Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 10 1 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. EL AÑO EMPIEZA A TIROS Defensa de Mena El coronel Fernando Abalo escribe en Cartas al Director en ABC de 9- 1- 06. Al poner en duda en dicha carta que un subordinado diga a un teniente general lo que piensa acredita por sí mismo su propia postura de deslealtad al mando. Además de que, con ese planteamiento infundado, desacredita el contenido de su lamentable carta, impropia de un militar. Tuve la suerte de haber tenido a José Mena Aguado a mis órdenes y he seguido de cerca su brillante carrera militar. Todos los que le hayan tratadodirectamente opinarán como yo (quizá con alguna excepción que confirme la regla) que Mena es un muy competente militar y excelente subordinado, compañero o jefe, dotado de sobresalientes cualidades profesionales y humanas. Ángel Lobo García. Teniente general en la reserva D ICEN los expertos que el teflón es el material más resbaladizo que se conoce. Descubierto por casualidad, como la ley de la gravedad, la dinamita, la electricidad, la penicilina y la arquitectura molecular, posee el menor coeficiente de fricción estática y dinámica en cualquier sólido conocido, incluido el de dos cubitos de hielo mojados que se frotaran entre sí. Bueno, pues LUIS IGNACIO las estadístiPARADA cas sobre criminalidad en España son aún más resbaladizas. Porque aparte de las diferentes fuentes (Fiscalía general, ministerio del Interior, Instituto de Estudios de Seguridad y Policía) hay divergencias a la hora de sumar las cifras facilitadas por la Ertzaintza y los Mossos d Esquadra; hay tasas de homicidios por cada 100.000 habitantes que unos años incluyen los que se registraron en grado de tentativa y otros no; hay una utilización política como arma arrojadiza que toma como referencia los años o periodos que más convienen. Así se ha llegado a publicar que España está a la cabeza de la UE a 15 en cuanto al número absoluto y en tasa de homicidios, sin perjuicio de que se haya hecho público también que ocupa el duodécimo lugar y que en los dos últimos años se ha registrado una reducción significativa. Sea porque se nos está calentando la sangre, por la reforma del Código Penal, por la reducción del gasto público en seguridad, la proliferación de armas en manos de la seguridad privada, la reducción de efectivos (entre 1996 y 2003 se perdieron 10.000 plazas de Policía y Guardia Civil en activo) por la implantación de bandas dedicadas al crimen organizado, los ajustes de cuentas, la violencia de género, el caso es que el año ha empezado con un tiroteo en Sevilla a cuenta de un presunto atropello y con otro ayer, en el edificio de Correos, entre vigilantes de seguridad. Y en esas estamos, ya digo, sin saber si aumenta o disminuye de verdad nuestra tasa de homicidios. ¿Podría el Gobierno arrojar alguna luz, sin patinar, sobre este terreno tan resbaladizo? Romper el silencio A la vista de las opiniones de varios militares aparecidas en ABC, quiero unir la mía personal, que he comprobado que coincide con la de muchos compañeros míos, tanto de mi generación como la de mis hijos. En las palabras del teniente general Mena, que he leído con detenimiento, se ve clara y expresamente que su intención fundamental ha sido transmitir tranquilidad a sus subordinados, que sabe están preocupados por problemas importantes que les afectan personalmente. No he descubierto ningún indicio de incitar a la desobediencia de las legítimas autoridades militares y civiles, como se ha interpretado en opiniones leídas en la Prensa. Resulta lógico que el Ministro de Defensa vaya a proponer su destitución, si es que ha perdido su confianza, pero es difícil de entender su arresto por declaraciones partidistas tal como se dice en los medios de comunicación, cuando en el texto que conozco se ha limitado a exponer los problemas dichos y a citar el artículo 8 de la Constitución, algo que han hecho otras personalidades políticas y militares sin que se haya producido unas reacciones análogas. Rompo mi línea de actuación de no expresaren público mis ideas y sentimientos personales, porque creo que la ocasión lo precisa. José Ramón Pardo de Santayana Teniente general en la Reserva Querido compañero Ésos que saben mucho de política dicen que deberías haber esperado dos meses, los que te separan del cese en tu mando, para manifestarte, alegando que los militares no podemos hacerlo, y me