Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 DOMINGO 8 1 2006 ABC Madrid El MoMA de Nueva York elige tres obras de la EMV para su muestra sobre nueva arquitectura Mirador, Caja Mágica y los pisos de Mayne en Carabanchel representarán la imagen del futuro Madrid exposición consideran que el boom de la construcción ha convertido a la capital, y a España en general, en sede internacional del diseño MIGUEL OLIVER MADRID. El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) ha seleccionado tres obras de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) para una exposición que se inaugurará el 12 de febrero y que permanecerá abierta hasta el 1 de mayo. La muestra, que se abrirá bab Los organizadores de la jo el nombre de Nueva Arquitectura en España recogerá las obras de nuestro país que han aportado nuevos conceptos e ideas. En definitiva, todas aquellas que han dado un paso adelante a la hora de abrir una ventana a la arquitectura del siglo XXI. El Edificio Mirador de Sanchinarro del estudio MVRDV, la Caja Mágica de Dominique Perrault y las viviendas sociales que ha proyectado Thom Mayne en Carabanchel son las obras de la EMV elegidas por el museo para explicar la importancia que la arquitectura está cobrando en nuestro país. El boom de la construcción- -afirma la oficina de Comunicación del MoMA- -ha permitido a España crearse un nueva imagen. Tras incorporarse en 1986 a la Unión Europea, el país ha invertido miles de millones de euros en la construcción de nuevas infraestructuras. También se han levantado equipamientos culturales, museos, auditorios, palacios de congresos y estadios a lo largo de toda su geografía, lo que ha convertido al país en una tierra fértil para los mejores arquitectos del mundo Experimentación y excelencia El famoso museo de arte moderno, cuyas instalaciones se encuentran a pocos metros de la Quinta Avenida neoyorkina, considera que España se ha convertido en los últimos años en sede del diseño internacional, la experimentación y la excelencia La exposición contará con 53 obras divididas en dos áreas: en construcción y proyectos. Todas ellas reflejan las características geográficas, generacionales y la diversidad de la nueva ola de la arquitectura nacional Los organizadores se han propuesto seleccionar la más amplia muestra de lo que se está construyendo actualmente en nuestro país. Desde un rascacielos de una gran ciudad (como es el caso de la Torre Agbar de Barcelona, obra de Jean Nouvel) hasta una capilla rural (en Valleacerón, Ciudad Real; de Sol Madridejos y Sancho Osinaga) Tanto Madrid como su ayuntamiento son la ciudad y el organismo público que más proyectos exhibirán en la sexta planta del MoMA. Además de las tres obras propiedad de la EMV, la región estará representada por otras cuatro: el Parador de Alcalá de Henares (obra de María José Aranguren López y José González Gallegos) la Casa Levene en San Lorenzo de El Escorial (Eduardo Arroyo) la ampliación del Centro de Arte Reina Sofía (Jean Nouvel) y la nueva terminal del aeropuerto de Barajas (Richard Rogers y el Estudio Lamela) Un hito de referencia El Edificio Mirador, que se levanta en el nuevo barrio de Sanchinarro, se ha convertido en una referencia de la zona. Un hito que a diario recibe a estudiantes y amantes de la arquitectura. Este tetris está estructurado en diferentes grupos de viviendas, donde cada uno de ellos se diferencia del resto por el color, textura y materiales empleados para construirlo. La Caja Mágica, por su parte, se ha convertido en la propuesta más vanguardista de Madrid. Un centro de tenis que acogerá tres pistas indoor y que estará rodeado por otras 27 pistas descubiertas. El complejo podrá ampliarse o reducirse según la importancia de los eventos que vaya a acoger. Por eso su cubierta e interior están estructurados con paredes deslizantes. Está previsto que se inaugure en 2007. Las viviendas protegidas de Thom Mayne en Carabanchel son el tercer proyecto municipal seleccionado por el MoMA para su muestra. El reciente premio Pritzker (considerado el Nóbel de la arquitectura) se inspira en la naturaleza para proyectar estos 141 pisos sociales. Las cubiertas de los edificios serán de color verde y las azoteas de los unifamiliares están concebidas para que se puedan plantar arbustos. Estos treparían hacia los edificios en altura, ubicados al lado, para conformar un edificio ecológico. Edificio Mirador. Cuenta con 156 viviendas sociales distribuidas en 22 plantas. Destaca el gran agujero central (en la planta doce) que ofrece a los vecinos un jardín comunitario. Las circulaciones en el edificio son pequeñas calles verticales, para lo que se utilizan distintas combinaciones en la modulación, textura, color y materiales. (Estudio MVRDV) JAVIER PRIETO