Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional DOMINGO 8 1 2006 ABC El crimen organizado elige los asaltos a los chalés de lujo como una de sus prioridades Sólo en la Comunidad Valenciana se presentaron 500 denuncias el año pasado por este tipo de robos b Muchos empresarios que ya han sufrido un asalto en su vivienda, así como otros que temen sufrirlo, han optado por contratar seguridad privada DAVID MARTÍNEZ ALICANTE. El asalto al chalé de la familia de Vicente Ferri en Canals (Valencia) pone de manifiesto una vez más la creciente inseguridad que rodea a las viviendas unifamiliares, que se han convertido en el objetivo de unas bandas organizadas caracterizadas por su profesionalidad, el empleo desproporcionado de la violencia y un criterio selectivo a la hora de operar. El fenómeno de la inmigración ilegal ha favorecido la proliferación de estas bandas, cuyos miembros suelen llegar a España desde Europa del Este, el norte de África o Iberoamérica (Colombia y Venezuela, sobre todo) Según datos policiales, del centenar largo de bandas instaladas en la Comunidad Valenciana, unas setenta y cinco se localizan en Alicante; de éstas, cincuenta tienen su base al sur de la provincia. En sucesos como el de Canals los asaltantes no lo son por casualidad. De hecho, los investigadores han detectado cómo estas bandas han abandonado algunas de sus actividades clásicas (tráfico de drogas, proxenetismo... para concentrarse en el robo de chalés, lo que les proporciona pingües e inmediatos beneficios, y con menor riesgo. La tendencia se ha reflejado en la estadística: en 2005 se presentaron 500 denuncias en la Comunidad Valenciana por asalto a viviendas unifamiliares. Dos guardias civiles precintan el chalé de Ramírez Luna y Beatriz Ferri, en Canals de origen magrebí, la mayoría suelen estar integradas por europeos del Este, cuya presencia es muy habitual sobre todo en el sur de la Comunidad Valenciana. De hecho, la comarca de la Vega Baja (Torrevieja) ha sido escenario en los últimos años tanto de espectaculares desarticulaciones de bandas por parte de las Fuerzas de Seguridad como de brutales asaltos. Sólo en la comarca torrevejense se localiza más de un tercio de las bandas que se sospecha que han convertido Alicante en su territorio y en las que predominan las mafias rumanas tras haber logrado desplazar a las rusas. Obviamente, no se trata de un problema localizado en una determinada comarca. En la ciudad de Elche, con una alta densidad de viviendas de empresarios, también se han producido en los últimos meses sucesos de este tipo. Uno de los casos más llamativos ROBER SOLSONA Los delincuentes integrados en estos grupos aprovechan la experiencia militar adquirida en sus países lo sufrió el gerente de la marca deportiva Puma en febrero del pasado año. Cuatro encapuchados sorprendieron al empresario cuando llegaba a primera hora de la noche a su chalé en la localidad ilicitana, del que se llevaron 210.000 euros. Los asaltantes perpetran sus robos sin importarles que la vivienda esté ocupada cuando entran. De hecho, muchos de sus asaltos a chalés se realizan en presencia de los dueños, que en ocasiones son torturados si no acceden a su petición más común: la apertura de Ex combatientes No se trata de delincuentes comunes, sino de auténticas bandas de profesionales que saben dónde deben actuar para sacar el máximo rendimiento a sus acciones. Estos grupos, que suelen oscilar entre los cuatro y los ocho miembros, no tienen reparos en hacer un uso desproporcionado de la fuerza. Según un informe de Europol, son grupos fuertemente militarizados, ya que en la mayoría sus miembros son ex combatientes de sus países de origen. Las bandas organizadas se dedican a un amplio abanico de actividades delictivas, como la explotación sexual, el robo de vehículos de lujo, tráfico de drogas o blanqueo de dinero. Sin embargo, la modalidad del asalto al domicilio murcigleros ha cobrado importancia en los últimos meses, dada la elevada rentabilidad que se obtiene en pocos minutos si se escoge bien a la víctima. Como botón de muestra destaca la banda de diez asaltantes desarticulada en diciembre pasado en Benidorm: en treinta actuaciones, obtuvieron un botín millonario. Si bien existen numerosas bandas la caja fuerte. También es frecuente el uso de aerosoles narcotizantes con el objeto de mantener anulados a los inquilinos de las casas violentadas. Uno de los casos más sonados sucedió el verano de 2004, cuando un grupo mafioso secuestró y torturó a un empresario alemán en su residencia en Jávea para que revelara dónde escondía el dinero. El episodio se saldó con la muerte de la víctima del secuestro tras sufrir un infarto. Los empresarios que ya han sufrido un asalto en su vivienda y los que temen sufrirlo optan casi siempre por contratar seguridad privada. Esta necesidad de vigilancia revela la escasez de agentes especializados en este tipo de delitos. Si bien se producen periódicamente importantes operaciones contra el crimen organizado, lo cierto es que la situación desborda la capacidad operativa de estos grupos. El empresario de Canals prestará declaración a partir de mañana El empresario Francisco Ramírez, que el pasado miércoles mató a dos atracadores durante el asalto a su chalé en Canals, prestará declaración ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Xátiva- -encargado de la investigación- -a partir de mañana, según informaron fuentes judiciales. Agregaron que antes será necesario esperar a que la Guardia Civil concluya su investigación sobre lo sucedido. El propietario de la vivienda declaró el viernes ante la Guardia Civil en lo que se considera un procedimiento rutinario y habitual cuando existen víctimas señalaron fuentes de la Comandancia de Valencia, quienes reiteraron que el empresario no está detenido Por otra parte, continúa abierto un amplio dispositivo para localizar al resto de miembros de la banda que protagonizó el asalto al chalé, los cuales huyeron al oír los disparos. El suceso tuvo lugar sobre las 20.15 horas, cuando los atracadores saltaron el muro del inmueble, accedieron a la caseta donde viven su cuidador y un hijo de éste y, tras amordazarlos, se apoderaron de la llave de acceso al chalé. Una vez dentro, redujeron al matrimonio, lo amordazaron en el salón y registraron la casa, tras lo cual Francisco Ramírez accedió a subir con dos de ellos al dormitorio de la planta superior donde, al parecer, estaban las joyas y el dinero. Allí, el propietario cogió una pistola- -para la que tiene licencia- -y disparó a sus dos acompañantes ocasionándoles la muerte.