pregunto: ¿acaso S. M. el Rey no ha dicho repetidas veces lo mismo que tú? Mi querido general, como a ti te faltan dos meses para poder hablar, yo me ofrezco para ser tu voz, porque suscribo y amplío todo cuanto has manifestado, que no ha sido otra cosa que leer un artículo de la Constitución. Qué vergüenza que la prensa extranjera tenga que poner titulares como: En España se arresta a un oficial por leer en público la Constitución Lo que pasa, mi querido compañero, es que ésos, los que quieren reformar la Carta Magna de manera partidista, no la han leído bien y se sorprenden de su articulado. Por eso, no conformes con convertir al Ejército en una ONG, dicen que tu opinión es personal, que el Ejército está casi feliz con el proyecto del Estatuto de Cataluña. Me gustaría, ya que tú no puedes hacerlo, encabezar una lista en la que se preguntara, no al Ejército, sino a todos los españoles: ¿quién crea más alarma social, tú leyendo el artículo octavo de la Constitución durante la Pascua Militar o los independentistas que quieren romper España, con la aquiescencia del Gobierno? Yo sí puedo hablar, porque hace muchos años que los uniformes los guardo en el armario, aunque tal vez esos políticos de la alarma social argumenten que los generales no nos jubilamos y me conminen también a un arresto domiciliario. Tampoco importa mucho: me gusta leer y recordar, sobre todo recordar, cuando el ministro Bono dijo en Toledo que los militares no son mudos y luego los arresta por hablar. Permíteme poner en duda tu afirmación de que con tus palabras sólo tratabas de manifestar la opinión de tus subordinados. Creo que, como buen militar que eres, te has prestado para sacar a la luz el pensamiento de millones de españoles que estábamos recluidos en ese agobiante silencio en el que nos preguntamos: ¿qué podemos hacer? Y tú mismo te respondes después de un largo silencio: nada. Tú sabíaslo que te iba a suceder, pero también sabías que gracias a tu valentía se aunaban muchas voluntades. Por eso lo hiciste. Debo terminar, y lo hago poniéndome a tus órdenes y mandándote un fuerte abrazo de solidaridad. Antonio Eleta Sequera. General de División (R) ex gobernador militar de Madrid. Carta abierta al coronel Abalo No te conozco y desde luego me alegro de no conocerte, pues por tu carta en ABC, titulada Ni un paso atrás se aprecia tu valentía tu talla moral y tu sentido de la disciplina y lealtad. ¿Quién eres tú para llamar desleal y oportunista desde tu destino en Bruselas (por cierto, muy bien remunerado) al teniente general más antiguo y con más prestigio de nuestro Ejercito y, no te olvides, todavía en activo? Espero que el Ministro o el JEME actúen con la misma rapidez que en el caso del general y te impongan uncorrectivo y te destituyen en el destino, por insultar a un superior. ¿Dónde está la deslealtad del general Mena, por recitar un artículo de la Constitución, totalmente democrática, que ha sido empleado reiteradamente por el ministro de Defensa? ¿Cómo puedes decir que el general Mena ha sido oportunista? ¿No es ahora cuando se está debatiendo el Estatuto catalán? ¿Cómo puedes decir que no expresa el sentir de sus subordinados? ¿Acaso tú lo conoces mejor desde Bruselas, en un cuartel general internacional? ¿Cómo puedes decir que ningún subordinado puede decir a un teniente general en la actualidad lo que piensa? ¿Es acaso ése tu estilo, no decir lo que piensas a tus superiores? ¿Es bananero alertar del peligro de la división de la Patria y de tergiversar la Constitución? Me parece ruin y mezquino hacer leña del árbol caído, y más cuando este árbol, como he dicho anteriormente, es un caballero, un gran militar, y no se te olvide: todavía y para siempre un superior tuyo, que se ha jugado su puesto por decir algo que la mayoría de los militares en activo, en la reserva o retirados y muchos más españoles piensan, aunque sea políticamente incorrecto y a ti no te guste. J. A. Camacho. Coronel de Infantería en la Reserva. Lealtad Ante la situación actual, el teniente general Mena lo único que dice es lo que la gran mayoría de mis compañeros piensan. Lo dice de manera leal, públicamente, para que no se quede el informe de opinión en el cajón de la mesa del ministro, para que el común de los españoles sepa que sus Ejércitos darán lo mejor de sí mismos, con generosidad y lealtad, según nos dicta la Constitución que soberanamente nos hemos dado. Fernando La Calle Coloma, Coronel de Artillería (R)