el Azerbaiyán iraní. Ya el pasado 6 de diciembre ocurrió un accidente parecido cuando 116 personas- -la mayoría de ellos periodistas- -murieron al estrellarse otro avión militar contra un edificio en el extrarradio de Teherán La Guardia Revolucionaria, columna vertebral de las fuerzas militares iraníes, fue creada tras el triunfo de la revolución islámica, en 1979, que derrocó al régimen prooccidental del sha. Kadhemi, considerado por las autoridades iraníes como uno de los héroes de la guerra entre Irán e Irak (1980- 88) fue nombrado jefe de la fuerza terrestre del citado cuerpo militar en julio pasado por el máximo líder del país, Ali Jamenei.