Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 10 1 2006 ABC Nacional Zapatero departe con algunas de las mujeres que integran la ejecutiva del PSOE, tras su reunión de ayer y poco antes de la comida de Navidad que habían aplazado EFE Bono anuncia, tras el caso Mena el arresto del general que fletó un Hércules con 23 camareros Ha destituido también al director de la Academia General del Aire de San Javier, relevado el pasado día 3 b En plena tormenta política, el ministro responsabiliza al PP por ascender al teniente general tres veces, aunque, ya al frente del Ministerio, él mismo lo reforzó L. L. CARO G. LÓPEZ ALBA MADRID. El teniente general José Mena no es el único alto militar gravemente sancionado de este principio de año. Ayer, día en que el involuntario protagonista de la última Pascua Militar cumplía en Sevilla su segundo día de arresto domiciliario por faltar a su deber de neutralidad el ministro de Defensa, José Bono, revelaba que ha corregido y arrestado al general que autorizó el uso de un Hércules C- 130 de la Fuerza Aérea Española para trasladar el pasado 10 de diciembre a 23 camareros desde Zaragoza a Getafe (Madrid) para que sirvieran un cóctel en el Cuartel General del Ejército del Aire con motivo de la festividad de su patrona, la Virgen de Loreto. Fuentes muy próximas al ministro rehusaron dar un solo detalle sobre la identidad, la sanción o la falta legal aplicadas al general, invocando el deseo de no airear en esta ocasión detalles que pudieran afectar a la persona. Con un segundo alto cargo militar supuestamente bajo arresto, también ayer trascendió el cese, firmado por José Bono el pasado 29 de diciembre y publicado el 3 de enero en el Boletín Oficial de la Defensa del director de la Academia General del Aire de San Javier, coronel Eduardo Garvalena, número 1 de la 30 promoción de la Academia, tan sólo 18 meses después de que fuera nombrado en el cargo. Sin que oficialmente el Ministerio haya difundido tampoco los motivos de la destitución de Garvalena- -que ya ha sido sustituido por un nuevo director, Ruben Carlos García Servet- se apunta como causa principal el accidente del pasado verano provocado por el capitán Cabezas, piloto de la Academia General del Aire, cuando se estrelló contra una vivienda de Baeza matando a una mujer de 30 años y su hijo de 8 meses. En aquel momento, al parecer, el director ahora cesado ya recibió un toque de atención al que se han sumado después dos problemas más: un conflicto con una cadete de bajo rendimiento en las pruebas físicas con la que se negó a ser flexible y que acabó yéndose- -caso por el que se interesó Bono- y otro habido, valga la coincidencia, el día de la Virgen de Loreto. Se trata, según explica La Verdad de Murcia, de la lectura por parte del número uno de la promoción de un manifiesto jocoso que pudo oírse durante un acto no oficial de la patrona, en el que al grito de A usted que me obliga se recriminaba a los mandos y profesores actitudes que exigen a los alumnos pero ellos mismos no cumplen. Un grano no hace granero El ministro de Defensa, José Bono, dio ayer por finalizada la indisciplina Para el PSOE, la decisión de Bono de sancionar a Mena es un acto de normalidad democrática del teniente general José Mena Aguado, por sus declaraciones en la Pascua Militar, al tiempo que resaltó que el propio militar le aseguró que él mismo redactó su intervención y le juró por su honor que no había nada detrás de su discurso. Bono, en declaraciones a Televisión Española, defendió que un grano no hace granero y que los militares pertenecen a una corporación ejemplar en puntualidad constitucional y son ejemplares en el cumplimiento de la Ley Pero, más allá, el ministro no perdió oportunidad de tomar partido en la batalla política que se ha desatado tras la destitución de Mena Aguado, poniendo a los populares en el punto de mira. Así, tras recordar al PP que fue su Gobierno quien ascendió a Mena a general de Brigada y de División y a teniente general- -aunque luego él mismo lo reforzó- criticó las declaraciones de su secretario de Comunicación, Gabriel Elorriaga, quien afirmó que un pronunciamiento como el del teniente general Mena era inevitable Bono, que expresó su disposición a acudir al Congreso para dar explicacio-