Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 LUNES 9 1 2006 ABC Deportes Un Real Madrid con equilibrio y orden, pero sin chispa ni sal Superó en muchos tramos al Villarreal, aunque no tuvo mordiente JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Al Real Madrid no le da con esta leve mejoría para llegar a las alturas. Junta al equipo, se muestra algo más ordenado y tiene un cierto equilibrio entre líneas, pero todo lo hace a costa de perder alegría arriba, inventiva en la creación y poder de demolición en ataque. Guarda mucha ropa y eso le hace ser poco dañino. Esto, si tienes a Ronaldo, puede bastar, pero la enésima lesión muscular del brasileño esta temporada (pesan los kilos, no los años) dejó la capacidad goleadora del equipo en los pies de... Baptista, que en estos tiempos es más un armario de tres puertas que el jugador que deslumbró en Sevilla. Tuvo tres remates francos y en los tres estuvo lento, torpe y remiso, nada que ver con lo que se espera de él. El resto fue apañado por parte de los blancos. Con un Zidane muy recuperado más la ayuda de Guti, el Madrid controló el medio campo durante muchos minutos creando alguna que otra ocasión de gol, pero sin remate. El Villarreal es un gemelo del Madrid, le gusta tanto tener la pelota que cuando no la tiene sufre una barbaridad. Ayer los blancos se la quitaron durante muchos minutos y quedaron a expensas de lo que inventaba Riquelme, que fue mucho y bueno durante la primera mitad, pero insuficiente para desequilibrar el encuentro, que se mantuvo en una continua balanza. El ritmo fue excelente en la primera mitad. Una autopista de doble sentido que dejó buenas impresiones en ambos equipos. Los dos gozaron de llegadas, pero vaciaron sus cargadores en ambas frontales del área con tiros des- VILLARREAL REAL MADRID 0 0 Villarreal (4- 4- 2) Viera; Javi Venta, Gonzalo, Peña, Arruabarrena; Cazorla (Héctor Font, m. 83) Marcos Senna, Riquelme, Sorín (Calleja, m. 46) José Mari y Forlán. Real Madrid (4- 1- 4- 1) Casillas; Míchel Salgado, Woodgate, Sergio Ramos, Roberto Carlos; Helguera (Gravesen, m. 80) Robinho (Soldado, m. 75) Baptista, Guti, Zidane; y Ronaldo (Cicinho, m. 33) Árbitro Medina Cantalejo, del Comité andaluz. Tarjeta amarilla a Gonzalo, Helguera, Guti. Woodgate, Marcos Senna y Viera. no era tan notoria como había parecido en el primer tramo. Algunas cosas de Zidane y destellos de Guti, poco más. El resto, labor de hormigas, corriendo aquí y allí, tapando y cerrando huecos, pero sin chispa ni sal. Hay que ver cómo en ocasiones los equipos se van pareciendo a quienes los entrenan. Con Luxa, el Madrid dejaba una sensación de cierto caos con poder de demolición arriba, alegría sin control. Ahora, con López Caro- -un hombre trabajador y ordenado, un tanto apagado en sus salidas al exterior- -el equipo es así: trabajo colectivo con sacrificio de la brillantez individual. Inusual desgaste viados, errores en el último pase o lentitud en los metros finales. Para el Madrid fue muy mala noticia la lesión de Ronaldo, al que esperaba para que antes o después, con el dominio que estaba ejerciendo del partido, tuviese su oportunidad. Y Ronaldo no la hubiera fallado, pero Robinho, Baptista o Soldado cuando salió erraron una y otra vez. Por el brasileño salió Cicinho, que es un calco de Gento (salvando las distancias, claro) corriendo y meneando el trasero a gran velocidad. Hizo alguna que otra buena jugada, dejó una sensación agradable, pero nada más. Lo de tirar cohetes, para otra ocasión más adecuada. En la primera parte, el Madrid había sido algo mejor que el Villarreal. Y en la segunda fue el Villarreal el que jugó algo mejor que el Madrid. No lo suficiente para ganar, pero sí para dejar entrever que la