Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 1 2006 Nacional 15 EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN José Luis Rodríguez Zapatero y Pasqual Maragall, en el Senado durante el debate sobre el estado de las Autonomías EFE Zapatero quiere llegar al cónclave socialista del día 21 con un acuerdo sobre el Estatuto El presidente convoca a los barones en La Moncloa para asegurar la cohesión b Solbes presentará esta semana una oferta complementaria para desencallar la negociación de la financiación, en la que ha avanzado bilateralmente con Castells GONZALO LÓPEZ ALBA MANUEL MARÍN MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero quiere acudir al Comité Federal que el PSOE celebrará el día 21 con un acuerdo cerrado, al menos en los aspectos sustanciales, sobre el proyecto de nuevo Estatuto de Cataluña. De ahí que, aunque los trabajos en la ponencia parlamentaria no comenzarán hasta febrero- -enero es inhábil- el presidente del Gobierno señalara esta fecha como nueva referencia temporal para el pacto durante la recepción celebrada el viernes en el Palacio Real con motivo de la Pascua Militar. En la última reunión del máximo órgano del PSOE entre congresos, celebrada a comienzos de septiembre, Zapatero tuvo que emplearse a fondo para aglutinar al partido ante la confrontación abierta que el debate estatutario provocó entre el PSC y dirigentes de federaciones como Extremadura, Castilla- La Mancha o Madrid, a los que el líder socialista reclamó confianza en sus compañeros catalanes. Si no hay acuerdo, el debate catalán volverá a monopolizar el Comité Federal y, además, habrá terreno abonado para los reproches porque, en aquella reunión, Pasqual Maragall se comprometió a que el texto que se aprobara en el Parlamento catalán fuera políticamente Blanco dice que Maragall debe acercarse al Gobierno El secretario de Organización y Coordinación del PSOE, José Blanco, señaló ayer que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, debe buscar un acercamiento a la posición del Ejecutivo y no un mayor distanciamiento para cerrar un acuerdo que dé vía libre al nuevo Estatuto catalán. En cuanto a la actuación del presidente del Congreso, Manuel Marín, que no respaldó el planteamiento del PSOE para ampliar tres días el plazo de enmiendas, dijo respetar su independencia y autonomía No obstante, apuntó que un asunto de esta envergadura política a juzgar por el debate que ha suscitado en la sociedad y en los medios de comunicación, requiere de cierta flexibilidad y altura de miras y, además, ya nadie tiene dudas de que Cataluña no se definirá como nación Se admite que, no obstante, persiste la preocupación por la solución final que se dé a la cuestión clave de la financiación. Para intentar disipar esas dudas y para asegurar la cohesión del partido, Zapatero ha invitado a cenar el martes, en La Moncloa, a todos los presidentes autonómicos y secretarios regionales del PSOE, junto con José Blanco, Alfonso Perales y Alfredo Pérez Rubalcaba. En la anterior cumbre de estas características, celebrada en noviembre y sin presencia de Zapatero, se advirtió a Maragall de que puede haber Estatuto, o no porque el PSOE no admitiría la transgresión de ciertos límites y principios. Solbes y Castells buscan soluciones Para intentar desencallar la cuestión de la financiación, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, seguramente a través del secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, presentará esta semana una propuesta complementaria que, según las fuentes consultadas, sin alterar sustancialmente el planteamiento del Gobierno puede dar respuesta a las demandas del cuatripartito catalán, probablemente por la vía de la profundización en los espacios fiscales propios y del compromiso en inversiones públicas. El problema es que los partidos catalanes no quieren dinero en mano sino consolidar un nuevo sistema de financiación, y la cuestión pa (Pasa a la página siguiente) realista y jurídicamente constitucional En la dirección del PSOE se asegura que los barones del partido ahora están tranquilos porque las enmiendas presentadas por el grupo parlamentario han despejado algunas inquietudes