Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid LUNES 9 1 2006 ABC Unos narcos hieren de un tiro a un toxicómano en Las Barranquillas C. H. MADRID. El español de 37 años José J. G. con 16 antecedentes por robo, fue alcanzado ayer por un disparo cuando salía de Las Barranquillas. El hombre ingresó en estado moderado en el Gregorio Marañón. Todo apunta a un ajuste de cuentas por una deuda de drogas. Los hechos ocurrieron a las 15.34 de la tarde, cuando la víctima se disponía a abandonar el lugar a bordo de un Seat Ibiza. A la altura del Camino de la Magdalena, otro vehículo le alcanzó y le pidió que parara. Cuando José lo hizo y bajó la ventanilla, le descerrajaron dos disparos. Sólo le alcanzó uno en el brazo, con orificio de entrada y salida, y que no le afectó al hueso. El otro se le quedó en una manga. Fue atendido por el personal de una narcosala cercana, y el Summa- 112 le trasladó después al hospital. Identificó a sus agresores como miembros de un conocido clan de narcos Peligrosa travesía por la nieve en chándal Un excursionista es rescatado en La Pedriza tras diez horas de búsqueda b El joven, que iba solo, llevaba un mapa y el teléfono móvil como único equipo; vestía zapatillas y ropa deportivas y un jersey. La nieve llegó a cubrirle por la cintura CARLOS HIDALGO MADRID. A L. H. de 24 años y vecino de un municipio del sur de la región, no se le ocurrirá volver a salir de excursión a la sierra, en pleno enero, sin brújula. Ni altímetro. Ni brújula. Sólo un móvil. Y, probablemente, vestirá algo más que un chándal, jersey y zapatillas de deporte. Semejante inconsciencia le podría haber costado la vida, de no ser por la pericia de los servicios de rescate que participaron, durante diez horas, en su desesperada búsqueda por la Sierra de Guadarrama. El chaval salió el pasado sábado temprano de su casa. Tomó el autobús y, a las diez de la mañana, apareció en la localidad de Manzanares el Real. Iba solo. Sus compañeros excursionistas sólo se atrevían a acompañarle en las hazañas menos complicadas; nada que ver, claro está, con lo que planeaba: pretendía llegar hasta la Bola del Mundo. Desde el mencionado municipio entró en La Pedriza caminando. Y llegó a la zona de Cuerda Larga, donde acababa de caer una copiosa nevada. Eran las cinco de la tarde. De repente, L. H. se sintió perdido, desconcertado; el miedo se hizo presente a la par que la densa niebla que le cubría. ¿Dónde se hallaba? ¿Cómo podría salir de allí? En ese momento, recordó que llevaba encima el teléfono móvil, con el que se puso en contacto con el 112. Me he perdido; creo que estoy cerca de la Bola del Mundo avisó. Los efectivos del Grupo Especial de Rescate en Altura de los Bomberos de la Comunidad (GERA) se pusieron rápidamente manos a la obra. Instalaron su puesto en una zona de La Pedriza, y luego se incorporaron a la búsqueda otros once efectivos, así como ocho de la Cruz Roja de montaña, tres de la Guardia Civil y algunos más de Protección Civil de Moralzarzal. Se desplegaron en diversas patrullas. Finalmente, sobre las dos y media de la madrugada, y tras unas 10 horas de búsqueda, dos El hombre atracado en el Metro sigue en estado grave, aunque estable ABC MADRID. El hombre de 53 años que en la madrugada del sábado cayó a las vías del Metro después de perseguir a tres menores marroquíes que le acababan de atracar, Miguel Ángel Castro Prieto, de 52 años, continúa ingresado en el Hospital Gregorio Marañón. Su estado es estable dentro de la gravedad de sus heridas, informa Efe. El hombre ingresó con una doble fractura de la base del cráneo y una fuerte hemorragia cerebral. Miguel Ángel se recupera de las lesiones en el área de Reanimación Postoperatoria del mencionado centro sanitario, y no se teme por su vida, aunque los médicos estarán vigilando su evolución durante los próximos días. Tres especialistas del GERA, durante la dura búsqueda del excursionista COMUNIDAD Llegó un momento en que al móvil, único medio de enlace con el chico, se le terminaba la batería Cuando los efectivos desplegados le encontraron, sufría hipotermia y paralización muscular efectivos del GERA encontraron al joven en la Loma del Pandasco, entre la Bola del Mundo y la Cabeza de Hierro. Se encontraba nada menos que 2.240 metros de altura, donde el mercurio bajó hasta los 8 grados bajo cero. En algunos tramos, la nieve llegó a cubrirle por la cintura. El rescate no estuvo exento de difi- cultades. De hecho, el único medio de comunicación con el excursionista era su teléfono móvil, al que sólo quedaban minutos de batería, por lo que los efectivos desplegados le pidieron que lo apagara y sólo lo activase cada hora, momento en que se pondrían en contacto con él. Los calcetines, bloques de hielo Así fue cómo el chico fue descendiendo altura y pudo ser rescatado. El frío y el cansancio le impedían caminar, pero al final pudo ser localizado, aunque sufría hipotermia, paralización y dolores musculares en las piernas, informaron fuentes de Emergencias 112. Cuando le quitaron los calcetines, éstos parecían bloques de hielo. Los profesionales que le encontraron lograron bajarle hasta los 1.800 metros de altura, para después llevarle en un todoterreno al puesto de mando. Fue atendido en el centro de salud de Moralzarzal, y de allí, llevado al Hospital de La Paz, donde ayer mismo se le dio de alta.