mejoría madrileña En cuanto el Villarreal le apretó arriba, el Madrid perdió el control, no se desencuadernó debido a su armazón interno, pero se vio con claridad que, agotados Helguera y Zidane, ya no tenía las riendas del encuentro. Afortunadamente para los blancos, Riquelme jugó quince minutos más y se apagó definitivamente pagando, como el resto, el alto ritmo impuesto por el partido en la primera mitad. Así que el choque cogió la carretera hacia el punto muerto sin más pólvora en los bolsillos de ambos equipos, que llegaron a las áreas contrarias por inercia, al toque de trompeta y sin apenas elaboración, con mucho atropello y exceso de cansancio en las piernas, que ya no respondieron ante la exigencia poco acostumbrada de la presión inicial. El reparto final se antoja justo, si bien al Madrid le parecerá poco, porque necesita mucho más. Puntos, pero sobre todo, fútbol. ASI JUGARON VILLARREAL Viera: regular. Javi Venta: bien. Gonzalo: bien. Peña: regular. Arruabarrena: regular. Cazorla: regular. Senna: bien. Riquelme: bien. Sorín: mal. José Mari: regular. Forlán: mal. Calleja: regular. Héctor Font: sin calificar. El técnico: Manuel Pellegrini. Regular. Se esperaba más del equipo, pero pareció algo acomplejado ante el rival, con pérdida de identidad y, por ende, del balón. Lo mejor: Como siempre Riquelme, mientras le duró el gas. El equipo se defendió bien sobre todo por la labor de Gonzalo, que estuvo oportuno en un buen número de lances. Venta y Senna acompañaron bien. Lo peor: Poca determinación para acogotar al rival. Escasa pegada arriba, con Forlán desconocido. Debut de Cicinho y los dos técnicos dieron por bueno el resultado ABC VILLARREAL. Cicinho no fue titular, pero la lesión de Ronaldo le hizo entrar en el equipo antes, incluso, de lo que el entrenador blanco tenía previsto. Es el vigésimo cuarto jugador utilizado en lo que va de Liga y se movió por la posición de medio derecho, por delante de Míchel Salgado, aunque el lateral estuvo en muchos momentos a su misma altura en su afán por atacar también por esa banda. El técnico madridista, Juan Ramón López Caro, se mostró bastante satisfecho por el punto conseguido pero, sobre todo, por la imagen que dio su equipo: Nos hemos enfrentado a un equipo que juega muy bien al fútbol. Los dos equipos han tenido la valentía de ir a ganar el partido. He- ASÍ JUGARON REAL MADRID Casillas: bien. Míchel Salgado: regular. Woodgate: regular. Sergio Ramos: bien. Roberto Carlos: regular. Helguera: regular. Robinho: regular. Baptista: mal. Guti: bien. Zidane: bien. Ronaldo: mal. Cicinho: regular. Soldado: regular. Gravesen: sin calificar. El técnico: Juan Ramón López Caro. Regular. El equipo ha mejorado en aspectos colectivos, pero ha perdido en creatividad y alegría. Arriba no tuvo pólvora. Lo mejor: Buena labor en el medio campo de Guti y, sobre todo, de Zidane, que parece bastante mejorado. De hecho, fue el que más disparó y creó peligro. Control del choque en la primera mitad. Lo peor: Arriba nada, con nula labor de Ronaldo y Baptista. Poca fantasía. mos visto a un Real Madrid bien colocado, buscando siempre hacer un trabajo ofensivo, con calidad y orden para tener ocasiones de ir adelante. Creo que se ha visto un buen espectáculo, pero en los metros finales nos ha faltado un poco de acierto. Debemos exigirnos más porque el Real Madrid debe de ganar. Es por eso que estamos algo fastidiados Pellegrini, técnico del Villarreal, dio por buenas las tablas al decir que estoy satisfecho porque el empate es la realidad del partido. Si hubiésemos sido muy superiores no estaría contento, pero cuando ves que no puedes imponerte, el empate es bueno. El encuentro estuvo parejo, equilibrado, y los dos dispusimos de buenas ocasiones